Blogia
La Voz de Gran Canaria

El gran pintor Néstor traspasa fronteras

El gran pintor Néstor traspasa fronteras

Si hubiera nacido en Tenerife el mundo entero le conocería y admiraría hoy. Sin embargo, para desgracia de su genio y memoria, nació en Gran Canaria, donde su Cabildo y Ayuntamiento capitalino nunca se han tomado en serio una campaña mediática continua, a nivel nacional e internacional, para darlo a conocer y valorar -al igual que por ejemplo el grancanaro Pérez Galdós- en todo el mundo.
..................................................................................................

Y con ello perdemos todos. No sólo ese enormísimo genio que fuera Néstor Martín-Fernández de la Torre, sino también los grancanarios. Aun asi, con esa falta de política cultural que dé a conocer fuera de nuestra frontera insular a nuestros valores pasados y futuros nos llegan noticias que nos llenan de orgullo, como que el montaje operístico de L´elisir d´amore, producido por Amigos Canarios de la Ópera (ACO) para la temporada pasada, fue presentada en febrero de 2006 en la Ópera de Montecarlo, con gran éxito de crítica y público. Según recogen los medios procedentes del principado monegasco, los parisinos, los de la costa francesa y los italianos, sorprendió de forma poderosa la iconografía usada para montar la escenografía de la pieza operística basada en las creaciones pictóricas, folclóricas y paisajística de Gran Canaria creadas por el artista Néstor Martín-Fernández de la Torre (1887-1938).

La escenografía de esta ópera, firmada por el director artístico de ACO, Mario Pontiggia, gran artífice de rescatar el universo de Néstor, obtuvo ya grandes elogios en su estreno en el teatro Cuyás dentro de la edición XXXVIII de ACO. Con L´elisir d´amore hubo una gran expectación en la capital grancanaria por la presencia del célebre tenor Juan Diego Flórez, que efectuaba su primera experiencia en el rol de Nemorino.

La concepción escénica de Pontiggia aportó dosis de renovación en el montaje al lograr decir algo nuevo, tanto en lo musical como en lo escénico, de forma que no restó protagonismo a los cantantes o la historia. La apuesta escénica contó con la complicidad del público canario, conocedor de la obra de Néstor y abierto siempre a renovaciones artísticas si se hacen con acierto y no se desvirtúa el concepto general. Pero la cuestión era saber cómo se acogería la exportación del universo de Néstor a nivel internacional.

Pontiggia explicó ayer que a través de esta adaptación de la obra de Donizetti bajo la iconografía de Néstor se "ha logrado pasar con éxito del localismo al universalismo". El público de la Ópera de Montecarlo ha recibido con agrado y aplausos la propuesta escénica. "Artistas, críticos y público reaccionaron con interés por conocer la figura de Néstor y datos de la isla de Gran Canaria", explicó Pontiggia.

Para esta ocasión, la Ópera de Montecarlo editó en color, por primera vez en su historia, el programa de L´elisir d´amore, de Gaetano Donizetti, en el que se recogen fotografías de la escenografía basada en la pintura de Néstor, así como una instructiva biografía del artista. Otros teatros internacionales han mostrado interés por adquirir el montaje. Teatros nacionales como el de Mahón, en Menorca, uno de los más antiguos de España, acogerá también el montaje de esta ópera.

En esta ocasión, el Festival de Ópera de ACO realiza una labor indirecta -además del montaje musical- de promocionar el patrimonio artístico canario fuera de las fronteras insulares. "Es la exportación más pura de Gran Canaria", precisó Pontiggia, que agregó: "No me atribuyo nada, sólo cogí material de Néstor evidenciando algunos aspectos y elaborando otros citando su nombre". Para el escenógrafo de ACO supone "un orgullo compartir cartel con Néstor".

El director artístico de ACO confesó su fascinación por la "tendencia de reelaboración" de Néstor, una obra en la que empezó a profundizar en 1999. "Me interesa la mezcla entre su interpretación de las Islas Afortunadas y su estética modernista".

Antes de esta experiencia de Donizetti, Pontiggia trabajó ya con el imaginario de Néstor al utilizar para Carmen, de Bizet, un vestuario exactamente igual al realizado por el artista grancanario para los figurines del ballet El fandango del candil.

En la ópera L´elisir d´amore se recoge la iconografía de tres obras del pintor. El telón de boca, que sirve de presentación, adapta la pintura Fiesta canaria, donde brillan todos los elementos de Néstor. En este cuadro, que perteneció a una casa particular y, poco después, fue recuperado por el Museo Néstor, se observan las plataneras, las tomateros y aspectos del tipismo.

La segunda aportación fueron los bocetos del traje canario realizados por el artista y adaptados al vestuario masculino y femenino de la ópera. Así, el vestuario diseñado por Néstor para Don Giovanni fue mimetizado para hacer el vestuario del coro. El fondo del primer acto utiliza la imagen de la pintura con mujeres que llevan ánforas en la cabeza, matizado en su perspectiva al pasar de la verticalidad del cuadro a la horizontalidad de la escena. La imagen del Parador de Tejeda es utilizada, también, para reproducir los decorados laterales del segundo acto y un fondo desdibujado.

El Festival de Ópera desea seguir una línea de profundización en artistas locales, como ha ocurrido en la edición 2006 al contar con la aportación del pintor Octavio del Toro para la escenografía de Cavallería Rusticana y Pagliacci. "El arte exige siempre una reelaboración para avanzar", sentenció Pontiggia, que agregó: "Guste o no guste".

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres