Blogia
La Voz de Gran Canaria

El editorialista-condestable persiste en su majadería

El editorialista-condestable persiste en su majadería

GRUPO DE OPINIÓN "TAMARÁN"

El pasado domingo día 9, en la plúmbea, reiterativa y desde luego mendaz (en cuanto al "GRAN" de Gran Canaria) "encíclica" publicada por el periódico "El Día", aparece con el doble título de "Continúa la llegada de cayucos y la pérdida de vidas" y "La superchería del "gran" cada vez más al descubierto", el editorialista-Condestable expresa una indignación progresiva en relación al problema de la inmigración ilegal.

Sin duda, desde que Tenerife (Infierno) se ha visto incluida entre los destinos canarios de la referida inmigración su malestar contrasta con la pasividad que exhibía en los primeros tiempos, cuando quienes aguantaban la fuerza de la arribada de embarcaciones clandestinas eran las islas de la provincia oriental...

Una vez más se permite el lujo de dar consejos a la Unión Europea que "debe ver a Canarias como lo que es, su frontera sur, y ha de tomar conciencia de esta circunstancia disponiendo medidas contundentes que acaben con esta sucesión de muertes sin sentido, al tiempo que protejan al Archipiélago de una avalancha de personas para la que no está preparado, ni por infraestructuras ni por amplitud geográfica."

Nuestra alma para Dios pero, los del Grupo Tamarán barruntamos que, donde dice "Canarias" y "Archipiélago" lo que pretende decir es Tenerife y nada más que Tenerife que, para él, es el único y verdadero ombligo del Mundo. Tan clara es su tradicional actitud "que se le ven los sesos". Luego canta una loa al Presidente del Cabildo de Tenerife y dice que "se ha sacudido de encima los obstáculos que parecían haber paralizado los proyectos, las obras y planes de los últimos meses y ha conseguido poner en marcha un buen número de actuaciones." Entre ellas señala que "el Cabildo ha sido actor principal en una serie de gestiones conducentes a atraer inversiones foráneas, como el punto Neutro de Internet, conocido por sus siglas en inglés NAP... o ese anuncio de la cámara de Comercio norteamericana de realizar inversiones multimillonarias en Africa utilizando Canarias como plataforma logística."

Dejando a un lado la "apertura" de la pre-campaña electoral, queremos destacar el "desplume" de fines de la Casa de Africa, que lleva a cabo el Cabildo tinerfeño, que tanto exalta el editorialista-Condestable porque, es de suponer, que la Casa de Africa, según su obsesivo criterio, ha sido una rapiña más de Gran Canaria a Tenerife (Infierno).

Lo curioso para nosotros, los del Grupo Tamarán, es la abulia mostrada por el Cabildo de Gran Canaria ante el descarado proceder de su homólogo tinerfeño. ¿Por qué permite que Tenerife (Infierno) se encaje con calzador en los negocios con Africa que siempre han sido práctica exclusiva de las islas de la provincia oriental?. ¿Cuándo decidirá la contratación e instalación aquí de otro NAP que puede ser europeo? ¿Cómo ha tolerado que la Cámara de Comercio norteamericana sea dividida en dos por artimañas y presiones de quien debe mirar por todas las islas Canarias y no tratar de favorecer a una sola? ¿Exigirá, de una vez por todas, que cualquier actividad relacionada con el continente africano sea desarrollada por la Casa de Africa cuya sede está en Las Palmas de Gran Canaria?.

El editorialista-condestable olvidó un logro de Tenerife (Infierno) bien relacionado con Africa: el Instituto de Medicina Trópical, la más que pregonada idea del recordado científico grancanario Carlos Bosch Millares que insistentemente la propuso a la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, que no quiso asumirla (solo Dios sabe por qué) y que ha terminado siendo un Instituto más (¿cuántos van y con qué presupuesto cuentan?) de la Universidad de La Laguna, aunque estamos a tiempo de duplicarlo, como se duplicará la Cámara de Comercio norteamericana y como se han duplicado tantas Instituciones creadas por el Gobierno de Canarias con sede en Las Palmas de Gran Canaria.

El editorialista-condestable insiste en su traumática obsesión de la fusión de los municipios de la llamada área metropolitana de Tenerife y dice: "De esa Ciudad administrativamente única se derivaría una fuerza y una capacidad política que, beneficios económicos aparte, prepararía a Tenerife para competir con Las Palmas en la supremacía regional". El complejo de inferioridad aflora indefectiblemente en cada una de sus "encíclicas" semanales.

No lo puede remediar, pese a que pregona lo contrario, él sabe que Las Palmas de Gran Canaria es la primera, principal y más importante ciudad del Archipiélago. En pocas palabras, es la indiscutible capital del Archipiélago. Vuelve con su leit motiv de los últimos tiempos: el "GRAN" de Gran Canaria. Así, entre otras lindezas, proclama: "Ese título grandilocuente de "gran", es decir, grande, se lo ha atribuido a si misma la isla de Canaria, minimizando de paso a las seis restantes cuando hay dos que son superiores en superficie y en algunos aspectos más: Tenerife y Fuerteventura". Las machangadas de costumbre.

Una vez más le recordamos que el GRAN de Gran Canaria lo lleva desde los tiempos de los primeros intentos de conquista llevados a cabo por navegantes europeos, que en Gran Canaria fueron derrotados y expulsados una y otra vez, lo que les llevó a reconocer la valentía y arrojo de sus naturales y a añadir en sus crónicas al nombre inicial de la isla el enaltecedor adjetivo de GRAN, lo que fue aceptado por Papas, Reyes y Emperadores. Pero, el editorialista-condestable, en una campaña deleznable, falsa y necia, apoyada en documentos manipulados, pretende imponer su caprichoso criterio que, naturalmente, cree que tiene que ser reconocido por quienes están preparando la reforma del Estatuto de Canarias que se está discutiéndo... ¡No faltaría más!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres