Blogia
La Voz de Gran Canaria

El agravio universitario

El agravio universitario ÁNGEL TRISTÁN PIMIENTA

La Ley 5/1989 de 4 de Mayo, de Reorganización Universitaria de Canarias, que creó la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, nació con una filosofía muy concreta: poner término al desequilibrio universitario y a la hegemonía ´imperialista y colonizadora´ de la Universidad de La Laguna. Y no por una cuestión teórica, ni mucho menos, sino porque la Universidad de La Laguna mantenía en números rojos sus inversiones en Gran Canaria. Los centros dependientes de ella estaban en condiciones tercermundistas, y hasta el profesorado propio estaba sometido a una especie de ´apartheid´ con respecto al que impartía docencia en el campus de Guajara, el único verdadero. Esta ´Ley de Reorganización Universitaria´ vino a actualizar, cinco años después, la Ley 6/1984 de ´Consejos Sociales, de Coordinación Universitaria y de Creación de Universidades, Centros y Estudios Universitarios´, que había nacido manca porque ignoró la verdadera raíz del ´pleito universitario´.

Fue aquella primera iniciativa, una actuación voluntarista, pero que en su articulado establecía algunas fórmulas para superar el desequilibrio existente. No hay que acudir al álgebra para deducir quién era el desequilibrador y quién el desequilibrado. En la exposición de motivos se afirmaba solemnemente que "dentro
del más estricto respeto a la autonomía de las Universidades (esto es, a la de La Laguna y a la Politécnica) esta ley establece una normativa propia y específica para el estudio, planificación y desarrollo de los aspectos más urgentes y necesarios del dispositivo universitario (,,,), con el objetivo inequívoco de elevarlo a los niveles de respuesta, calidad y excelencia que la sociedad espera".

Pero no hubo manera. Sólo con buena voluntad La Laguna no entraba por el aro del igualitarismo académico. Tuvo que venir la LRUC para romper la madeja de intereses creados y del monopolio político. Y esto se expresaba más o menos diáfanamente en el preámbulo de la reforma de la reforma: "Sin embargo, su aplicación práctica (la de la Ley anterior) ha demostrado que se producen desajustes en el funcionamiento ordinario, que han generado conflictos indeseados, tanto desde el punto de vista administrativo, como desde las posibilidades de desarrollo de cada una de las Universidades (la de LL y la UPC)". Para ello, además de crear la ULPGC el legislador estableció los planes plurianuales dentro del concepto del Plan Universitario de Canarias, con una finalidad muy concreta: "El Plan Universitario de Canarias potenciará cuantos centros, enseñanzas y especialidades se consideren necesarias en cada isla, teniendo en cuenta la demanda existente, los recursos disponibles, el equilibrio interuniversitario y las exigencias del progreso (del Archipiélago) en todos los órdenes".

Pero ni con circunloquios, perífrasis y eufemismos se consiguió soslayar la estrategia genética de la Universidad de La Laguna, y las prácticas de ATI, de quedarse con el santo y la limosna. Medidas que nacieron para sacar a las enseñanzas universitarias de Las Palmas de una situación de subdesarrollo y agravio, fueron utilizadas para aumentar la distancia de La Laguna tanto en la calidad constructiva - hubo facultades tinerfeñas que cambiaron tres veces de sede- como en la de los medios materiales y humanos. Desde el principio ATI planteó la técnica del "y yo también". Si en Gran Canaria se construía un edificio porque no lo había, La Laguna quería otro para "mantener el equilibrio". Bajo el rectorado de Rubio Royo, en cada inauguración de curso se planteaban nuevas cotas de igualdad. Fue frecuente que el rector les cantara las cuarenta al presidente del Gobierno y al consejero de Educación.

Lo que no se entiende es que casi veinte años después, la disfunción haya aumentado, y que a un número similar de alumnos corresponda a una de las partes, a La Laguna, un presupuesto injusto que aumenta la diferencia y ahonda el agravio. El equilibrio torticero que se aplica fomenta el desequilibrio. Parafraseando a Paul Eluard, cuántos ´crímenes´ se cometen en nom bre del equilibrio. ¿Por qué ha aumentado esta tendencia en los últimos cinco años? Probablemente por dos razones: por el papel hegemónico de ATI en el Ejecutivo regional, y por la debilidad de la respuesta del rectorado de la ULPGC que no aprende en cabeza propia o ajena del fracaso inevitable del ´apaciguamiento´ y la componenda política.
..................................................................................................
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres