Blogia
La Voz de Gran Canaria

Las dos caras de Las Palmas de Gran Canaria

Las dos caras de Las Palmas de Gran Canaria

Según un estudio de la federación Compromiso por Gran Canaria-Nueva Canarias indica que Las Palmas de Gran Canaria atraviesa un momento crítico y la mayoría de sus ciudadanos se sienten abandonados por el gobierno del PP, que ha favorecido la desigualdad al invertir sólo en una parte, la baja, mientras la más poblada, la "trasera", no se atiende.
..................................................................................................

Un diagnóstico de la ciudad elaborado por la Federación Compromiso por Gran Canaria-Nueva Canarias a partir de consultas a ciudadanos, colectivos sociales e instituciones, que fue presentado este por la portavoz de Compromiso por Gran Canaria en el Ayuntamiento, Bernarda Barrios, y que ha llevado más de tres años de trabajo.

El diagnóstico, que fue un compromiso adquirido por Barrios en las elecciones anteriores, se completará con un modelo de ciudad que propone la Federación y que será dado a conocer la próxima semana, señaló la portavoz de municipal, a quien acompañó en la presentación el vicepresidente de NC, Francisco Candil.

Candil apuntó que la ciudad sufre un "coma profundo" y que el nuevo modelo que se propone es la alternativa para superar el "traumático paso del gobierno del PP por las oficinas municipales".

Es necesario cambios en el "equipo médico" que dirige la capital grancanaria, afirmó Candil, porque hay que poner "la ciudad en funcionamiento" para hacer viables las aspiraciones de sus ciudadanos, que se sienten "decepcionados" y "desilusionados" porque no se dan respuesta a los problemas que presenta la capital grancanaria.

Barrios explicó que los ciudadanos en conjunto perciben como bueno las playas y el clima, así como el buen carácter del isleño, la obra de la circunvalación, las zonas verdes y la parte baja, así como la oferta cultural, si bien reconocen que no llega a todo el mundo.

Sin embargo, destacó que lamentan la suciedad y el abandono de los barrios - no aptos para las personas discapacitadas-, las carencias en materia de transporte, la inseguridad, el impacto de la inmigración, la droga y el "botellón".

Según este diagnóstico, la ciudad presenta dos "caras", una cuidada y atendida, que concentra las inversiones y donde reside el 20% de su población, y otra situada en la parte alta, que concentra el 80% del resto de sus habitantes, y abandonada.

Las inversiones se entienden como un "maquillaje" que no resuelven los verdaderos problemas de los ciudadanos, quienes consideran que la ciudad está estancada con obras interminables, que siempre se efectúan en la misma zona y a base de proyectos "faraónicos", como La Gran Marina o el Scalextric.

En el trabajo también se habla de crispación social motivada por los problemas derivados del tráfico, la falta de aparcamientos y de transporte público, así como por la contaminación acústica y urbana, y por el impacto de la marginación.

Así mismo, se señala que los ciudadanos perciben la administración municipal como un órgano recaudatorio y burocrático, que funciona de manera lenta y desordenada, cuya responsable, la alcadesa Josefa Luzardo, sólo se preocupa por "la imagen" y mantiene una actitud prepotente.

El trabajo de diagnóstico divide en cinco tipos de barrios la ciudad, en base a sus características sociales y al estado de abandono que presentan y que engloba las distintas zonas en función de las inversiones efectuadas y su estatus social, explicó Barrios.

Así, explicó que el primer grupo, que concentra los riscos, el barrio de Cruz de Piedra, Las Rehoyas, los polígonos, el Salto del Negro, Almatriche, La Matula, los barrios San Juan y San José, y Las Torres, se caracteriza porque mantienen condiciones estructurales y desatendidas o desfavorecidas.

El segundo grupo, engloba a aquellos que presentan carencias tradicionales de debido a su origen y abandono, en el que figuran zonas como Zárate, Pedro Hidalgo, El Lasso o Lomo de Los Frailes, y el tercero, barrios de la parte baja de la ciudad, "muy abandonados" como Lugo o Las Canteras.

En los otros dos grupos se sitúan los barrios de Vegueta, Ciudad del Mar y Alcaravaneras, por un lado, y por otro, Triana, Ciudad Jardín, Mesa y López, La Minilla, Siete Palmas y Tafira, que son los que gozan de mejor estatus social.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres