Blogia
La Voz de Gran Canaria

Los negocios de Guillermo Reyes

Los negocios de Guillermo Reyes

No sólo de cemento y bloques viven las empresas con amplio epígrafe fiscal, sino también de cualquier movimiento que pudiera o pudiese producirse en el ámbito de la perforación, el cableado o el concurso público con subcontrata a continuación. En un nuevo alarde de astucia, el concejal de Urbanismo de Telde, Guillermo Reyes, se ha agarrado al hecho -al parecer cierto- de que sus empresas no han colocado un solo bloque para pedir a su alcalde, Paco Valido, que le investigue. Dice Reyes que si le trincan con un bloque o con un saco de cemento en la mano, él mismo dimite y se marcha. Como adelantó este periódico antes de que saltara la polémica en Telde, el controvertido concejal es socio al 50% de Arte Pueyo, S.L. y de Promocan, entidad de la que llegó a ser incluso administrador único cuando ya era miembro de la Corporación, allá por 1999. Las dos mercantiles tienen un amplio epígrafe fiscal que incluye la promoción inmobiliaria y la construcción.

Guillermo Reyes ha explicado a este periódico que si en su declaración de bienes de 1999 no hizo constar su participación en esas empresas fue porque "en aquel momento no tenía mando" en el Ayuntamiento de Telde, es decir, no tenía capacidad para hacer negocio aprovechándose de su cargo. Asegura, además, que en su declaración de bienes de 2003, año a partir del cual ya tocó poder, sí hizo constar esos negocios particulares, pero insiste en no haberse beneficiado lo más mínimo de la cuestión. Sin embargo, Nueva Canarias ha pedido que el concejal sea destituido por el alcalde, más en aplicación del adagio aquel de la mujer del César y las apariencias que porque hayan detectado alguna irregularidad. Sin embargo, nosotros, de común ruines, sí hemos detectado algo extraño en Promocan.

La historia política de la ciudad de Telde no sólo se dilucida en los juzgados. Las emisoras de radio desempeñan un papel determinante, unas ejerciendo su labor de modo neutral, y otras a las órdenes directas de los presupuestos publicitarios municipales. En el primer apartado debemos inscribir a Radio Cibelio, donde en ocasiones se han dado cita los más acalorados debates teldenses. Uno de ellos se generó en febrero de 2005, cuando el concejal Antonio Santana, de Nueva Canarias, responsable de Hacienda en la etapa de Paco Santiago, dijo públicamente que la empresa Promocan, de Guillermo Reyes, adeudaba impuestos al Ayuntamiento por un cableado de televisión que realizó en el polígono del Valle de Jinámar. Santana decía apoyarse en un informe que nos consta que existe. Pero existe otro más, y nos explicamos.

Es verdad lo que decía Antonio Santana: con fecha 2 de junio de 2002, el jefe de la Inspección de Tributos del Ayuntamiento de Telde, Santiago Jiménez Cáceres, firmaba un informe en el que, entre otras empresas deudoras del Impuesto de Actividades Económicas, cita a Promocan bajo un enunciado en el que se puede leer "pendiente de la ordenanza número 26". Acompaña a Promocan la empresa Cabletelca, a la que se le asigna una deuda con las arcas municipales de 131.265,48 euros y de la que se dice textualmente que "posiblemente se cierre en conformidad en los próximos días". De Promocan se dice que está "pendiente de requerir para documentar el expediente y poder realizar la propuesta" de requerimiento de pago. Con esa información es con la que Antonio Santana acude a la radio, pero Guillermo Reyes se va al juzgado a denunciar al concejal, mas con otro informe en la mano.

El informe con el que Guillermo Reyes se va al juzgado es de tararí y no echar gota porque está firmado por el mismo funcionario, Santiago Jiménez, pero tiene fecha 6 de mayo, es decir, casi un mes antes de emitir el otro informe en el que coloca a la empresa del concejal en situación de morosidad ante el Ayuntamiento. En este informe se viene a decir que se archiva el expediente contra Promocan porque su alta en Actividades Económicas es de 2002 en el epígrafe 769 "a nivel nacional, y por lo tanto, es motivo más que suficiente no aparecer tributando por dicho impuesto en este municipio". Pero añade más: al haber desempeñado su labor de cableado en el polígono de Jinámar, que no está recepcionado por el Ayuntamiento, y hacerlo en las fachadas de los edificios, "se considera que dicha entidad no debe tributar". Entonces, ¿por qué aparece un mes después diciéndose justo lo contrario? ¿Llevó Guillermo Reyes los dos informes al juzgado para avalar su denuncia? ¿Alguien ha pedido una explicación al jefe de la Inspección?

Pues sí, sí ha habido una persona que ha preguntado al funcionario en cuestión a qué vienen esas contradicciones. El que preguntó fue el concejal Antonio Santana, que todavía a estas alturas sigue sin salir de su asombro, porque Santiago Jiménez le contestó que el informe de fecha 6 de mayo con firma imposible lo confeccionó por petición expresa del interventor municipal, Enrique Orts, esposo de Toñi Torres y uno de los imputados en la Operación Faycán. Con esta respuesta tan pintoresca, Santana se dirigió a Orts a reclamarle una explicación, quien le dijo que encargó el informe a Cáceres porque se lo había pedido Guillermo Reyes, que lo necesitaba para irse a la radio a pontificar sobre su honorabilidad, y tal y cual. Con los informes en los juzgados, veremos a ver qué pasa.

Siempre nos ha parecido Guillermo Reyes un tipo con muchas ocurrencias, unas más celebradas que otras, todo hay que decirlo. La última demuestra que, encima, le echa mucha guasa a la situación que vive Telde, porque ya nos dirán ustedes cómo se le ocurre a este buen señor pedir al alcalde, Paco Valido, que le investigue a ver si ha movido un bloque con alguna de sus dos empresas constructoras. ¿Valido investigando a sus concejales? Está bonito, cuando fue incapaz de investigar una sola de las sospechas que numerosas personas le hicieron llegar acerca de su compañera del PP Toñi Torres, o de su socia en el gobierno por el tercio de Ciuca Laly Sánchez, ambas imputadas en la trama del faycanato. Bien haría Valido en investigar, pero no a petición de los interesados y sólo de modo parcial, sino uno a uno a todos los que quedan sanos en el grupo de gobierno. De repente se entera de cosas que nosotros no sabemos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres