Blogia
La Voz de Gran Canaria

Agua sin barrancos

Agua sin barrancos Los barrancos en la isla de Gran Canaria eran seña de identidad, hasta el punto de que se tomaban como referencia para limitar cada municipio, desde el centro de la Isla hasta la costa. En la capital, estos cauces garantizaban que las aguas pluviales, por muy fuertes que fueran, siempre tuvieran como destino el mar. La construcción masiva y el crecimiento poblacional en la parte alta de la ciudad provocaron que los barrancos de Las Palmas de Gran Canaria se desviaran intencionadamente o, en el peor de los casos, se eliminaran con asfalto. El equipo de investigación de Geografía Física y Medio Ambiente de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria advierte que ésta es la causa fundamental de las últimas inundaciones en la ciudad, un fenómeno que aún puede resultar alarmante si las nuevas construcciones no contienen un previo estudio de riesgo.

“La intención inicial de nuestro trabajo era analizar las causas de los principales temporales en Gran Canaria, y consultando las fuentes (principalmente los periódicos que hablaban de cada temporal) confirmamos que Las Palmas de Gran Canaria había sufrido un mayor número de inundaciones de importancia”, explica Pablo Mayer, geógrafo de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y miembro del equipo de investigación de Geografía Física y Medio Ambiente de la ULPGC. Es por ello que su primer trabajo, Situaciones meteorológicas inductoras de riesgo de Gran Canaria, dio pie a una nueva investigación que se concretaría en la capital de la Isla: Riesgos asociados a episodios de lluvia intensa en la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria (1869-1999).

Estas situaciones de inundación son consecuencia de la intervención del hombre en el medio. Es decir, los tradicionales barrancos de la capital que aún recordamos si vemos fotos de hace varias décadas ya sólo son eso, un recuerdo. Actualmente, nuevas construcciones urbanísticas y vías de tráfico son las protagonistas de estos cauces que eran los encargados de hacer circular las aguas pluviales desde la zona alta de la ciudad hasta el mar.

“Analizamos los Planes de Ordenación Urbana y detectamos que el crecimiento de la ciudad no contempló, a cambio de la ocupación de los principales barrancos, medidas de evacuación de las aguas pluviales”, señala Mayer. A su vez, los nuevos polígonos y zonas del extrarradio que se creaban, enganchaban su alcantarillado al ya existente en el centro de la ciudad, un alcantarillado que estaba obsoleto y no posibilitaba la circulación de tanta agua por su infraestructura. Estas son las causas fundamentales de las principales inundaciones en la ciudad Las Palmas de Gran Canaria, sobre todo a partir de la década de los 50. No obstante, uno de los episodios más aciagos fue el que sucedió en febrero del año 1989, donde la ciudad baja se convirtió en un gran lago que provocó la alerta roja en la ciudad. Esto obligó al Ayuntamiento a reconstruir las canalizaciones que dieran salida a las aguas pluviales hacia el mar. Un parche que no garantiza en un cien por cien que estas situaciones de alerta no se vuelvan a repetir, entre otras cosas, porque la Avenida Marítima de la ciudad se construyó 7 metros por encima del nivel de costa, por lo que las salidas y cauces que daban al mar ahora disponen de una gran barrera que las contiene.

“Con este estudio queremos poner de manifiesto, y a su vez concienciar a la ciudadanía, que vivimos en una zona de riesgo, especialmente de inundaciones. Sería interesante que los gestores urbanísticos contemplen la inclusión de mapas de riesgo en los planes de ordenación, una herramienta útil para determinar cuáles son los peligros, sus causas, qué población se ve afectada y cómo solucionar los problemas”, explica desde este grupo de investigación de la ULPGC.

Datos de interés

Grupo de Investigación: Geografía Física y Medio Ambiente
Departamento de Geografía
Edificio Millares Carló, Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. Calle Pérez del Toro, 1 35003 Las Palmas de Gran Canaria
Tfno: 928.45.27.74/ 928.45.29.93
Fax: 928.45.27.74
Directora del Departamento: Emma Pérez-Chacón Espino

Web de interés

http://www.ulpgc.es/index.php?pagina=dgeo&ver=inicio
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres