Blogia
La Voz de Gran Canaria

Soria asistió y votó en el Parlamento canario a favor de Anfi Tauro, proyecto urbanístico de Bjorn Lyng

Pedro Guerra

José Manuel Soria mintió a la jueza del caso salmón. Una semana después de prestar declaración ante el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) en calidad de imputado por un presunto delito de cohecho, se ha podido comprobar que en su testimonio por este caso, el ahora vicepresidente canario y líder del PP en las Islas no se inmutó lo más mínimo para mentir a la jueza Margarita Varona, como se puede comprobar en el vídeo que el Parlamento de Canarias grabó en la sesión del 30 de marzo de 2007.

En el interrogatorio realizado a Soria el pasado 26 de noviembre, con motivo de su imputación por el viaje que realizó en un jet privado del empresario Bjorn Lyng (ya fallecido) -dos meses antes de que el Cabildo declarara de interés general el proyecto urbanístico de Anfi Tauro, del mismo empresario-, el fiscal Anticorrupción Luis del Río le preguntó al líder de los populares si había participado en la sesión del Parlamento en la que se debatía el asunto de las camas turísticas de Anfi Tauro.

Soria contestó que no, a pesar de que el vídeo de la sesión parlamentaria (ver en www.laprovincia.es) muestra claramente cómo el vicepresidente del Gobierno no sólo está presente en la sesión sino que vota a favor de la aprobación del proyecto del empresario que lo invitó a viajar en su jet privado a Austria y Noruega.

A petición del presidente del Parlamento, los diputados favorables al proyecto se pusieron de pie para expresar su voto, y Soria se levantó y dio su respaldo afirmativo a las camas de Anfi Tauro. Las imágenes no ofrecen lugar a dudas.
Sin embargo, la transcripción de la declaración de Soria ante la Sala de lo Civil y Penal del TSJC recoge literalmente lo siguiente: "P (pregunta): ¿Si cuando se debatió esta cuestión (Anfi Tauro) en el Parlamento el declarante participó en dicha sesión?, responde que no, y que no sabe si asistió el señor Fernández, aunque éste le ha dicho que no".

Durante la declaración que José Manuel Soria prestó el pasado 26 de noviembre ante la magistrada Margarita Varona y ante el fiscal Anticorrupción, Luis del Río, el vicepresidente del Ejecutivo regional se mostró como un político totalmente ajeno al proyecto urbanístico de su amigo, el empresario noruego Bjorn Lyng.

De hecho, también a preguntas de la Fiscalía Anticorrupción, el ahora vicepresidente canario respondió que la primera vez que vio el expediente administrativo que Anfi Tauro presentó en el Cabildo para obtener la declaración de interés general fue "a raíz de la denuncia" del periodista Carlos Sosa, es decir, hace tres meses.

Soria declaró también que desconocía si el proyecto era de envergadura pero "me parece un proyecto de calidad porque así lo atestiguan los informes técnicos y porque tiene constancia de que los proyectos del señor Lyng siempre eran de calidad". También desconocía si el proyecto agotaba el cupo de camas permitidas. Aun así, el 30 de marzo de 2007 votó a favor de su aprobación en el Parlamento.

Información de: La Provincia, 3-12-2008

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres