Blogia
La Voz de Gran Canaria

El pleito y la pandilla

El pleito y la pandilla JOSE A. ALEMAN

Chavanel le endilgó ayer a Adán Martín, aquí al lado mismo, una de sus supuestas cartas. La firmaba, no menos supuestamente, Mario Cabrera, presidente del Cabildo de Fuerteventura que hacía unas muy puñeteras reflexiones acerca de los silencios adánicos y las cuestiones que lo llevan de vez en cuando a romperlos.

Se quejaba Chavanel/Cabrera de la tranquilidad con que Adán se toma el asunto de las pateras, con sus muertos incluidos, mientras las arribadas se circunscriben a las tres islas orientales. Apenas le han arrancado alguna que otra queja formal por conducto reglamentario; para que no se diga que el nacionalerismo de CC es reivindicativo, Dios nos libre.

Pero, ya ven, apareció un barco a la deriva con doscientos y pico inmigrantes ante las costas de Tenerife y puso el grito en el cielo. Ha exigido inmediata entrevista con Zapatero para cantarle las cuarenta y no han faltado espesas consideraciones sobre la necesidad de blindar las Islas. Un poco más y deja chiquito a Ibarretxe. Todo bien acompañado por el orfeón ático que aún no había ni tarareado lo que ahora canta a grito pelado. Una vara distinta de medir constatable en los archivos y que avalaría la impresión que tienen muchos de que para ATI los problemas sólo existen cuando afectan también a Tenerife. Lo que ocurra en otras islas son cuestiones menores.

Como cabía esperar, los defensores habituales de Adán recurrieron al desacreditado truco de invocar el pleitismo para combatir las críticas. Ha sido éste, sin duda, buen recurso para cerrar bocas timoratas. Pero ocurre que también en Tenerife están hasta las narices porque saben que el falso nacionalismo de CC y la repetitiva apelación al pleito desvían la atención de la naturaleza íntima del Gobierno, que se corresponde a los intereses de la pandilla que lo detenta. Atribuir al pleitismo las críticas ofende las inteligencias de los isleños de cualquier isla.

No es, por supuesto, novedad que hay en Tenerife quienes no tragan por ahí. Los tinerfeños son los principales destinatarios de esa deformación de la realidad, simplemente, porque constituyen la despensa de votos de ATI, empeñada en continuar explotando el imaginario del enemigo exterior sin mirar su fecha de caducidad. Saben bien que ATI no es Tenerife y que todos los canarios, los tinerfeños también, padecemos solidariamente el peor Gobierno que han tenido las Islas. Un Gobierno que responde a los intereses políticos y empresariales que se han repartido el Archipiélago por parcelas de influencia. Los beneficiarios, un pequeño núcleo de dirigentes áticos, no todos y desde luego no sus bases, con el añadido de Mauricio y Soria de la parte grancanaria para conformar el esquema caciquil de dominio que nos ha caído encima. Lo del pleitismo es un mal chiste, visto lo que hay.

Tan poco le importan las Islas a la pandilla que mantiene a Mauricio y Mar Julios en sus consejerías, a pesar del rechazo rotundo de CC-Gran Canaria. Esta isla carece de voz en el Gobierno. Les ha importado menos la ruptura de esta fuerza política (en buena hora, todo debe decirse) que privar a un puñado de empresarios del ariete político, Mauricio, que les proporciona sabrosas ventajas.

En cuanto a Soria, lo fidelizó la pandilla prolongando la pésima gestión de las tres consejerías populares; de las que resulta especialmente lacerante, por su trascendencia en los estamentos sociales más débiles, la de Asuntos Sociales. Para no perder esas consejerías, Soria cedió a las presiones de Paulino Rivero contribuyendo a prolongar la crisis política de Lanzarote, por ejemplo.

Otros consejeros, en principio ajenos a la pandilla, son el conejero Lorenzo, titular de Política Territorial disminuida significativamente porque eso es bueno para los negocios; y el majorero Herrera, ninguneado, burlado y puteado en Turismo por su viceconsejera, la sin par Pilar Parejo, que no necesita presentación. Venirnos a estas alturas con rollos pleiteros en defensa de la panda es ingenuo. O malvado. Táchese lo que no corresponda.
....................................................................................................
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres