Blogia
La Voz de Gran Canaria

El gobierno de Canarias realiza una mayor dotación de equipos de radioterapia lineal sanitaria en Tenerife

El gobierno de Canarias realiza una mayor dotación de equipos de radioterapia lineal sanitaria en Tenerife

La terapia radiológica a pacientes con cáncer está suspendida desde el lunes en el Hospital de Gran Canaria Doctor Negrín. El aparato de radioterapia lineal de alta densidad, estrenado hace apenas un mes, está en el dique seco por la necesaria revisión técnica que impide su uso, lo que obliga a suspender un tratamiento que debe ser continuo. Los representantes de UGT se quejan del recorte creciente de servicios en el área oncológica de Gran Canaria por parte de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias.
..................................................................................................

La flamante adquisición del aparato de radioterapia lineal de alta energía disponible en el Hospital Doctor Negrín concitó en diciembre las esperanzas de muchos pacientes. Pero después de un mes de servicio, los representantes de los trabajadores se muestran a disgusto con la gestión de los nuevos recursos. Según la representación sindical de la Unión General de Trabajadores (UGT), el nuevo instrumento «está claramente sobrecargado de trabajo, porque atiende una media de cien pacientes cada día, y es normal que se tenga que detener de vez en cuando para realizar los ajustes que necesita. Son los pacientes los que sufren, porque al estado de angustia asociado a sus dolencias se añade la incertidumbre que produce la interrupción del tratamiento por una cuestión técnica».

Aunque los afectados son convenientemente organizados con un tratamiento alternativo durante los tres días que dura el parón, «lo cierto es que se está aplicando una política de reducción de costes que ha supuesto, entre otras cosas, la suspensión de las revisiones durante los fines de semana», según las citadas fuentes sindicales. El ajuste técnico que desde el lunes obliga a suspender las terapias realizadas con el acelerador de alta energía «pone en cuestión la supuesta calidad asistencial que pregonan los responsables políticos, porque se está más pendiente de los aumentos del gasto que de la salud de los usuarios», según los portavoces sindicales, que llaman la atención sobre el «manifiesto desequilibrio» que padece la sanidad grancanaria frente a la tinerfeña.

Orquídeas de Dámaso

El Hospital Doctor Negrín inauguró su primer acelerador lineal de alta energía el pasado 19 de diciembre, en un acto donde destacó la aportación del artista Pepe Dámaso, que ha decorado la sala donde los pacientes reciben la radioterapia con varias de sus orquídeas más coloristas, llenando de vitalidad aquel espacio.

Búnkeres vacíos y obras en Tenerife

El centro hospitalario más moderno de Gran Canaria cuenta con tres aparatos de radioterapia lineal en uso, dos de alta energía y otro de baja, que se utilizan para distintos tipos de tratamientos a pacientes con problemas oncológicos. Se trata de herramientas que incorporan las nuevas tecnologías y aportan un nivel tal de precisión en el tratamiento del cáncer que convierte prácticamente en obsoletas las bombas de cobalto, a pesar de que éstas aún siguen siendo necesarias en algunos procedimientos terapéuticos. Las radiaciones que emiten desestructuran las células cancerígenas impidiendo que se reproduzcan, y provocando su muerte. De los dos aparatos de alta densidad, uno está dedicado a terapia general y el otro se utiliza para braquiterapia, según precisan los representantes de los trabajadores, que resaltan la escasez de medios disponibles en Gran Canaria, frente al «enorme esfuerzo que se está llevando a cabo en Tenerife, donde disponen de ocho aparatos de alta tecnología para paciente oncológicos, frente a los tres disponibles en Gran Canaria».

Los sindicalistas recuerdan que las «dos únicas bombas de cobalto disponibles en Canarias están en Tenerife, igual que los dos únicos equipos de radioterapia superficial. Asimismo, Tenerife dispone de tres equipos de braquiterapia, frente a los dos disponibles en Gran Canaria, el de alta densidad del Negrín y otro de baja densidad». Según las cuentas sindicales, mientras en Tenerife se procede actualmente a la construcción de cinco búnkeres nucleares, «en el Negrín se dispone de tres que están vacíos, lo que nos obliga a cuestionar la escasa racionalidad del gasto público del que tanto se presume».

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres