Blogia
La Voz de Gran Canaria

¿Nos hemos caído del guindo?

¿Nos hemos caído del guindo? JULIA HERNÁNDEZ PERERA

Me quedo con cara de póquer cuando oigo o leo declaraciones del presidente del Cabildo grancanario acusando al Ejecutivo de Adán Martín de boicot a Gran Canaria. No puedo evitar hacer memoria histórica y retroceder a un tiempo pasado, no tan lejano, y preguntarme lo mismo que otros muchos lectores, ¿este señor se cree que nos acabamos de caer del guindo? Sobre la gestión del señor Adán Martín no voy a entrar en consideraciones ahora, porque supone un punto y aparte y requiere, para él solito, un capítulo singular, distinto y detenido, que ya tocaremos más adelante, pero lo del señor Soria no sé si es para reír o llorar. Eso sí, dudo entre que sea a lágrima viva o no, porque la ocasión bien lo merece.

Resulta que Soria y su equipo, en mayo exactamente, anunciaron su intención de mantenerse en el Gobierno contra viento y marea, y ahora, apenas un mes después, y por supuesto tras el cese forzoso de los consejeros conservadores y correspondiente toque de retreta para marchar en retirada y para avisar a la tropa que se recoja en el cuartel general -el Cabildo-, se erigen en defensores no sé de qué, si de la isla, los isleños o de ellos mismos, y haciendo gala de su escasa coherencia, muestran una actitud ilógica que no es consecuente con la posición mantenida anteriormente, porque, no nos olvidemos, todas las actuaciones del Gobierno de Adán Martín hasta ese momento, contaron con su beneplácito y visto bueno, consintiendo todas y cada una de las situaciones que se han dado en esta legislatura, buenas y malas, y no porque estuvieran privados de la facultad de hablar o porque estuvieran faltos de entendimiento o razón. No, señor Soria and company, optaron voluntariamente por el silencio, y ya lo dice el refranero popular, el que calla otorga, y usted no tiene valor moral para criticar y hacer suya la defensa de los intereses de Gran Canaria, sin antes retractarse, públicamente, de lo hecho y de lo dicho.

Hace manifestaciones públicas, entre otras afirmando que ATI ha hecho suya Gran Canaria. Pero, ¿no fue usted mismo quién aseguró haberse alineado con José Carlos Mauricio para aniquilar el proyecto nacionalista en esta isla? Tengo la impresión de que está perdiendo el timón de este barco y va dando palos de ciego de aquí para allá, error tras error. Ha hecho mal los cálculos y a la debacle sufrida tras la expulsión del Gobierno regional, suma el varapalo en Lanzarote cuando quiso tensar la cuerda y, qué pena, se rompió.

Para variar, no podía ser de otra manera, intentó encontrar una cabeza de turco que asumiera como propios sus errores personales y ahí estaba Alejandro Díaz, presentando su dimisión, cuando es vox populi que estaba en desacuerdo con esta decisión y que la llevó a cabo por imperativos de las altas esferas del Partido Popular, o sea, usted.

Ya va siendo hora de que reflexione, analice minuciosamente los modos y maneras empleadas y, sobre todo, sus actitudes, porque pone en tela de juicio nuestra capacidad de entender o comprender, nos tiene considerados por menos de lo que somos y menosprecia nuestro raciocinio y nuestra inteligencia cuando nos quiere hacer creer que es poseedor de la verdad absoluta, enviando mensajes subliminales que hablan de desequilibrios, boicot y demás, y, no nos engañemos, sabemos lo peligrosa que resulta ésta creencia en manos de personajes peculiares que quieren hacer historia, porque su mal uso es el punto de partida para que fracase la convivencia democrática que tanto nos ha costado.
..................................................................................................
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

¬¬' -

Paradójicamente la autora se queja del "menosprecio de nuestro raciocinio" cuando, al menos el suyo, es sin duda lamentable. Detrás de la pomposidad de sus palabras no se haya argumento sólido alguno más que el "vox populi".
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres