Blogia
La Voz de Gran Canaria

Gran Canaria nos duele

Gran Canaria nos duele

Nicolás Díaz

En una noche de los últimos carnavales, en el parque de Santa Catalina, nos encontramos amigos y compañeros de colegio que hacía mucho tiempo que no nos veíamos. Todos de distintas ideologías y profesiones y cosa rara, vernos en El Derbi, ya que ya casi nadie se acerca por allí y menos en carnaval (otro lugar mítico que ha desaparecido prácticamente). Bueno, pues entre copa y copa y antes del momento de la exaltación de la amistad, empezamos a hablar de nuestra querida Capital y de la Isla de Gran Canaria en general. Por cierto, todos cuarentones y algún que otro cincuentón, tanto ellas como nosotros, aunque las niñas no tienen edad y se conservan igual de guapas, como siempre.

Todo empezó cuando yo dije, ¿se acuerdan “niños” cuando El Derbi en carnavales era el lugar que nadie se podía perder, cuando era un verdadero espectáculo que incluso veníamos con nuestros padres a tomar algo y con amistades de pa’fuera?, añadiendo: creo que aquí tuvo lugar la primera gala Drag-Queen sin escenario ni presentadores. "Es cierto", dijeron todos. Alguien, que no recuerdo con certeza, si lo recordara no sería carnaval, también nos comentó la desaparición de la terraza del Club Náutico, y de El Mogambo, y del Toca-Toca y que ya casi nadie va a Los Rogelios, con lo buenas que son sus tortitas de Carnaval. ¿Es que no ha habido cambio generacional?, ¿o es que estamos viejos a los cuarenta y tantos?. ¿Que ha pasado, que pasa?. Mi querido amigo Fernando, Nando para todos, hizo la pregunta del siglo: ¿Cuándo se jodió Perú, Zavalita?.

Y enseguida entendimos lo que quería decir, no por que en conjunto seamos grandes lectores de Vargas Llosa, sino por que Gran Canaria a todos nos duele y no hubo necesidad de más explicaciones. Gracias a los sacrificios de nuestros padres, casi todos nos fuimos a la península o incluso al extranjero a estudiar la necesaria carrera universitaria. ¡Cuantos esfuerzos costó tener universidad en la Isla!, ¿Se acuerdan de la manifestación? Trescientas mil personas en la calle exigiéndola y encima no salimos en el libro Guinness de los Records, ¡manda castañas!. "Yo no conozco un caso igual", apuntó Pino que estudió farmacia en Granada.

¿Ustedes no creen que aquí en Gran Canaria en los últimos decenios, demasiados, todo se nos pone cuesta arriba, como una lucha contra los elementos, como una carga de sacos de papas de los Altos de Guía, que nos duele?. En esto, una mascarita nos distrajo por unos instantes, una mascarita de las que ya no hay, muy simpática ella o el, cosa que agradecimos para poder pedir otra copa. Enrique, que siempre fue el mas sensible y mas profundo de todos, nos empezó a recordar como era el parque en los años 60 y 70 hasta los 80, como un universo multicolor y cosmopolita reunido en lo que algunos llaman plaza y que nosotros seguiremos llamando parque. Los hippies, los pintores,(¿Cuántos retratos pintados en el parque habrá por esos mundos de Dios?), los vendedores, Lolita Pluma, los turistas, los calamares de El Guanche, la tarta de manzana de los alemanes etc….

¿Cuando se jodió Gran Canaria, Zavalita?. "Pues yo creo que desde lo del tren vertebrado de la Avenida Marítima no levantamos cabeza y vamos cuesta abajo, marcha atrás y sin frenos", recalcó Pedrito vestido de diosa del Olimpo, mientras se fumaba su típico puro de las cajas que se compra siempre que se va a La Palma por trabajo. "No hombre, el origen de todos nuestros males viene del famoso “pacto de las Cañadas”, ahí lo perdimos todo". "Sí claro", cantamos al unísono los demás, estando de acuerdo con las palabras siempre sensatas y bien documentadas de Pepe, invariablemente tan bien informado en cuestiones de historia de las islas. "¡Si Domingo J. Navarro, López Botas, León y Castillo, el doctor Chil, Matías Vega, Ramírez Bethencourt, Franchy Roca, Mesa y López, y otros muchos se despertarán!". Como decía Platón, “a los persas que eran los jefes de Asia y que iban a esclavizar a Europa, los detuvieron los hijos de este país, nuestros padres, de lo que es justo y necesario es que recordándolos, en primer lugar, elogiemos su virtud”.

Hemos tenido tres ministros en los gobiernos de las últimas décadas, y nada de nada,(si otros hubiesen tenido tal suerte) desde luego, ¿de que nos ha servido?. Entre trago y trago y entre disfraz y disfraz, a cual más original, sobre todo a esas horas de la noche, creo recordar que Maricarmen, ya madre de tres hijos, nos rememoró los tiempos en que Las Palmas de Gran Canaria era pionera en todo. El primer campo de golf de España, el primer supermercado, los primeros restaurantes chinos, el comercio floreciente de los puertos francos, las tiendas de pieles, los famosos comercios indios, los primeros hoteles de 5 estrellas (de 5 solo queda uno, por cierto, sin mucho mérito para tantas estrellas) el turismo de calidad, la sala de fiestas Alta Vista. Hasta el Corte Inglés, que hace ya treinta años apostó por Las Palmas...

Inmediatamente todos nos acordamos de los días que pasábamos en el desaparecido Palacio del Hielo. "¡Aquellos sí que eran empresarios con iniciativas!" exclamó Cristina, mientras daba buena cuenta de unas almendritas con su gin-tonic de rigor. "¡Quien se pudiera comer ahora un perrito caliente de los de antes, cuando en la península no sabían ni lo que era¡." ¿Cuándo se jodió Gran Canaria, Zavalita?. "Llevamos unos decenios en manos de “flojos castrados”", gritó Pablo ya que la música sonó en ese momento más alta de lo habitual, copiando las palabras de Schiller al hablar de la degradación social de su época. Así las cosas, la noche carnavalera transcurría, por cierto, mucho menos carnavalera que otros años. Se llegó a hablar hasta del mono Felipe cuando la ciudad contaba con un Zoo y de cuando aterrizaban los jumbos y el concorde en Gando.

Yo mismo tomé la palabra y mencioné lo que nos cuestan las cosas en nuestra bendita Isla. Necesitamos plataformas para todo, ¿recuerdan la plataforma pro circunvalación?. Sí, habrá que crear otra para la autopista del norte. ¡Vaya atascos tercermundistas!, y para la vía a la Aldea, y para que terminen las casas consistoriales en Vegueta, ¿y que me dicen del teatro Guiniguada?, ¿y de los castillos de La Luz y Mata?, ¿y de la plataforma pro-Hospital del Pino?.

Gran Canaria nos duele y nos pesa, todo requiere un esfuerzo sobrehumano. Ya todos un poco cansadillos empezamos a pensar en los churritos con chocolate que nos esperaban pero, para colmo de males, no encontramos ni una churrería abierta y eso que eran las 5 de la mañana y carnaval. ¿Se han dado cuenta de que Las Palmas ha perdido toda su vida nocturna?. A la una ya está todo cerrado. ¿A dónde ha ido a parar aquella ciudad que no dormía?.

Despidiéndonos ya, delante del mercado central y sin nada calentito en el estómago, decidimos que el año que viene haríamos nuestro carnaval alternativo y recuperando el carnaval de día, ¡que éxito la casa de La Palma con el día de los indianos¡. Por cierto, desde que abran el parador de La Cruz de Tejeda organizamos un fin de semana, aunque tal cual pintan las cosas, se pondrá viejo antes de la reinauguración, pero total hemos esperado 25 años. !Que caiga sobre los responsables “la cólera divina”!.

En un momento de lucidez, Antoñito, en un tono melancólico dijo, "la responsabilidad de todo esto y más, incumbe sin excepción a todas las instituciones sociales, desde los partidos políticos hasta los sindicatos, desde la universidad hasta la prensa", y gritó cuando ya estábamos medio dormidos: "¡Gran Canaria despierta, basta de “flojos castrados”¡". "¡Pero muchacho, si hasta la bandera la han quitado, y mira que hemos visto banderas, incluso mas grandes a lo largo y ancho de este mundo!". De esta manera, definitivamente nos despedimos hasta una próxima ocasión. Ya llegando a casa en taxi, otros cogieron la guagua, no estábamos para bromas, pensé: "¡Bendito carnaval , bendita noche y benditos amigos! por permitir hacernos la pregunta: ¿cuándo se jodió Gran Canaria, Zavalita?" y me dormí no solo pensando en la resaca del día siguiente, si no recordando las palabras de Jaeger: “¿Cuándo llegará el momento en que a uno de los contendientes que ha tomado demasiado del otro, se le quite el exceso y se le de a aquel que ha conservado poco?”. A buen entendedor... Buenas noches.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres