Blogia
La Voz de Gran Canaria

Un futuro nevado

Un futuro nevado JOSE A. ALEMAN

Flick debería premiar al vendedor que le colocó al Cabildo de Gran Canaria una máquina quitanieves, nada menos. Aunque, la verdad, no sé si será de mucho mérito persuadir a Domingo Bueno, consejero responsable de la operación, de que el tan traído y llevado cambio climático pudiera convertir la compra en admirable ejemplo de previsión. Bueno no es un tipo especialmente lúcido y me dicen que, en determinadas condiciones, no es difícil de convencer de cosas tan improbables como que los burros vuelan, aunque alguno hayamos visto en la política canaria. Y ya me dirán si no es más difícil ver volar un burro que nevar en Arinaga, donde tienen, dicen, la máquina, a la espera de que acaben de traducir del alemán el libro de instrucciones.

Pero, en fin, por si acaso nieva más de lo debido, estoy por aconsejarle a los responsables de Pesca que no se queden atrás y ordenen equipar a los barquillos de bajura con mecanismos rompehielos. Por lo que pudiera ocurrir. Que debe ser jodido salir a pescar de mañanita tan tranquilo y tener a la vuelta que dejar el barquillo en el diviso, mar adentro, y regresar andando si lo haces fuera del horario de los trineos de transporte público.

Hay quienes tratan de restarle méritos a la capacidad de verlas venir de los peperos del Cabildo que ha demostrado en clave surrealista Domingo Bueno. Por lo visto, sabían de antemano que Mariano Rajoy planeaba anunciar urbi et orbe que el pasado, pasado está y que en adelante, el PP mirará al futuro. No sé si al perfecto, al imperfecto, al indefinido; o al futuro anterior, como dice Peridis. Todo depende del futuro que cada cual quiera imaginarse y en el que caben, por qué no, hasta pistas de esquí en las montañas (nevadas, of course) de La Isleta. Cualquier cosa es posible si se cuenta con mayoría absoluta en la corporación. Si la mayoría soriana decreta que habrá nieve cantidubi, no hay más que hablar. Con algo tendrán que quitar la que caiga en los campos de golf, digo yo

No faltan quienes se han puesto a impetrar del Altísimo, Señor de todas las nieves pasadas, presentes y futuras, para que éstas vengan y sean copiosas. No sólo por la curiosidad de ver funcionar el maquinón sino en la esperanza de que las ventiscas de las alturas hagan bajar a Soria de los seis escalones en evitación de cogerse un constipado, de que se le congele la gomina o se le endurezca la faz y adquiera una color como más azulona y embarazosa. Pero, de nuevo la portentosa previsión pepera, no hay riesgo porque para esa eventualidad el Cabildo adquirió el abrigo del doctor Zhivago cuando la venida de Omar Sharif al Festival de Cine.

Dentro de la misma línea rajoyana de mirar al futuro estuvo Esperanza Aguirre, presidenta de la Comunidad de Madrid. Preguntada sobre la OPA de Gas Natural a Endesa, contestó que “es una mala noticia para la Comunidad de Madrid que la sede de una empresa eléctrica, que es una multinacional y que es una de las grandes empresas multinacionales españolas, se traslade fuera del territorio nacional”. Ele. Ya les dije ayer que buena parte del problema (el político, porque el empresarial está claro) es, precisamente, que la sede de Endesa pueda irse a Barcelona, a la que Esperanza Aguirre dejó fuera del “territorio nacional”.

Fue un lapsus centralista y de patriotismo mesetario que la propia Aguirre rectificó. Pero no deja de ser curioso que anticipe el futuro de la OPA en la misma línea de pensamiento de los que dicen preferir a Endesa en manos de una empresa extranjera que en poder de los catalanes.

Habrá que esperar a que se tranquilicen y recuperen de los solajeros que han debido coger en las vacaciones. Se le ha reblandecido la sesera a más de uno. Si no es así, no se me ocurre qué puede ser.
..................................................................................................
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres