Blogia
La Voz de Gran Canaria

Memorias de Mestisay

Memorias de Mestisay

Veinticinco años es mucho tiempo en el tránsito creativo de un grupo musical. Mestisay, formación grancanaria que se mantiene en activo desde los primeros años 80, cuenta las horas para celebrar en compañía de unos 40 músicos canarios y un puñado de amigos, el concierto especial de fin de año que la Fundación Auditorio ha organizado para el próximo jueves 29.
..................................................................................................

Un espectáculo de encargo, 25 años. Toda una vida, con el que el proyecto que ahora defiende Manuel González y Olga Cerpa hará un ejercicio antológico a través de las canciones más emblemáticas de su repertorio. "Nos parece estupendo, y no porque nos toque a nosotros ahora, sino por el esfuerzo de producción del Auditorio y que lo ponga en manos de artistas canarias", explicaba ayer Manuel González en una conversación telefónica con este periódico desde su domicilio madrileño.

Nostalgia

"Este tipo de proyectos tiene un peligro, la nostalgia. La excusa eran los 25 años y yo quiero reivindicar esa efeméride, de recuperar nuestra pequeña memoria, que son las canciones". Para montar este espectáculo, cuyos ensayos darán comienzo esta semana, González y Cerpa contarán con el concurso de unos 40 músicos, entre ellos la Parranda de Cantadores y los timplistas grancanarios Totoyo Millares y José Antonio Ramos.

La elección de las piezas que conforman este espectáculo que será editado en unos meses con un DVD del concierto (además de disco con rarezas y directos inéditos que se regalará al comprar las entradas) no ha sido fácil. La discografía de Mestisay es amplia, al igual que los distintos palos de estilo en los que se ha movido el grupo entre la música popular, el pop que alumbró su segunda etapa ya con residencia en Madrid, y el cancionero de las dos orillas con el que han dado lustre a sus últimos trabajos. Taifa (1981), Sirinoque (1983), El romance del corredera (1985), Canciones de fiesta (1986), Más al sur (1988), La maleta (1988), Canciones de las dos orillas (1989), El cantar viene de viejo (1992), La rosa de los vientos (1996), Viento de la isla (1998), y los más recientes Canciones del sur (2003) y Poeta en la isla, que será editado el próximo año, entre otras producciones como La noche de Canarias y Querido Néstor, y colaboraciones, conforman una trayectoria de largo recorrido.

"Hay canciones que se descatalogan solas porque fueron experimentos fallidos en su momento y otras que caen por su propio peso porque la gente las quiso, las cuidó y las hizo suyas; y también algunos caprichos míos y de Olga Cerpa", subraya Manuel González.

Este espectáculo supone, además de ese ejercicio de revisión antológica, un punto de inflexión en la carrera futura de Mestisay. "Claro que marcará una inflexión", dice el músico y compositor. "Tenemos proyectos que depende de factores no sólo creativos". Según cuenta, su penúltima producción Canciones del Sur "nació por las ganas de limpiar los excesos que produce una banda y las dificultades que da una situación como la nuestra; nos inventamos un espectáculo con el que llevamos dos años y ahora vamos de gira por nueve ciudades de Europa". El cuerpo pide otras cosas y como bien apunta, "el deseo sería retomar un disco con canciones nuevas".

En todo este tiempo, Mestisay nunca había hecho una revisión de su otra de esta magnitud, y menos en directo. "Nunca me han gustado los discos en directo, salvo algunas excepciones, y la experiencia del pasado año con Poeta en la isla me ha reconciliado con el directo", dice. "Si el próximo suena igual, sería magnífico".

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres