Blogia
La Voz de Gran Canaria

El Teatro Pérez Galdós desecha su ampliación en cubo para no competir con el edificio histórico

El Teatro Pérez Galdós desecha su ampliación en cubo para no competir con el edificio histórico

Cuando hace unos días se mostró la maqueta virtual del proyecto del barranco Guiniguada se desveló, al mismo tiempo, la imagen proyectada del exterior del teatro Pérez Galdós una vez acabada su rehabilitación. La fisonomía del coliseo no quedará como en el proyecto original, redactado por el arquitecto José Luis Rodríguez Noriega, en el que se dibujaba la unión de la parte histórica del Galdós (delante) y otra parte nueva en forma de cubo inclinado (trasera).
..................................................................................................

Carlos Díaz, del equipo de arquitectos TDA y responsable de la obra de rehabilitación del Galdós, confirmó ayer que han desechado la idea de un edificio cúbico inclinado para acoplar la parte trasera donde van ubicados los vestuarios, chácena, almacenes y cuerpo administrativo y optan por acondicionar un edificio más depurado y de líneas continuistas a la fisonomía del teatro con el fin de evitar "entrar en competencia" con el edificio antiguo y principal del teatro Galdós.

Entre el edificio reformado y el edificio trasero de nueva obra estará la gigantesca caja escénica de 30 metros de altura, que en sí conforma otro edificio intermedio igualable a una edificación de 10 plantas, recubierta en una piel de granito gris. Díaz indicó que la caja escénica tendrá incluso una menor medida que la original, que incorporaba una cubierta adicional a dos aguas en pendiente. A juicio de Carlos Díaz, el teatro no llevará "algo adosado y nuevo" colocado por un arquitecto para significar su currículum, sino que debe llevar una edificación que respete el espacio histórico. Díaz, que realiza estos días in situ una revisión de la obra y mantuvo una reunión ayer con la alcaldesa Pepa Luzardo, informó al periódico de que el proyecto debe poner en valor de forma clara el edificio histórico del Galdós. Además, en el proyecto, se apuesta por que la caja escénica no se enmascare con ventanitas falsas, sino que se sepa que es la caja y que corte el paso al edificio nuevo, el cual debe pasar desapercibido y no competir, sino ser un complemento.

El arquitecto precisó que la obra de rehabilitación completa estará en 2007 si se mantienes las condiciones actuales, aunque evitó fijar el mes. "Podrá hacerse una ópera en 2007", aseguró el arquitecto, quien se acercó ayer al teatro para felicitar a la empresa constructora Dragados por el nivel de ejecución, "con la precaución de no bajar la guardia". Díaz adelantó que a finales de enero de 2006 la constructora tendrá levantada la estructura total del teatro, tanto el techo de la parte regia del coliseo como la edificación nueva. De hecho, la empresa ha aumentado los ritmos de la obra con alargamiento del horario de la jornada y la inclusión de sábados. Por el momento, Díaz precisó ayer que se encuentra en una fase avanzada en la finalización de la ampliación, que comprende caja escénica y el área de artistas y administración.

Con respecto al edificio principal, que va desde la entrada hasta el primera fila de butaca, la empresa ha recuperado el 90% de la carpintería exterior y la piedra de cantería. "Muchas de las piezas de cantería quitadas al comienzo de la obra fueron enumeradas, reconstruidas y vueltas a colocar", explicó el arquitecto canario de la obra, Agustín Juárez.

En el interior, los pavimentos de los baños están colocados y la madera de la sala principal también se ha recuperado. Las gradas de la sala paraíso y general se han unido en una planta única dando una nueva fisonomía interior a la parte alta. El prestigioso asesor acústico Igini Arau, que se ha encargado de la acústica del Liceo de Barcelona o la Scala de Milán, cursó el lunes una visita de siete horas a la Isla para visitar el teatro Pérez Galdós. El asesor controló mucho el foso de los músico y el techo de la caja escénica. Dicha caja tiene dos veces y media la altura de la boca del escenario con el fin de poder subir una tramoya entera y bajar otra, además de tener hueco encima para peines, contrapeines, percha y cubierta. La caja tiene su propia estrategia como diseño estructural y como elemento de aislamiento.

Carlos Díaz precisó que el asesor acústico estaba contento con la marcha, al que sólo hizo pequeñas críticas que serán corregidas. "Esperaré su informe para dar más detalles", dijo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres