Blogia
La Voz de Gran Canaria

El alcalde de Santa Cruz de Tenerife afirma que está ´satisfecho´ con la inversión del Gobierno de Canarias

El alcalde de Santa Cruz de Tenerife afirma que está ´satisfecho´ con la inversión del Gobierno de Canarias

El alcalde de Santa Cruz calma a los empresarios y dice que los recortes del Ejecutivo autónomo no frenarán proyectos

S.R. Borobia / D. Millet

El alcalde de Santa Cruz de Tenerife, José Manuel Bermúdez, afirmó ayer estar "satisfecho" con las partidas económicas que el Gobierno de Canarias ha destinado a la ciudad en sus presupuestos e informó de que, en principio, los recortes que ha llevado a cabo "no afectarán a ningún proyecto ni a los servicios".

Con estas declaraciones, el regidor quiso tranquilizar al sector empresarial de la capital tinerfeña, preocupado tras conocer la carta que el alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, Juan José Cardona, ha enviado al presidente canario, Paulino Rivero, enumerándole las obras y actividades que resultarán perjudicadas por el tijeretazo del Ejecutivo regional. Esa misiva, muy crítica con la acción del Gobierno, ha puesto en guardia a los empresarios chicharreros, que ahora se preguntan si ocurrirá lo mismo en Santa Cruz.

En respuesta, Bermúdez no sólo lo niega, sino que ayer resaltó, a modo de prueba, la puesta en marcha de obras como la Vía Llitoral y la de Ofra-El Chorrillo. Asimismo, informó de que las partidas más importantes que el Ayuntamiento recibe del Gobierno (el reparto de la recaudación de los tributos del REF y el Fondo de Financiación) han subido ligeramente y tan sólo ha bajado un 5% el importe para sufragar los gastos derivados de la capitalidad.

También aseguró que su estilo "no es enviar cartas a la Administración regional", sino que prefiere "ir de consejería en consejería" para conseguir financiación e, incluso, acudir al Estado, como haría en el caso de que el Ministerio de Medio Ambiente no diera dinero para la rehabilitación de la playa de Valleseco.

La preocupación de los empresarios ante cualquier revés económico está justificada. Desde el sector del deporte, el presidente de la Federación Canaria de Kick Boxing, Javier Rolo, se quejó de que el Ayuntamiento cobra alquiler por los pabellones deportivos, en lugar de ofrecerlos gratis como antes. De seguir así y sin ayuda municipal, Rolo asegura que "el deporte base está en peligro".

Este profesional es también productor de eventos musicales, por lo que cualquier recorte en la cultura y en los espectáculos lo sufre directamente. "En cuanto hay problemas, lo primero que recortan los ayuntamientos es en cultura. No la ven como una inversión para la ciudad", indica.

La construcción es otro sector que mira con lupa cualquier movimiento de las administraciones públicas. Por eso, la posibilidad de que el Gobierno regional destine menos dinero a Santa Cruz y que eso repercuta en el área municipal de Proyectos y Obras supone un quebradero de cabeza para los profesionales del ladrillo.

La vicepresidenta de Fepeco (Federación provincial de entidades de la construcción de Santa Cruz de Tenerife), María Ángeles Palmero, advirtió de que, si se reducen las partidas destinadas a las obras, "no habrá nada que hacer".

Informó de que los constructores dependen de los proyectos de renovación urbana y renovación integral previstos en Santa Cruz, que van desde la reposición de barrios (como Cuesta Piedra), hasta trabajos de saneamiento, telecomunicaciones, peatonalizaciones o mejoras urbanísticas, entre otros. "Si nos recortan en inversión, no saldremos adelante", afirmó.

Palmero, que resaltó el gran problema que para ellos supone la paralización del Plan General de Ordenación, añadió que entiende el control del déficit de las administraciones, pero opinó que esa contención del gasto no debe impedir políticas de reactivación de la inversión en la ciudad.

Finalmente, el director de la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife, Vicente Dorta, calificó ayer de "preocupante" que se lleguen a recortar partidas destinadas a producir empleo en la ciudad y dinamizar el sector comercial. "Somos conscientes de la situación económica por la que están pasando las administraciones, pero hace falta estimular la inversión productiva en la ciudad. Si no, no saldremos de esta".

Entre las acciones que debería realizar el Ayuntamiento para ayudar a los comerciantes y que tendrían que estar suficientemente presupuestadas, Dorta destacó políticas de dinamización, líneas de subvenciones, campañas para animar a los consumidores a comprar en la ciudad y apoyo a las superficies comerciales abiertas, entre otras.

Además, resaltó que cualquier merma presupuestaria que afecte al Ayuntamiento de la capital repercute de forma indirecta en el comercio. Por ejemplo, las obras de aparcamientos, la reposición de mobiliario urbano o los trabajos de embellecimiento de las calles, "son acciones que sirven para hacer más competitiva la ciudad" y atraer a más visitantes".

[Información de La Opinión de Tenerife, 23-2-2012]

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres