Blogia
La Voz de Gran Canaria

Despedidos y humillados : más reducciones de la plantilla de la Viceconsería de Cultura en Gran Canaria

Despedidos y humillados : más reducciones de la plantilla de la Viceconsería de Cultura en Gran Canaria

La reestructuración puesta en marcha por la Viceconsejería de Cultura dentro de la empresa pública Canarias Cultura en Red ha generado con un total de 13 despidos. Pese a que desde el Gobierno de Canarias se garantiza que dicha reorganización ya ha concluido y que no irán a la calle más trabajadores, varios de los afectados han comenzado una lucha particular para intentar “recuperar la dignidad y la justicia que nos corresponde”.

El pasado 9 de octubre los responsables de Canarias Cultura en Red comunicaron a los técnicos María Eugenia Marrero y José Orive “su despido objetivo por necesidad de amortizar” sus puestos de trabajo. Estas dos han sido las últimas bajas desde que, en enero de 2005, comenzase a andar esta empresa pública -antigua Sociedad Canaria de las Artes Escénicas y Música, Socaem-.

Pese a que Maena Marrero y José Orive tienen sobre sus espaldas la experiencia de 18 y 21 años en el sector cultural, la Viceconsejería justifica su despido en la falta de preparación y, sobre todo, en que su titulación no se adecua a la actividad de la empresa (gestión, promoción y difusión de actividades culturales, formación y fomento de la producción cultural, así como promoción del deporte). Un argumento que no convence a estos dos trabajadores, quienes además de defender el “valor de la experiencia” insisten en que desde que se inició el proceso de reestructuración nunca han dejado de adaptarse “a cada una de las nuevas situaciones”, al tiempo que el reciclaje ha sido una constante a lo largo de su carrera.

Por todo esto, Marrero y Orive no toleran las “descalificaciones” que sobre ellos ha lanzado en la prensa regional la máxima responsable de Canarias Cultura en Red, la viceconsejera Dulce Xerach Pérez. “En todos los años que llevamos trabajando –aseguran- nunca hemos recibido ninguna sanción ni ningún apercibimiento”, por lo que no entienden cómo Pérez se atreve a “desprestigiar” la labor de unos trabajadores con palabras como “personal poco cualificado” y que “no ha sido capaz” de reciclarse ni adaptarse.

Ahora, después de que el pasado lunes 27 los representantes de la empresa no acudiesen al acto de conciliación en el SMAC, María Eugenia Marrero y José Orive esperan que sean los tribunales los que dicten justicia y reconozcan no sólo la nulidad de su despido sino también la “indignidad” de la que han sido víctimas.

Despido colectivo encubierto y desmatelamiento de la sede grancanaria

La defensa de estos dos técnicos lo deja claro en su escrito de conciliación: "Lo cierto -es que el despido encubre un auténtico despido colectivo de la plantilla que presta sus servicios en el centro de trabajo de Las Palmas que en poco tiempo se ha visto severamente reducida".

No en vano, mientras que la Viceconsejería justifica la necesidad de los despidos en las "pérdidas económicas" durante los tres últimos ejercicios, los trabajadores aseguran que "la empresa ha realizado nuevas contrataciones en Gran Canaria y, particularmente, en Tenerife, contradiciendo sus propias alegaciones".

Información de: CanariasAhora.com, 3-12-2006

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres