Blogia
La Voz de Gran Canaria

Entrevista a Rafael Guerra, Presidente de Depaca: ´Dinamizar Vegueta es para el Ayuntamiento sinónimo de dinamitar casas´

Entrevista a Rafael Guerra, Presidente de Depaca: ´Dinamizar Vegueta es para el Ayuntamiento sinónimo de dinamitar casas´

El Presidente de la Asociación en Defensa del Patrimonio de Canarias (Depaca), Rafael Guerra, arremete en esta entrevista contra el Ayuntamiento y el resto de administraciones que, a su juicio, ignoran la ley que protege los conjuntos históricos como Vegueta y Triana y ceden ante las fuertes presiones especulativas.

- ¿Cómo valora la actuación de las administraciones en la conservación y protección del patrimonio histórico de esta ciudad?

- La valoración que podemos hacer desde Depaca es que la actuación es penosa, ya que existen unas normativas y leyes que regulan el patrimonio histórico y que las instituciones procuran soslayar en muchísimas ocasiones. Las instituciones deben estar sometidas al imperio de la ley y no a los vaivenes de los movimientos especulativos.

- ¿Cree usted que priman los intereses especulativos sobre la protección del patrimonio histórico?

- Sí. Las administraciones tratan de ignorar la ley porque es una cortapisa a las fuertes presiones especulativas.

- ¿Por ejemplo?

- Hay muchísimos. Primero la descatalogación de edificios para ser derribados por las mismas instituciones, que son las que deberían dar ejemplo. Así, tenemos la última sentencia respecto al Estadio Insular, que demuestra que se está descatalogando al margen de la ley. Se han hecho descatalogaciones, como el Centro Insular de Cultura, que pasa de ser una parcela con un edificio altamente catalogado a convertirse en un aparcamiento de coches.

- Depaca presentó recientemente, junto con otras asociaciones vecinales, un escrito de denuncia ante la Fiscalía Anticorrupción sobre supuestas actuaciones irregulares en contra del patrimonio, ¿qué pretenden con esta denuncia?

- En primer lugar, intentamos restablecer el imperio de la ley, que no sólo debe aplicarse a los ciudadanos, sino a las instituciones. Denunciamos lo que está sucediendo en el conjunto histórico y es que en el plan urbanístico se incumple la normativa. Presentamos una denuncia sobre lo que está sucediendo en la calle Triana número 22, que se ha derribado interiormente, pese a que la ley no lo permite. Se está haciendo una planta subterránea, cuando el Pepri tampoco lo permite. Pero las asociaciones de vecinos de Vegueta y Depaca hemos presentado también una serie de denuncias sobre la instalación en edificios protegidos de actividades no permitidas, como discotecas, pubs y bares que producen un trastorno de la convivencia de esos ciudadanos.

- El Ayuntamiento acaba de remitir al Gobierno canario la solicitud para declarar el casco histórico como Patrimonio de la Humanidad, ¿qué le parece esa iniciativa?

- No estamos en absoluto en contra de esta iniciativa, pero entendemos que dicha declaración debe ser la coronación de un proceso que empieza por la protección de ese patrimonio histórico. Cuando eso no se está haciendo, sólo podemos interpretar que es una cortina de humo para que el ciudadano no pueda ver lo que hay detrás, que son los masivos derribos de edificaciones. Cuando nos preguntan si creemos que Vegueta va a ser declarada Patrimonio de la Humanidad, contestamos con humor: si los técnicos de la Unesco vienen de noche y borrachos, a lo mejor sí.

- ¿No confía en que salga adelante la declaración?

- Es posible que la Unesco acepte esa declaración, pero qué podemos pensar de unos gestores políticos que mientras preparan la solicitud para que se declare Patrimonio de la Humanidad al mismo tiempo están autorizando los derribos de ese conjunto histórico.

- Desde el Ayuntamiento se asegura que el Pepri aprobado en 2001 dobló el número de edificios protegidos.

- Es posible, pero cuando la ley le dice al PP que debe proteger todo el conjunto, el PP nos da la limosna de proteger unas poquitas más, dejando el 50% sin proteger. ¿Cómo se entiende eso? Lo que tiene que hacer es cumplir la ley. Tenemos un catálogo con cerca de 300 casas que deberían estar protegidas y no lo están. Son casas que van desde el siglo XVI hasta el XX y que pueden ser derribadas en cualquier momento, cuando la ley dice que tiene que ser protegido el conjunto histórico en su integridad.

- ¿Y qué le parece el chequeo anunciado por el Ayuntamiento para revisar la protección de los inmuebles?

- La capital tiene varios conjuntos históricos, no sólo Vegueta y Triana. La filosofía del Ayuntamiento es una filosofía particular, al margen de la ley. Protegen Vegueta y Triana y los demás conjuntos históricos como si fueran un barrio más de la ciudad, cuando hay que respetarlos en su integridad. La mentalidad de esta Corporación está viciada desde el principio. El Ayuntamiento tiene metido los conjuntos históricos dentro de Urbanismo, que es como tener a la zorra cuidando las gallinas. Otra cosa más es que teniendo un patrimonio monumental que atender y cuidar, no haya un departamento específico que lo gestione y que sí lo tienen otros municipios, como Arucas. Hay que crearlo y poner un personal sensible y adecuado a este patrimonio. El conjunto histórico está totalmente abandonado y cualquier ciudadano puede hacer lo que le plazca con su casa.

- ¿Qué le parece las peatonalizaciones de las calles de Vegueta?

- Están muy bien si no derriban las casas. En Mendizábal, mientras peatonalizan, tiran las casas.

- ¿El casco histórico está muerto?

- Eso es lo que nos quieren hacer creer los del mundo del cemento, que tiene poderosos argumentos, aunque falsos, para justificar su agresividad contra el conjunto histórico. Dicen que el conjunto histórico está muerto, que no hay comercio. De Ciudad Jardín podríamos decir lo mismo, y allí está.

- Pero lo que sí es cierto es que cada vez hay menos habitantes. Es la actividad jurídica la que le está dando vida al barrio.

- Pero, ¿hay algo malo en que tengamos una parte de la ciudad con menos población donde podamos pasear, meditar y estar a gusto en ella? Es que hay una mentalidad de que tiene que haber población en masa. El barrio y las casas de Vegueta están abandonados porque no se invierte dinero en él. No se asesora ni ayuda a los propietarios. Vegueta podría ser rentable, porque las casonas se podrían convertir en pequeños hoteles, como se ha hecho en Agüimes, o fondas, casas para estudiantes, museos, etc. En la zona de Vegueta es donde deberían estar los hoteles.

Pero para el Ayuntamiento y el mundo del cemento dinamizar es dinamitar, derribar para construir edificios. Y eso es acabar con el casco histórico y lo que quieren los especuladores. No se puede permitir dentro del casco histórico una arquitectura que no sea la tradicional canaria. Ésta se está sustituyendo por una arquitectura estándar, que se puede encontrar en cualquier lado.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Javier -

La defensa del patrimonio se tiene con un poco mas de rigor y con bastnate menos de demagogia. Decir a estas alturas que se prefiere a una Vegueta solitaria, es una soberana tonteria. Ahi sí que se iria proa al marisco el barrio. Todavía le debe una disculpa al persona Depaca por el bochorno del arbol del responso (que ahi está enraizado y dadno sombra). Lo dicho mas seriedad , mas sentido comun y menos pachangería.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres