Blogia
La Voz de Gran Canaria

¡Tumba ahora, vela latina!

¡Tumba ahora, vela latina!

NARDY BARRIOS CURBELO
Presidenta de Compromiso por Gran Canaria

A 1876 se remonta la primera vez que un bote de vela latina surcó el agua de nuestra bahía. Hace, por tanto, 130 años que este deporte tradicional se desarrolla en la bahía de Las Palmas de Gran Canaria, porque únicamente en nuestra capital se dan las condiciones climáticas para la práctica de este magnífico deporte velero, por su peculiar formato costero y las especiales características de nuestros vientos. Ningún otro municipio del mundo reúne estas características.

Pocas ciudades, por tanto, pueden gloriarse de acoger el lugar natural idóneo para la práctica de un deporte único. Las Palmas de Gran Canaria suma, a todos los ingredientes necesarios para ser una gran ciudad, esta singular seña de identidad: ser una ciudad con un deporte propio y único, la vela latina. No existiría la vela latina sin Las Palmas de Gran Canaria y Las Palmas de Gran Canaria no sería lo que es sin la vela latina. Pero este deporte no es sólo el producto de las condiciones de nuestra costa y nuestro clima, sino también de las características físicas y psíquicas nuestras gentes: fortaleza física, agilidad, flexibilidad, resistencia ante las adversidades y audacia.

La vela latina nunca ha recibido apoyo de ningún dirigente político para desarrollarse como un gran deporte. Muy pocos han creído en ella y en estos momentos, está pasando por momentos de gran preocupación ya que la Autoridad Portuaria proyecta la construcción de un espigón que eliminaría la parte más importante del trayecto de este deporte. Estoy convencida que el talante de Emilio Mayoral hará posible la adopción de acuerdos favorables a ambas partes, evitando que la vela latina, uno de los símbolos de la ciudad, desaparezca, estoy convencida que el Puerto puede desarrollarse sin perjudicar la práctica de este deporte centenario. Sólo es cuestión de trabajar buscando las fórmulas oportunas.

Pero también quiero hablar de otros sueños ligados al desarrollo de la vela latina y a Las Palmas de Gran Canaria, nuestra ciudad. Todos conocemos cómo Sidney, Barcelona, Valencia y Palma de Mallorca aprovechan las condiciones de sus bahías para potenciar la práctica de deportes naúticos y acoger competiciones internacionales, con lo que consiguen un doble objetivo: por un lado, ofrecer un gran atractivo para los propios residentes y para los visitantes; por otro, darse a conocer en el mundo entero proyectándose como destinos turísticos de interés. Sin embargo, ninguna de estas urbes tiene un deporte propio como es aquí la vela latina, con peculiaridades que maravillan a propios y extraños, ni nuestras características climáticas. Cualquier regatista que sube a un bote de vela latina queda impresionado por sus dimensiones, ya que la altura de su vela es única y duplica con creces los 6 metros que mide la embarcación, y que hace necesaria unas peculiaridades físicas y psíquicas a sus tripulantes.

Por ello, desde nuestro partido, Compromiso, creemos que habría que respaldar y potenciar la vela latina como deporte único, que ofrece una salida deportiva a nuestra ciudad además de un magnífico atractivo turístico. Entre otras iniciativas, en nuestro modelo de ciudad proponemos:

La constitución de una Fundación, patrocinada por empresas canarias, que potenciara un Gran Premio Ciudad de Las Palmas de Gran Canaria de Vela Latina. Si se trabaja bien, en poco tiempo se lograría el reconocimiento nacional e internacional necesario para promover la llegada a nuestra capital de personajes de la política, la sociedad y la realeza, facilitando el conocimiento y la proyección de nuestro deporte, nuestra ciudad y nuestra isla en el mundo.

La firma de acuerdos con la Federación de Vela Latina, aportando una significativa cantidad de dinero para todos los botes, propiciando que éstos organicen talleres y prácticas para que niños, niñas y adolescentes de todos los barrios puedan aprender y entrenarse en la práctica de la vela, a través de cursos –debidamente patrocinados y/o financiados- que les enseñaran esta fórmula única de navegar y de competir, tan propia de nosotros, los canarios. Una fórmula que potencia el trabajo en equipo, donde cada uno desarrolla adecuadamente su tarea, contra viento y marea. Invertir en deporte y fomentar un estilo de vida saludable es prevenir futuros problemas sociales.

Aprovechar las bondades de nuestro clima, con inviernos y veranos primaverales, para reactivar turísticamente la ciudad durante los meses estivales, ofreciendo a residentes de ciudades con altas temperaturas la oportunidad de gozar de una experiencia única: venir a pasar el verano a Las Palmas de Gran Canaria y recibir un curso de vela latina en la misma cuna de este deporte, que en ningún otro lugar se practica.

Potenciar nuestra identidad y nuestra idiosincrasia, acudiendo a los distintos lugares de celebración de regatas y eventos como la Copa de América, para promocionar, con nuestra presencia y la de nuestros botes, este deporte único, orgullo de la ciudad y parte importante de nuestra identidad y de nuestro propio carácter.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres