Blogia
La Voz de Gran Canaria

Los Reyes de Telde

Los Reyes de Telde JOSÉ A. ALEMÁN

Cuando se dieron a conocer las listas de candidatos de las últimas elecciones municipales, un amigo se llevó las manos a la cabeza con las de Telde. No es hombre metido en política, pero sabe quiénes son los Reyes. No los Magos, sino los de Telde: -Como Guillermo consiga gobernar, que Dios nos coja confesados. No sé qué sería peor, si lo que hay o lo que pueda venir -dijo.

Mi amigo no creía que los Reyes entrarían en el gobierno municipal. Se equivocó, obviamente, pero acertó de pleno en la de follones que habría. Si mal no recuerdo, escribí algo al respecto antes de las elecciones y me comentaron algo así como qué barbaridad, ni siquiera esperas a que por lo menos lleguen.

Las escandaleras teldenses han sido muchas, como saben. La última, habrán visto, a cuenta de una nueva permuta municipal. Terrenos del Ayuntamiento junto a Alcampo por otros privados, los de la hacienda San Rafael, en la Higuera Canaria, de menor valor. La oposición puso en solfa la rectitud de la operación y tuvo Guillermo Reyes, concejal de Urbanismo, la típica y tópica salida de los mandarines: si quieren denunciar, que vayan al Juzgado. A lo que replicó Julián González, de CC, que no hace falta que le indiquen el camino porque ya ha puesto el asunto camino de los tribunales. Lo que tuvo nueva e inmediata réplica del dicho Reyes: “Compraría más fincas en idénticas condiciones a la de San Rafael”; con lo que, la verdad, me confundió pues no sé si quiso reafirmar la bondad de la permuta o si se trata de un anuncio para avisar a otros que quieran permutar sus fincas por suelo municipal que está dispuesto a hablarlo. Añadió el concejal de Urbanismo teldense que no polemizará más con González pues él sólo habla con los dueños del circo, no con los enanos. O sea, se quieren. Ésta es la segunda permuta municipal de suelo con el mismo propietario privado, se subraya.

En cuanto a los psocialistas, el portavoz municipal José Antonio Perera no irrita menos al montaraz Reyes que lo llamó “gandul”, consideración ésta de los rivales políticos que José Segura acaba de elevar a categoría. Perera dijo que las actuaciones municipales le parecen propias del cine negro y duda de que el alcalde, Francisco Valido, esté tan en Babia como dicen. Ya saben que las lenguas de doble filo aseguran que Valido no se entera y que es su concejal de Urbanismo el que hace, deshace, parte, reparte y se lleva la mejor parte. Tribunales habemos. Aunque a estas alturas es casi lo de menos en un municipio como Telde, se meten en una sin salir de la anterior. Después lamentan que la credibilidad de política y políticos esté tan bajo mínimos. Aunque a menos credibilidad mayores créditos, no sé si lo cogen.

Como no es bueno hacerse mala sangre en agosto, con el calor, dejo Telde para dar acuse de recibo a un mensaje enviado ayer mismo por Tándem de Comunicación. El dicho tándem había tomado nota a su vez de mi columna sobre la limpieza de la playa y me dice que desde enero viene distribuyendo unos conos o cucuruchos de plástico duro a los bañistas fumadores en La Laja, Las Alcaravaneras y Las Canteras. Para que depositen sus colillas. Éste sábado, precisamente, planea distribuir los últimos de la serie programada de 10.000 unidades. Lo ha hecho a instancias del Centro Comercial El Muelle (El Mamotreto, para entendernos) y señala que muchos han rechazado el adminículo a pesar de ser gratis; imagino que por llevar el logo de El Muelle serigrafiado, precisamente.

Por supuesto que debe aplaudirse la iniciativa mamotrética, aunque tenga finalidad publicitaria. Y aunque la realidad sea que las colillas están en la arena. Porque 10.000 ceniceros no son suficientes o porque se trata de acciones que sirven de poco si no las acompaña a una decidida política municipal para mantener limpias las playas. Que de eso iba la columna apostillaba amablemente por Tándem Comunicación.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres