Blogia
La Voz de Gran Canaria

¡Pobre Guillermo Reyes!

¡Pobre Guillermo Reyes!

Decía el otro día Guillermo Reyes en la radio que él no tiene nada, que entró en la política con lo puesto y con lo puesto pretende marcharse. El gran inquisidor de la corrupción teldense, el que consiguió un gran éxito electoral en 2003 gracias a sus continuas denuncias de los supuestos atropellos del grupo de gobierno que encabezaba Paco Santiago, se muestra muy seguro cuando se le pregunta por corrupción o por su patrimonio personal. Si nos remontamos a 1999, efectivamente, nos encontramos con un Guillermo Reyes pobre de solemnidad, un sin techo, sin coche, sin ropa, sin un triste mendrugo de pan que echarse a la boca. Así se refleja en la Declaración del Registro de Intereses, incompatibilidades y bienes patrimoniales que el Ayuntamiento de Telde hizo cumplimentar a sus concejales. Entonces, Reyes entraba por la puerta de la oposición.

La verdad es que es muy probable que no mintiera Guillermo Reyes en la primavera de 1999, cuando afirmó estar in puris naturalibus, es decir, con una mano delante y la otra detrás. Pero lo cierto es que el Registro Mercantil refleja que ya el 13 de diciembre de ese mismo año, sin que se hubiera secado la tinta del bolígrafo con la que cumplimentó su declaración de bienes, se convertía en administrador único de la mercantil Promocan Agencia de Promoción Insular, S.A. Ese mismo día, la sociedad ampliaba su objeto social a la promoción, construcción, compra-venta, arrendamiento o explotación de cualquier título de parcelaciones, urbanizaciones, viviendas, apartamentos, chalets, duplex, locales comerciales, almacenes, naves industriales... Como para hacerse amigo del concejal de Urbanismo de entonces en Telde, donde tenía su sede social la compañía, justo en la misma calle donde vive el hoy hombre fuerte de AFV-Ciuca.

La verdad es que leyendo la declaración de bienes e incompatibilidades de Guillermo Reyes en 1999 dan ganas hasta de darle un euro para medio bocata. En todas las casillas donde se le preguntaba por actividades profesionales, causas de incompatibilidad, trabajos por cuenta ajena, muebles, inmuebles, valores mobliarios, participación en sociedades, depósitos, certificados, seguros de vida, coches, barcos o cualquier posesión terrenal, el concejal hacía constar de su puño y letra la misma y reiterativa contestación: "No posee" o "Ninguna". Así dijo en 1999 que entraba en política este médico de nombre Benito Guillermo, de 55 años en la actualidad. Pero no va a salir igual de la política, se lo podemos garantizar.

Pero no conforme con esa sociedad, nuestro concejal de Urbanismo favorito creó otra el día de San José de 2000 y le puso por nombre Arte Pueyo, S.L. Esta mercantil tiene sede en la Avenida de Canarias, de Vecindario, y como objeto social "la promoción, construcción, compra, venta, arrendamiento o explotación por cualquier otro título de parcelaciones, urbanizaciones, viviendas, apartamentos, chalets, duplex, locales comerciales...". Vamos, como para conocer al concejal de Urbanismo de Santa Lucía. O como para tener un socio hiperactivo que sea capaz de combinar la defensa del negocio con la del interés general sin despeinarse lo más mínimo y sin perjudicar a ninguno de los dos.

La sociedad Arte Pueyo, S.L., que no se dedica precisamente a la promoción de jóvenes valores de la pintura al óleo, la constituyó Reyes aportando 1.505 euros en compañía del sevillano Vicente Anselmo del Pueyo Caparrós, que aportó igual cantidad hasta completar el mínimo que se exige para las sociedades limitadas. Es decir, que cada uno de ellos tiene la mitad de la sociedad, en la que Pueyo figuraba desde un principio como administrador único. Pues bien, este buen señor es en la actualidad, junto a Miguel Jerez, asesor de Urbanismo de su socio y amigo Guillermo Reyes, concejal de la cosa en el Ayuntamiento de Telde. Hacemos votos por que en la próxima declaración de bienes o en su próxima entrevista radiofónica cuente más pormenorizadamente sus posesiones y ganancias este concejal que tan simpático nos cae.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres