Blogia
La Voz de Gran Canaria

Adiós, Adán, adiós

Adiós, Adán, adiós

IGNACIO GONZÁLEZ SANTIAGO

Era una noche de sábado, en el aeropuerto de Tenerife Norte. La gente se arremolinaba en torno a Idaira en la puerta de llegadas. Adán pasó como una exhalación entre todos, nadie le reconoció. Yo había ido a recoger a mi hijo que venía de Madrid. Adán se cruzó conmigo. Le saludé cortésmente, no me respondió. Su chofer, más educado, sí contestó a mi saludo.

Pues mira, Adán, seguiré saludándote cada vez que te vea, y criticándote cuando considere que no actúas correctamente, como ahora. Un buen presidente camina con la cabeza alta, saludando a todo el mundo, acepta la crítica de los demás políticos, sin enfadarse, cumple siempre su palabra, y se preocupa por los demás, no sólo por sí mismo. Tú, Adán, no eres un buen presidente, porque no saludas a nadie, te molestan las críticas, no tienes palabra y la gente te importa un pito. Y créeme que lo lamento mucho, porque yo sí soy un buen canario, y me gustaría que el presidente de todos los canarios nos representara mejor.

Las formas, Adán, no se pueden perder, sobre todo cuando se está en política. No sé si es que nadie se atreve a decírtelo o tú no los dejas, pero el caso es que, Adán, tienes un grave problema de relaciones sociales, y eso para un político es fatal. No sé si ya eras así, o has empeorado desde que dejaste la presidencia del Cabildo de Tenerife, pero debes cambiar, o pasarás a la historia de Canarias como el peor presidente que hemos tenido, y mira que algunos tampoco iban sobrados.

De lo que sí estoy seguro es que no lo haces adrede, porque nadie en su sano juicio lo haría tan mal, queriendo, así que te voy a dar algunos consejos de gente cercana a ti, que tú conoces bien, a la que puedes imitar, a ver si cambias. Saluda como Manuel Hermoso, que se saludaba hasta a si mismo cuando pasaba por delante de los escaparates, en campaña. Copia el talante de Antonio Castro que, desde que se metió en política, lleva treinta años sin enfadarse con nadie. Cumple siempre, como Ricardo Melchior, que es un político tan serio, tan serio, que cumple hasta lo que no puede, como el tranvía. Y sobre todo fíjate más en Miguel Zerolo, que se ocupa y preocupa de la gente, y por eso lo quiere todo el mundo, menos Guillermo Guigou.

En resumen, Adán, para ser un buen presidente, lo tienes fácil, sólo tienes que convocar a la Ejecutiva de ATI y no invitar a Paulino. Luego, y ya para nota, pregúntale a José Carlos Mauricio cómo consiguió que lo nombraras consejero de Economía y Hacienda y cómo hace para que no lo ceses, aunque te deje en ridículo un día sí y el otro también. Si consiguieras que te lo contara, entonces, Adán, serías el mejor presidente que haya tenido esta Comunidad. Pero me temo que no están las cosas como para pedirle favores a José Carlos ¿no?.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres