Blogia
La Voz de Gran Canaria

La UD Las Palmas firma su peor inicio de temporada en Segunda B

La UD Las Palmas firma su peor inicio de temporada en Segunda B La UD Las Palmas disputa esta temporada su quinta campaña en Segunda división B. Y de momento no ha empezado con buen pie. De todos los inicios de ejercicio en la categoría de bronce del fútbol español, el equipo amarillo está firmando este año el peor de todos. A estas alturas, en los cuatro proyectos anteriores, el conjunto grancanario ya había ganado -al menos- un encuentro. Por ahora, sólo ha sumado dos de los nueve puntos posibles.

El inicio de temporada de la UD Las Palmas sólo puede recibir una calificación: insuficiente. Este equipo amarillo, que en las tres primeras jornadas de Liga ha sido incapaz de ganar un partido -una derrota y dos empates-, ha registrado peores guarismos que los cuatro anteriores proyectos del conjunto grancanario en la categoría de bronce, que a estas alturas de campaña, al menos, ya habían logrado una victoria.

De nueve puntos posibles, la UD sólo ha sumado dos puntos esta temporada. El equipo amarillo perdió en la primera jornada del campeonato ante el Universidad (1-0) y sólo ha sido capaz de empatar ante el Playas de Jandía como local (0-0) y lejos de su feudo con el Alcalá (1-1). Además, en 270 minutos de juego sólo ha sido capaz de marcar un gol.

El mejor inicio en Segunda B lo firmó la UD en la campaña 95/96. El equipo amarillo, con Pacuco Rosales en el banquillo, hizo pleno de puntos en las tres primeras jornadas. Derrotó a la UD Gáldar en el Barrial (0-5), al Móstoles en el Insular (4-0) y a la AAVV Santa Ana en Madrid (0-1). Ese espectacular arranque de campeonato se completó, nueve meses después, con el ascenso a Segunda A en Elche durante la liguilla.

En su año de debut en la categoría de bronce del fútbol español -temporada 92/93-, la UD se puso en marcha con fuerza. De la mano de Álvaro Pérez, el equipo amarillo logró dos victorias -ante Estepona (2-1) y Córdoba (2-1), ambas como local- y un empate -frente al Ejido (1-1)-. Ese arranque permitió al conjunto grancanario ser líder tras las tres primeras jornadas del campeonato, aunque al final no logró el ascenso.

Con Iñaki Sáez en el banquillo, la UD inició la campaña 93/94 de manera irregular: empató en su visita al Real Jaén (1-1), ganó con solvencia al Estepona en el Estadio Insular (3-0) y fue goleado en Almendralejo por el Extremadura (5-1). El equipo amarillo tampoco logró el ascenso bajo la dirección del ex seleccionador nacional y un año después, en la temporada 94/95, inició un nuevo asalto a Segunda con Marco Antonio Boronat en el banquillo.

Con el técnico vasco en el banquillo, la UD tampoco tuvo un arranque de año brillante: perdió en Móstoles (3-1), sufrió para derrotar al Realejos en casa (3-2) y empató en Asturias ante el Avilés (1-1). La situación empeoró y semanas después Boronat fue destituido. Ese año, la trayectoria del club amarillo fue caótica. Paco Castellano, que ha sustituido a Boronat en el banquillo, fue despedido durante la liguilla de ascenso. Iñaki Sáez se hizo, de nuevo, con las riendas del equipo, pero el entrenador bilbaíno volvió a fracasar en su intento de devolver al equipo grancanario a Segunda A.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres