Blogia
La Voz de Gran Canaria

¿Otra estafa política?

¿Otra estafa política? ÁNGEL TRISTÁN PIMIENTA

Estaba en las predicciones de la meteorología política regional: no sólo no habría pacto de Gobierno entre CC y el PSOE, sino que los nacionalistas necesitarían un ´enemigo exterior´ sobre el que concentrar los ataques para desviar la atención de sus gravísimos problemas internos. Así ha sido, aunque hay que decir que durante un buen tiempo los estrategas de ATI, con la inestimable ayuda de otros expertos conspiradores, han mareado la perdiz, o sea, entretenido a Juan Carlos Alemán, con la misma técnica de las carreras de galgos: situando en la pista una liebre falsa movida por un artilugio mecánico. El señuelo fue, en este caso, la posibilidad de que el PSC acabara su travesía en el desierto, que siempre es agotadora, gracias a un cambio de pareja que dejaría a José Manuel Soria en la calle y sin gananciales. Esa alternativa produjo en algunos líderes socialistas el ´efecto gato encandilado´: permanecieron quietos, parados, cegados, por las luces de un coche que, finalmente, se les ha echado encima.

Mientras tanto la crisis se ha enconado en el interior de Coalición, a la vez que las encuestas predicen un aumento imparable, por ahora, de los votos de Zapatero. ´Nueva Gran Canaria- Nueva Canarias´, liderada por Román Rodríguez, ya busca oficialmente un hueco electoral, preferentemente en las circunscripciones de Las Palmas, pero con contactos en casi todas las Islas. Por lo tanto, y de acuerdo con los manuales de la guerra, y con los rudimentos del arte de fastidiar al prójimo como a ti mismo, era lógico que desde el ´núcleo duro´ de la alianza nacionalista se radicalizara el discurso antisocialista, como así está siendo, porque los trucos contables sobre los planes de infraestructuras ya aburren hasta a las ovejas con un eterno más de lo mismo. Unas obras públicas que no tienen las cuentas echas en casa como es debido,
y que tampoco reflejan las verdaderas necesidades sociales y económicas del Archipiélago. Las primeras voces del Gobierno
regional, pues, se han puesto a despotricar a coro, elevando el tono de las descalificaciones: el que no es idiota es un mameluco.

La policía autonómica es otro de los elementos de un supuesto desencuentro ´con Madrid´, si bien la verdad es que es en Canarias en donde radica la principal oposición a un modelo importado sin atender a las singularidades insulares y donde, los propios peticionarios, no se aclaran con lo que quieren. La propuesta elaborada por Lorenzo Olarte, que logró plantear algo serio, adaptado a las circunstancias regionales, pasó al olvido. Se metió en el archivo vertical. Lo único que ahora se manejan son populismos sin fundamento. Arengas patrióticas. Una decoración de cartón piedra, como el atrezo del Carnaval en Santa Catalina, preparada para las próximas y al parecer decisivas elecciones autonómicas en las que, según varios indicios estadísticos, puede darse la alternancia y volver a los tiempos anteriores a la tramposa moción de censura de Manuel Hermoso y los grupos taxi que, en efecto, consiguieron formar una flota de camiones.

Pero la obsesión de los ´duros´ del establishment nacional- popular es de tal magnitud que se arriesgan a poner en peligro el nuevo Estatuto, y a conseguir que Canarias quede descolgada del proceso general de reforma autonómica... porque no es técnicamente ni políticamente posible un acuerdo en el que no esté el PSC/PSOE, y los socialistas ya se han decidido a decirlo (más o menos claramente, porque Juan Carlos Alemán a veces parece de los montes de Lugo): no habrá consenso en las Cortes Generales si no se incluye un nuevo sistema electoral. Porque con el actual lo único que es
evidente es que, por mucha buena voluntad que se ponga, simplemente Canarias no está siendo posible; en Canarias hay una constante fuerza centrífuga que está impidiendo lo que sería uno de los fines sustanciales del marco autonómico: el equilibrio y la buena fe contractual.

Pero esto, a ATI y a sus socios más cerrados, más caciquiles, no le interesa. No están dispuestos a negociar una lista regional, ni tampoco a abrir las puertas para que haya más competencia electoral. Se encuentran cómodos y con derecho a prórroga en una situación que es en realidad una olla a presión. El ejecutivo, a pesar de los programas, se encuentra paralizado, neutralizado, subido al guindo de las abstracciones y sin más ideas que un creciente victimismo. La decisión de no admitir a trámite una propuesta de Ley socialista para modificar el sistema electoral hay que tomarla en un doble sentido: uno, obvio, que no quieren tocar el asunto, que más vale pájaro presupuestario en mano que ciento volando, y otra, que es un bofetón de ´pon la otra mejilla para repetir´ cuando se estaba en fase de negociación y ´talante´. Pero el talante, como gustan de repetir algunos tertulianos, tiene que ser por detrás y por delante, y viceversa. O sea, nada nuevo. La isla de Gran Canaria, que por su población y recursos generados es la principal damnificada, la que sufre
los mayores efectos de un corsé que fomenta el agravio y el saqueo ático, ya ha dado muestras de que algo comienza a revolverse en su interior.
....................................................................................................
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres