Blogia
La Voz de Gran Canaria

Legítima defensa ante Soria

Legítima defensa ante Soria

JOSÉ A. ALEMÁN

Les tengo dicho que Soria ha bloqueado a Gran Canaria. Peleado con el Gobierno central y regional y con un buen número de alcaldes y no pocos colectivos sociales, casi no le queda para donde echar. Pero dicen algunos que exagero, así que no añadiré el mosqueo de la Comisión Europea por las descalificaciones a cuenta de La Gran Marina.

Y ahora, la historia de las desaladoras paralizadas con las que se ha despachado a gusto la concejala Nardi Barrios. Se han invertido en ellas buena cantidad de dineros europeos y estatales de los que no digo que hayan hecho mal uso porque el uso es inexistente. Algo es algo, después de todo. Si los módulos de Isolux duermen desde hace meses, la otra desaladora lleva años a la espera.

Soria se ha justificado disparando contra los técnicos, contra Barrios, que según él no se entera, contra los precios del crudo, impredecibles (¿seguro?) en 1995 y qué sé yo. Menos él, todos son culpables de que se prive a los usuarios de una buena cantidad de agua. Y metido en faena, ¿qué ha sido del superdepósito del que ya ni se habla? Tiemblo de pensar qué sería de nosotros si la producción de agua hubiera dependido de la sola gestión de Soria y no de sus predecesores en ayuntamiento y cabildo que dejaron la cosa remediada por un tiempo, el que él está agotando.

No entraré en los detalles del fiasco soriano potabilizador porque ya lo cuentan las informaciones. Sólo insisto en que es otra manifestación del bloqueo que les dije. Y si niegan el bloqueo, hablaré de incompetencia, pues, de no haber bloqueo, tendría las manos libres para gestionar precios, ayudas o lo que sea; para acudir a cualquier parte y ser escuchado. Lo que prefieran. Pero el dato es que las desaladoras no tienen perro que les ladre.

Desde los tiempos de Franco y después, con la democracia, los presidentes de las corporaciones iban adonde fuera a resolver los problemas dependientes de otras instancias. Hasta el advenimiento de Soria, que no puede escudarse en que gobierna el PSOE en Madrid puesto que ya tuvo encontronazos con ministros de Aznar, de su propio partido. Si un amigo ha tenido una pelea en el bar, piensas que eso le puede pasar a cualquiera; si el mismo amigo vuelve a pelearse, lo achacas a mala suerte; si se pelea una tercera vez, deduces que tu amigo es el peleón. No sé si me explico.

Dicen que nos metemos demasiado con Soria y el PP. Evidente: son quienes gobiernan. La cuestión es si hay motivos o no; si los atacamos o ejercemos el derecho de legítima defensa.

Sin salir de la ciudad de Las Palmas y en referencia a proyectos que dependen de otras administraciones, ¿qué decir de los años que lleva el teatro Pérez Galdós en obras? ¿Y qué de las Casas Consistoriales de Santa Ana? ¿Saben que estos trabajos están parados hace meses? ¿Y qué del antiguo Avellaneda? ¿No es para echarse a temblar la eliminación de escalextric del Guiniguada sin tener clara la financiación? Se trata de asuntos que necesitan amparo cabildicio en cuanto gobierno de la isla. Pero ¿le harían caso a Soria?

En definitiva: ¿hay o no bloqueo? Ustedes dirán.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres