Blogia
La Voz de Gran Canaria

Tinerfeño, defiende tu sangre y lucha por ella

Tinerfeño, defiende tu sangre y lucha por ella Publicado en EL DÍA (Santa Cruz de Tenerife),
30 de mayo de 2004

M. A. Pérez Castellano

¡Hasta las entrañas de nuestra isla tiemblan de indignación!

El Gobierno de Canarias está publicando en estos días páginas completas, anuncios del banco provincial, donde se apela a la solidaridad de los ciudadanos para la donación de sangre. Aplaudimos esta iniciativa para paliar la escasez actual, cuyo descenso es evidente como consecuencia de haber centralizado en Las Palmas de G.C. las pruebas serológicas de la sangre donada en nuestra provincia.

Hasta aquí es todo lógico y normal, hechos y consecuencias, pero en ese anuncio falta puntualizar que cuando donamos sangre, que se almacena en dicho banco situado en la calle Méndez Núñez de S/C de Tenerife, se le extrae un tubito a cada bolsa de sangre donada que se envía a las Palmas de G.C. para analizarla y luego la vuelve a enviar en viaje de vuelta -barco o avión- al referido banco, siendo entonces cuando se podrá disponer de ella.

El Gobierno de Canarias, de forma prepotente, sin consultar con los técnicos correspondientes, nos ha despojado, una vez más, a Tenerife del centro hematológico del Hospital de la Candelaria para centralizarlo en las Palmas de G.C. Un centro que venía funcionando a la perfección y que ahora puede acarrearle serias complicaciones en sus intervenciones quirúrgicas, con riesgo para muchas vidas por cualquier fallo o negligencia en los suministros de sangre con tanto viaje de ida y vuelta, cuando antes no se movía de un único centro.

Hay intervenciones -por ejemplo, un transplante de hígado- que necesitan de 70 a 80 bolsas de sangre, si salen bien. Pero si hay complicaciones y es de noche y se necesitara más sangre, el banco está cerrado y allí sólo hay un vigilante. Además, la sangre, según el caso, tiene días de validez, el máximo 21 días, pero hay intervenciones, como las de médula, donde sólo vale la sangre del mismo día, así que no hay tiempo material para extraer la sangre, enviarla a la Palmas de G.C. para analizarla y esperar a que venga de vuelta.

Actualmente, muchas personas que van a operarse se acogen a la autotransfusión, es decir, se extraen de su propia sangre las bolsas previstas para la intervención, que también hay que enviarlas a las Palmas de G.C., para que la analicen, y otra vez viaje de vuelta al banco provincial, y de allí al hospital con su previo visto bueno. Podría suceder como ya ha sucedido, según denuncia de dos pacientes publicada en EL DÍA (20-05-04, pág. 33) y entrevistados por la cadena COPE, que, después de extraerles su propia sangre para la autotransfusión, la desecharan por no haberla conservado en sus viajes de ida y vuelta a la temperatura adecuada.

¡Qué riesgos innecesarios cuando tan bien venía funcionando el centro del Hospital de la Candelaria!

Allí se donaba la sangre, se analizaba y se utilizaba, que es lo más normal y sensato, pero la voraz, depredadora ambición del Sanedrín amarillo, moviendo los hilos de sus marionetas, nos ha despojado, una vez más, de un nuevo centro, esta vez sanitario, donde puede ponerse en peligro la vida de muchas personas. ¿Y por qué quieren centralizar y controlar nuestra sangre en las Palmas de G.C.? ¿Será para inyectarle algún gen canarión que acabe con nuestro patriotismo chicharrero?

Seriamente, la política de hechos consumados les ha dado a los canariones buenos resultados hasta la fecha, y mientras tanto, en Tenerife, sólo recurrimos al pataleo; es como el cuento del gato en un duelo: mientras los afectados lloraban de dolor, el gato se iba comiendo las sardinas una a una en la cocina y nadie le decía ¡zape!

¡Hasta cuándo políticos tinerfeños! ¡Hasta cuándo!

Sr. Alemán, secretario general del PSC comprendemos su silencio, sabemos que usted nació en las Palmas de GC y suponemos hacia donde se inclinará Vd. en las decisiones trascendentales para nuestra tierra. Por el contrario, aplaudimos a los socialistas del Cabildo de Tenerife y a todo el grupo de Gobierno; repudiamos a la parlamentaria canariona, Teresita Morales, non grata en Tenerife, y nos alegramos y felicitamos al ayuntamiento socialista de La Matanza por su moción a favor del Hospital de la Candelaria, ejemplo a seguir por todos los ayuntamientos de Tenerife y nuestra provincia si tuvieran sensibilidad hacia el clamor unánime de todos los ciudadanos de sus correspondientes municipios. Aplaudimos las iniciativas de las federaciones de vecinos de Santa Cruz FAIT, FAPRLA, FADO, La Unión y otros colectivos en defensa del Hospital de la Candelaria, nos satisface la posición del Cabildo tinerfeño de reiterar su demanda al presidente del Gobierno Sr. Adán Martín, de que restituya a la Candelaria las pruebas serológicas de sangre, y felicitamos especialmente a este periódico EL DÍA porque, como bien dice, es el epicentro de todos estos movimientos que ha despertado de su letargo al pueblo y organismos tinerfeños como la CEO, Cámara de Comercio, FEMETE, ACOT y otros, que por fin exigen con urgencia se realice el puerto de Granadilla, la 2ª pista del aeropuerto Reina Sofía y el anillo insular de carreteras.

A este movimiento faltan por sumarse algunos más. ¿Por qué será?

Es un deber de todo ciudadano responsable y honesto defender los intereses de nuestra isla y, en definitiva, de nuestro pueblo. Canarias unida, sí, pero equilibrada y sin hegemonías. Sr. Presidente del Gobierno de Canarias, escuche el clamor de nuestro pueblo y salga de ese escudo de silencio que nos recuerda el descalabro de nuestra Universidad, capítulo negro en su currículum político. ¡No nos vuelva a traicionar! ¡Devuelva a Tenerife las pruebas serológicas de sangre!

Sr. Presidente, salga de su mutismo y háblennos de forma clara y concreta sobre nuestra sangre, la 2ª pista del aeropuerto Reina Sofía, el puerto de Granadilla y el anillo insular de carreteras. Su silencio podría ser interpretado como un desprecio al clamor de nuestro pueblo, que quiere saber antes de las elecciones europeas qué políticos defenderán en Europa una Canarias unida y equilibrada en todos los aspectos y los que trabajan y gobiernan para una sola isla.

¡Sr. Zerolo, sea Vd. claro y coherente!, cumpla con su deber y póngase al frente de todas esas asociaciones FAIT, FAPRLA, FADO, La Unión y otros colectivos de su ciudad (EL DÍA 18-05-04, pág. 11) que se han puesto en contra del modelo ICHH, y exija también que nos devuelvan nuestra sangre.

Sra. Mª del Mar Julios, EL DÍA le ha publicado a Vd. (domingo 23-05-04, pág. 31) un artículo donde habla de su proyecto inmediato de dar audiencias a la voz del pueblo en las instituciones del Gobierno, indicando las vías para ello, lo que nos parece muy acertado y plausible, pero póngalo en práctica de forma inmediata y urgente escuchando las demandas del ayuntamiento de la Matanza y de todas las asociaciones de vecinos de Tenerife y de otros colectivos, así como a los médicos competentes a los que Vd. se olvidó consultar. Escuche la voz de todos estos colectivos de Tenerife y devuélvanos las pruebas serológicas de sangre; no le dé largas a esa decisión y sea coherente con lo que dice en su artículo democrático. No nos seduzca con cantos de sirena y trate de llevarnos al arrecife ofreciéndonos diálogo en los largos pasillos burocráticos de la desesperanza, donde tratarán de convencernos de lo bueno que será para Canarias centralizar todo en Las Palmas de GC.

Devuélvanos las pruebas serológicas de la sangre y después abra los canales de diálogo que quiera antes de volver a despojar a Tenerife de alguna institución más.

¡Pueblo de Tenerife!, se aproximan las elecciones europeas. Cumplamos con nuestro deber de votar, pero hagámoslo en conciencia, valorando la actuación de nuestros políticos y sus correspondientes partidos; es la oportunidad más próxima de pasar factura a sus actuaciones.

Seguimos con EL DÍA esperando que surja el líder que Tenerife necesita.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres