Blogia
La Voz de Gran Canaria

Las hectáreas arrasadas por el fuego en la cumbre grancanaria tienen un alto valor paisajístico y se tardará varios años en recuperarlas

Las hectáreas arrasadas por el fuego en la cumbre grancanaria tienen un alto valor paisajístico y se tardará varios años en recuperarlas Las 310 hectáreas arrasadas por los cuatro incendios y tres conatos producidos entre el jueves y ayer viernes en el centro y sur de la Isla tienen un gran valor ecológico y paisajístico, sobre todo la zona de pinares quemados en los montes situados en las zonas altas de los municipios de Tejeda, Valleseco y Artenara.
..................................................................................................

El fuego tuvo diversos frentes, aunque los más importantes sucedieron en los parajes de Cueva Corcho, Mesas de Galaz, Cazadores, Crespo, Retamilla y Moriscos. En concreto, en Valleseco, el incendio se produjo en el barranco de Crespo y montaña de Retamilla, un paraje de orografía de difícil acceso, que concentra monte bajo y pinar, y donde se generó un efecto chimenea que favoreció su propagación monte arriba.

Estos terrenos tienen un alto grado de protección por su clasificación de paisaje protegido de la Cumbre y por formar parte del Parque Rural del Nublo. El terreno arrasado está encuadrado en el límite norte de la zona acotada con la catalogación de Reserva Mundial de la Biosfera.

Las llamas devastaron 280 hectáreas en la Cumbre, 30 en Cazadores y 5.000 metros cuadrados en Taidía (Santa Lucía). Estas 310 hectáreas arrasadas suponen más de la mitad de la extensión que ardió durante todo el pasado año en los 142 incendios que se registraron en las Islas.

Los municipios del centro de la Isla han perdido, principalmente, pinares de repoblación y matorral con 40 años de vida. Pinos canario, otros pinos antiguos de especies foráneas, como el insigne, y vegetación monteverde son la flora más afectada. Este hábitat destruido necesitará un tiempo -calculado en años- para poder recuperarse, tanto la fauna como el ecosistema de la zona. Según explicaron varios expertos, los pinos canarios adultos rebrotarán y se recuperarán porque la propia naturaleza de este tipo de árbol hace que sean resistentes al fuego.

Repoblación

En un proceso de repoblación actual se dispone de nuevas técnicas no halladas hace cuatro décadas y posibilitará un mejor proceso de plantación, con especies más adecuadas para el lugar. Ejemplo de ello es la posibilidad de plantar con mayor profusión especies de monteverde en la parte noroeste de la Isla.

El patrimonio ambiental quemado en Santa Lucía es totalmente diferente, pues se habla de una flora afectada caracterizada por palmeras y eucaliptos. En Guía no se tienen datos, pero la afección puede ser mínima pues parece que no paso de conato o un efecto óptico. Los expertos indicaron que todo apunta a que los incendios fueron provocados sin atisbarse las causas. Sugirieron que estos hechos estén relacionados con "una verdadera y mayúscula maldad", y rechazaron que los incendios pudieran deberse al juego de la especulación con suelo edificatorio. Encarna Domínguez, alcaldesa de Tejeda, indicó que la zona afectada son pinares en la zona alta y en el monte bajo. "Es una lástima porque el campo había cogido cuerpo porque cayó agua", dijo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres