Blogia
La Voz de Gran Canaria

El gofio irrumpe en las aulas

El gofio irrumpe en las aulas

Un centenar de alumnos del IES Santa María de Guía comparte un desayuno saludable y canario

Javier Bolaños

Decaimiento, falta de concentración, bajo rendimiento en el aprendizaje, baja capacidad de expresión y de memoria, creatividad y de resolución. Estos son algunos de los síntomas que presentan los estudiantes que acuden a clase sin antes haber desayunado. Y es un problema, que según reconocen los profesores, es cada vez más frecuente. Entre otras razones, porque los niños han perdido la práctica de esta primera comida del día y porque cuando se levantan tarde no tienen tiempo para echarse algo a la boca. Otros, pese a comen por la mañana, son víctimas de una mala alimentación.

El instituto Santa María de Guía desplegó ayer su mantel y, con la ayuda de alumnos del módulo de cocina del propio centro, extendieron sobre la mesa gofio para echar en la leche, magdalenas de gofio con almendras y yogur, junto a mermeladas de mango, batidos de papaya y fruta natural para cumplir con una dieta sana.

Paula Moreno (11 años) reconoce que prefiere el gofio en los potajes antes que en lo desayunos, y opta durante el desayuno de ayer por el cacao y el pan. Mientras, su compañero Pedro Suárez (12 años) no para de degustar todo lo que se encuentra, desde el yogur hasta la fruta, además del gofio, que siempre prefiere que sea de millo.

El proyecto combina la alimentación sana y equilibrada con una muestra de la cultura gastronómica canaria. Como complemento se desplegaron tres carteles que muestran la importancia del gofio en la cultura alimentaria de las Islas y sus ricas cualidades, al contener hidratos de carbono, minerales y diferentes vitaminas. Y para ello cuentan con la colaboración de los molinos de los barrios de Becerril, La Atalaya y Montaña Alta.

Cerca de un centenar de alumnos de primaria y secundaria tomó parte en esta actividad, que se inició con una breve charla didáctica y luego con la degustación, además de entregarse un folleto ilustrativo en el que se insiste en que "el desayuno es la comida más importante del día; no te lo saltes", que "hacer bien esta comida es indispensable para tener ánimo y energía; para jugar; para trabajar; para rendir en los estudios" y, por último, que "los niños que no desayunan son más apáticos y tiene un menor rendimiento escolar".

Luis Falcón resalta que la experiencia gastronómica pretende concienciar a los estudiantes, pero que también debe ser extensible a sus padres, que deben ser copartícipes de fomentar el desayuno. El profesor recalca que uno de los grandes males es que los alumnos optan por la bollería industrial, chocolatinas y por bocadillos a media mañana, lo que no cubre sus necesidades reales.

Dentro las actividades paralelas, el centro promueve actividades lúdicas para dar a conocer las ventajas del gofio y la cultura tradicional, con puzzles, libros y marcadores. Y próximamente celebrarán una caminata hasta el centro de alfarería de Hoya Pineda.

La Provincia, 16-10-2013

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres