Blogia
La Voz de Gran Canaria

Hecansa y las “algaradas” presidenciales

Hecansa y las “algaradas” presidenciales JOSÉ FRANCISCO FERNÁNDEZ BELDA

Atendiendo a la literalidad de la frase, no se puede decir que sea falsa la afirmación de Adán Martín cuando dice que la remodelación de Hecansa no perjudica a Gran Canaria en particular. La realidad es que esta medida perjudica a todas las Islas, aunque a unas más que a otras, como muy pronto se comprobará. Perjudica a Canarias porque elimina una buena oferta formativa que antes existía y que ahora, digan lo que digan, ha desaparecido. Y esto no es una buena noticia para seguir siendo tan felices como nos prometió el presidente que seríamos.

Lo que también es cierto es que en Tenerife se ha ido montado una red privada y paralela de academias y centros formativos que pretende sustituir el hueco que ahora ha dejado libre Hecansa por decisión de la viceconsejera Pilar Parejo, apoyada por el presidente, y con la complicidad silenciosa del anterior consejero de Turismo. Y si bien estas iniciativas privadas podrían ser dignas de aplaudir, la realidad oculta es que muchas de ellas están subvencionadas con fondos públicos y, lo que a mi juicio es más grave, hasta hace bien poco ofertaban sus cursos con publicidad engañosa, prometiendo la titulación de diplomado universitario, sin que las Consejerías de Educación y la de Turismo del Gobierno de Canarias, hicieran absolutamente nada a pesar de haber unas sentencias judiciales que condenaban este hecho y daban la razón a las universidades canarias que pusieron la denuncia en tiempo y forma. Si en esta tierra primara el sentido común, la nueva oferta prometida, y cuya realidad está aún por ver sobre todo si la lidera Alicia Gómez como se cuenta en los mentideros, daría un golpe de muerte a los centros de FP de Hostelería y a esos centros privados, a menos que se quiera financiar una cosa y su competencia. Curiosa y llamativa forma de hacer política, o clientelismo, con pólvora del rey.

Por lo tanto, en este sentido, es claro que sí se perjudica a Gran Canaria y a sus jóvenes, que ahora no tendrán acceso a una formación que el propio Adán Martín reconoce que era de alta calidad. Y tan así lo cree que, según él mismo comentó, las autoridades de la República Dominicana le han pedido información adicional, tal vez para implantarla en aquel territorio donde al menos Pedro Luis Cobiella (en sanidad y hoteles) y un hermano de Pilar Parejo (en piscifactorías) tienen legítimos intereses empresariales. Y tampoco estaría mal que se hicieran públicos los acuerdos firmados con las asociaciones empresariales para saber cuál es el alcance real de esas colaboraciones, cómo van a apoyar la formación y cuánto va a costar a las arcas públicas. Conviene recordar que la facilidad que tenían los estudiantes para ser contratados por las empresas turísticas, hoteles y empresas de servicios, era debido a la buena formación y conocimientos prácticos que tenían, lo que les hacía rentables para esas empresas, más que a la intervención directa de las patronales en sí mismas.

A mi modesto entender, la igualdad de oportunidades no es perjudicar a todos por igual, y menos aún subvencionar alternativas en contra de los propios intereses de la Consejería de Turismo, la de todos, no la de un partido político con visión insularista. Y, en cualquier caso, habrá que estar atento cuando se ponga en marcha el nuevo plan porque, como dice el refrán, la cabra siempre tira al monte. Reconozco que soy un firme partidario de la iniciativa privada, mientras se haga con fondos del empresario. Lo que no parece de recibo es que se subvencione una iniciativa privada que no podría ser rentable si no dispusiera del favor y de los fondos del Gobierno de turno, y mucho menos que esas ayudas no se adjudiquen por concurso público, sino por respuesta a un expediente de solicitud que haga directamente un ciudadano. Y tal vez lo crea así, cándidamente dicen mis amigos, porque tengo muy asumidos los principios de transparencia, publicidad e igualdad de oportunidades.

Y en lo que sí se ha perjudicado clara y directamente a Gran Canaria ha sido en el asunto Saturno, y la nueva Promotur, que afecta de lleno a la promoción turística. El desembarco del equipo tinerfeño de Parejo en estas empresas públicas ya está dando sus frutos y la diferencia de visitantes a Tenerife y a Gran Canaria es clamorosa. Y por eso, señor presidente, aunque aquí no hemos visto las “algaradas” que usted denuncia, hay motivos sobrados para tenerlas. Sólo se ha visto en la prensa una reacción lógica y crítica a lo que está pasando, y mucha gente dando su opinión, aunque en el caso de algunos empresarios y políticos grancanarios parece que lo hacían desde la ignorancia, ya que ahora han cambiado diametralmente su valoración. Ahora es bueno, dicen, lo que ayer era peor, decían. Pero es bien sabido que los grancanarios aguantan carros y carretones y no son muy amigos de montar espectáculos, leer las soflamas dominicales de El Día, ni defender a paraguazos contra los diputados, ni a confeccionar carteles llamando traidores a los discrepantes de sus tesis. Sólo aspiran a ser tratados como ciudadanos responsables, en igualdad de condiciones que sus vecinos.

A medida que se pueda leer la letra chica del proyecto de la nueva Hecansa y se hayan apagado los focos de la propaganda gubernamental y se olvide el cóctel, se podrá analizar e incluso hacernos cambiar de opinión si fuera razonable. Así nos gustaría que fuera a muchos, Canarias y nuestros jóvenes se lo merecen.
....................................................................................................
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres