Blogia
La Voz de Gran Canaria

Vivir con la nariz tapada

Vivir con la nariz tapada

MARISOL AYALA

Es que te vires para donde te vires, la mierda te invade. La mierda, con perdón, de la corrupción, de los robos, de las trama en turismo, de los saqueos, de los marbellos, de un juez que recibe regalos de Roca, de los faycanes, de los eólicos, de los teresitos, de los Marcos incomparables, de los poceros, de los novios beneficiarios, de las insultantes fortunas que con habilidad y caradura han acumulo a golpe de chantaje lo más bajo de la sociedad... No hay respiro. He de reconocer que ando en ese momento de la existencia en el que el hastío y la repugnancia se sienta casi diariamente a mi lado. ¿Vergüenza?, pues sí. Vergüenza de que los vecinos de Telde no se manifiesten porque se preguntan para qué; vergüenza de que el presidente de la Unión Deportiva Las Palmas, Ramírez creo que se llama, insulte sin ton ni son a la prensa que no le baila el agua, de que los Reyes de Telde no lleguen de una vez con el carbón y las esposas y que, definitivamente, levantes una alfombra y los sacos de miseria se amontonen. Lo siento, pero trabajar honradamente como trabajamos tantos millones de personas en esta país para hacerle frente a nuestra obligación de ciudadanos y conocer cómo se extiende el enriquecimiento de una partida de villanos, me indigna tanto o exactamente lo mismo que a usted, respetado lector. Hace semanas, meses, que las páginas de los periódicos tienen un monotema; la corrupción. Tramas, bloc de notas y huellas de delitos monetarios. Pasa que esos titulares, esas informaciones, las leen miles de personas que empiezan a familiarizarse ya con el contenido, pero las comentan y a otra cosa mariposa. Eso es a lo que yo creo que no debe acostumbrarse la ciudadanía. No puede una sociedad que cumple, que vive, que mira a su alrededor y ve indigentes; que pasea por la playa y ve a pobres que duermen entre barcas, mirar para otro lado.

Es ahora, en los renglones que falta para finalizar el comentario, cuando estaría bien escribir eso tan amenazante de "las elecciones están cerca y éstos se van a enterar". ¿De qué? No se engañen; voten a quienes voten éstos harán sus cambalache para seguir robando. Les recuerdo, sin ánimo de incordiar, que no hay un solo partido que escape. Sobrevivir tapándose la nariz es una salida.

Información de: La Provincia, 19-11-2006

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres