Blogia
La Voz de Gran Canaria

El Cabildo restringe el acceso al entorno de la charca de Maspalomas para protegerla

El Cabildo restringe el acceso al entorno de la charca de Maspalomas para protegerla

La Corporación, en el área BIC, colocará 1.272 postes de 90 centímetros, 200 metros de cuerda nueva y 105 señales para delimitar e informar del paraje natural.

M. Pino Pérez

El acceso a toda la Zona de Exclusión de la Reserva Natural de las Dunas, es decir todo el entorno de la Charca de Maspalomas, va a quedar restringido por más de un millar de postes de madera. En concreto, unos 1.272 palos delimitarán todo este paraje natural. Además, la actuación que promueve la Consejería de Medio Ambiente del Cabildo de Gran Canaria, y que ayer contó con el visto bueno de la Comisión de Patrimonio Histórico, que aún debe resolver el modelo de oferta turística que se puede hacer en el BIC del Oasis, lleva aparejada también la instalación de una nueva cuerda de unos 200 metros de largo en la entrada a la Charca, y unas 105 nuevas señales en las que se explicará a los turistas y aquellos visitantes que recorren las Dunas, que no deben acceder a la zona protegida, al tiempo que les aportará información sobre las especies acuáticas y las aves que habitan en este entorno. El coste de este proyecto de señalización y amojonamiento de este entorno natural de Maspalomas se eleva a los 125.000 euros.

Los palos de madera, de unos setenta centímetros de altura sobre el rasante, llevarán una pequeña cimentación, y se distribuirán a lo largo de toda la Zona de Exclusión de este paraje, dejando una distancia de dos metros entre cada uno, a fin de advertir a los visitantes que se trata de un espacio protegido al que no deben acceder. Según explicó ayer, el director de la Reserva de las Dunas, Miguel Ángel Peña, ahora sólo está delimitada la parte que conecta con un lado de la Charca, de tal forma, que los turistas que recorren las Dunas pueden llegar a la citada zona sin ningún problema, ya que en su día simplemente se colocaron unas balizas. Peña comentó que por este motivo se ha visto que hay que colocar casi más de un millar de mojones para que toda la zona que bordea la Charca quede bien marcada para dejar claro que está prohibido entrar a la misma. Respecto a las señales informativas, el responsable de la conservación de esta Reserva , destacó que se retirarán los carteles actuales, y si bien el diseño será semejante si que se bajarán en altura para no interrumpir la visión de este lugar.

También apuntó que en la zona del mirador de la Charca, donde en este momento hay un árbol seco, se pretende crear una plataforma para que aniden las aves con el reto de intentar recuperar la cría del águila pescadora, que se piensa que habitaba por el Sur de la Isla.

Con todo, desde la Consejería de Medio Ambiente apuntaron que este proyecto "no se va a desarrollar de inmediato", pese a que los técnicos han recomendado en su informe que se lleve a cabo "cuanto antes". Desde esta consejería aclararon también que se trata de una actuación de "muy poco impacto" orientada a la conservación de esta Reserva Natural.

La Comisión de Patrimonio Histórico dio también el visto bueno a la recuperación del camino que conecta el yacimiento de Las Crucecitas con la Cañada de los Gatos, en Mogán, y la creación en esta zona de un mirador y un área de descanso en la que se pueda explotar un negocio de cafetería. La idea de este departamento, que coordina Larry Álvarez, es facilitar la visita a este enclave ya que sin tocar los elementos arqueológicos que integran este BIC, se permitirá acceder a este sitio de descanso y tener una visión panorámica del citado yacimiento y de la desembocadura del barranco de Mogán.

La Provincia, 25-9-2013

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres