Blogia
La Voz de Gran Canaria

Román Rodríguez en precampaña electoral: "El pleito surge porque nadie frena a ATI"

Román Rodríguez en precampaña electoral: "El pleito surge porque nadie frena a ATI"

Entrevista a Román Rodríguez, líder político de Nueva Canarias

Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de La Laguna y médico asistencial durante diez años, Román Rodríguez (La Aldea de San Nicolás, 1956) cambió la bata y el estetoscopio por la política entrando de lleno en ella hacia 1991, cuando se incorporó a ICAN. Dos años después fue director general de Asistencia Sanitaria y en 1995, director del Servicio Canario de Salud. El ex presidente de Canarias (1999-2003) cree que el boom económico de las Islas no se corresponde, sin embargo, con el nivel de vida de los canarios y aboga por ajustar «los salarios privados» a esa mejora. «El sueldo privado en las islas en un 18% más bajo que en la Península», recuerda Rodríguez, quien pone de manifiesto también su preocupación porque la bolsa de pobreza en las islas afecta al 24,4% de la población.

Hace solo seis meses, expulsados de Coalición Canaria por la ATI tinerfeña, él y Carmelo Ramírez entre otros crearon el partido político Nueva Canarias, y ya asegura que serán determinantes en las próximas elecciones. Por eso, dice rodríguez, hay que seguir trabajando y cerrando alianzas. Eso sí, jamás dará su apoyo a quienes lo traicionaron: «ATI-CC»

«ATI-CC va a desaparecer en Gran Canaria»

-¿Qué expectativas tiene Nueva Canarias para 2007?

-Aunque somos una fuerza política nueva creo que tenemos una importante implantación en Gran Canaria y estamos convencidos de que en 2007 vamos a obtener unos resultados que van a condicionar la política de Gran Canaria con seguridad, y esperamos poder condicionar también la política de Canarias a través de la alianzas que estamos llevando a cabo, de tal forma que se pueda concitar un cambio político.

-¿Esas alianzas de las que habla no podrían dar al traste con el proyecto como ocurrió con CC?

-El nacionalismo de centro izquierda es fundamental en esta tierra, porque tiene una base social muy importante. En los últimos años, la formulación que hemos conocido se ha ido pervirtiendo, y ha aparecido uno de los grupos [ATI] con su verdadero rostro: el insularismo radical. Nosotros creemos que aunque eso es una evidencia, sigue habiendo un espacio sociológico muy importante. En La Palma hay un conjunto de personas deseosas de tener una expresión política de centro progresista y estamos seguros de que las vamos a nuclear en torno a nuestro proyecto y en el resto de las islas, igual. Donde más dificultades tenemos es en La Gomera, donde el PSC tiene una influencia importante.

-¿Significa eso que usted cree que CC va a sufrir disidencias?

-Yo creo que hoy CC es ATI y API y unas cuantas delegaciones mal avenidas en el resto de las islas. Hoy ese es un proyecto a la deriva al que se le acaba el ciclo político. Posiblemente sea en La Palma donde hay posibilidades de que ATI-CC pueda ganar las elecciones, pero no en el resto.

-¿Entonces ve a Antonio Castro como candidato?

-Martín y Castro son dos caras de la misma moneda, con la misma visión política y un importante ramalazo conservador. Yo supongo que ATI impondrá sus intereses, aunque lo otro será más de lo mismo.

-En Gran Canaria, parece que usted no se pone del todo de acuerdo con Nardy Barrios.

-Primero hay que decir que Gran Canaria está debilitada políticamente. La aventura de Martín, Soria y Mauricio repartiéndose Canarias a comienzo de esta Legislatura se ha caído como un castillo de naipes. La consecuencia ha sido que la isla se ha debilitado, y hoy de sus 15 diputados están representados dos y por la puerta de atrás [María del Mar Julios y Fernando González]. Ni están los del PSC, ni los del PP ni los de NC. En el proceso de propiciar un cambio político hemos buscado alianzas. En el caso de Las Palmas hemos creado una federación con Compromiso por Las Palmas.

-¿Puede casar haber sido presidente de Canarias y ser ahora insularista?

-Nosotros defendemos Gran Canaria como defendemos Lanzarote o como defendemos la isla de La Gomera. No es posible construir un proyecto común sin equilibrios exquisitos. Y especialmente equilibrios entre las dos ciudades que son capitales políticas de la Comunidad. Esta condición hay que regularla, trasparentarla y equilibrarla. Nosotros creemos que quien desune a los canarios es este Gobierno. El pleito se reabre con este Gobierno, que toma decisiones irresponsables sobre Hecansa, Socaem, Saturno, sobre el tren, politizando la Televisión Canaria… Los que desunen son los que desequilibran, y lo que hemos hecho otros es denunciarlo. La defensa de Gran Canaria no es incompatible con el proyecto común de Canarias.

-Es decir, el pleito es cosa de ATI...

-El pleito resurge cuando ATI ejerce el poder en solitario, cuando hemos tenido a ATI contrapesada, el pleito pasa a un segundo plano. Nuestra voluntad es refundar el nacionalismo canario sobre la base de la defensa de la unidad del Archipiélago, sobre la base de la defensa de la identidad, de los vestigios culturales que tiene esta tierra y la defensa de nuestro hecho más evidente, que es el hecho insular, la lejanía, los problemas estructurales, los problemas del medio ambiente como un elemento de identidad básico…

-Coincide usted con el discurso de CC...

-No, porque lo hechos son contundentes. Es en esta legislatura cuando se otorgan casinos a los amigos del Gobierno, es en esta Legislatura cuando se desequilibran estructuras como Hecansa, Saturno, Socaem, la política de transportes o la Televisión… y no en otras. Es en esta Legislatura cuando se proyectan grandes marinas, que son una gran frustración y una gran pifia económica para Puertos de Las Palmas. Los hechos son contundentes y lo que vale en política, además del discurso, son los resultados. Y los resultados de esta Legislatura son los peores de esta Comunidad en los 25 años de democracia. Por lo tanto, lo que planteamos, con la credibilidad de no habernos sometido a nadie, es que refundemos el espacio nacionalista.

-¿Y tiene cabida electoral NC?

-En el caso de Gran Canaria es clarísimo, yo no tengo ninguna duda de que CC está en la desaparición absoluta, como dicen todas las encuestas. ¿Quién va a dar la cara en San Bartolomé de Tirajana por ATI? ¿Quién va a conseguir votos en Schamann o en Telde para que ATI siga mangoneando el Archipiélago? Lo tienen difícil porque han perdido la credibilidad. Nuestra articulación en Gran Canaria está clara, conocemos el territorio y tenemos nuestras ideas, y lo más complicado será articular propuestas alternativas en el resto de los territorios, y por eso estamos avanzando en esas alianzas en La Palma, en Lanzarote, en Fuerteventura, en Tenerife, en El Hierro…en un intento de estar presentes en el 2007 no solo en Gran Canaria sino también en el Parlamento de Canarias y que se generen condiciones para el cambio político, que yo creo que se dan.

-¿Teme que los votantes, ante las peleas de los nacionalistas, decidan votar al PP o al PSC?

-Bueno, aquí se pelea mucha gente (risas). El PSC de Tenerife tiene un lío monumental. Es decir, en todos los partidos cuecen habas. Nosotros hemos abandonado un proyecto, renunciando a un poder que legítimamente nos correspondía por ser coherentes con nuestras ideas y cada uno tiene la credibilidad que se gana. Por eso ya nadie discute que vamos a ser primera fuerza política en ciudades tan importantes como San Bartolomé de Tirajana, Agüimes, Santa Lucía, Telde, o determinantes en ciudades como Las Palmas de Gran Canaria y seguramente determinemos también el gobierno del Cabildo de Gran Canaria. Eso no es casual, es producto de la coherencia, de la militancia y del trabajo de un equipo de hombres y mujeres muy comprometidos políticamente y que no se han dejado someter por el poder.

-Ustedes ya han decidido sus candidaturas. En su caso particular, ¿no tiene miedo a quemarse?

-Eso no va a ser lo determinante. Lo que es cierto es que en ninguna institución relevante va a haber una mayoría absoluta. Ni en el Cabildo de Tenerife, ni en el de Gran Canaria ni en las capitales de las islas ni en el Parlamento, por lo tanto se presenta un escenario de cambio. Creemos que la primera fuerza política va a ser el PSC, que la segunda puede ser el PP y que la tercera, alejada va a ser ATI-CC, y que va a irrumpir en el Parlamento una cuarta fuerza nacionalista. Vamos a estar con seguridad.

-¿Cuál es su escenario ideal?

-Un gobierno de progreso, que se creyera la democracia…

-Dígamelo en siglas…

-Sólo excluimos de forma contundente a ATI-CC de una posible alianza, porque creemos que es bueno para la democracia una pasada por la oposición.

-Suponga que llegamos a la misma situación de ahora, con una ATI-CC, como usted la llama, buscando socio para gobernar…

-Nosotros no tenemos interés en entendernos con quien desune al Archipiélago. Por eso nos marchamos y denunciamos esa manera de proceder y renunciamos al poder. Para algunos, la ideología de ATI-CC es el poder, y el poder no es una ideología, es un instrumento para llevar a cabo tus ideas, tus valores. Por eso hoy están con el PP y mañana con los socialistas, sin pestañear. Eso es lo que queremos cambiar, y eso pasa por llevar a ATI-CC al banquillo. El PSC juega un papel muy relevante si se lo cree, que a veces tengo dudas. Lo que nos gustaría es que los partidos a los que se les llena la boca ahora criticando la manera de hacer política que tiene ATI digan lo mismo a sus electores. Sería muy interesante que los socialistas se comprometieran públicamente a no pactar con quien ellos dicen que es lo peor de la política. Y sería interesante que el señor Soria fuera consecuente con los últimos discursos y que pusiera de manifiesto este tema.

Sobre la reforma del Estatuto, Rodríguez asegura que «se han hecho las cosas muy mal. Primero encargando a unos técnicos que dijeran cuáles debían ser los contenidos del Estatuto, cuando normalmente es al revés, primero el ámbito político determina el contenido y después se formulan técnicamente conforme a las reglas del juego». De momento, «con el PSC mantenemos una reunión cada mes y medio y comentamos algo, pero formalmente nadie nos ha preguntado nada al respecto del Estatuto, pero ni a nosotros ni a nadie».

Crisis del Ejecutivo. «Cada semana hay un espectáculo del Gobierno, que no me preocuparían mucho si no fuera porque cuando un Gobierno no funciona, quien asume las consecuencias son los ciudadanos», dice Rodríguez con respecto a las diferencias de opinión entre los miembros del Ejecutivo canario -José Carlos Mauricio y Marisa Tejedor- en torno al decreto comercial.

Descontento en la calle. «Tenemos el peor gobierno de nuestra historia. Es muy evidente. Llevamos tres años y hay un parámetro objetivo que es la actividad legislativa. Este Gobierno ha hecho diez leyes de las que seis son por imperativo legal. El Gobierno canario ha paralizado el funcionamiento de la sociedad canaria. Por eso la gente le contesta todo: el gas, la ley eléctrica,...».

Comisión del Delta. Preguntado sobre si le ha sorprendido que no lo llamen a declarar a la comisión, Román Rodríguez asegura que no «pero si a mi me citan a la Comisión, yo voy. Lo que sucede es que si yo voy tendrán que ir otros. Como el que tiene la responsabilidad máxima en política energética que es el presidente del Gobierno».

Empresarios. «Los empresarios no se han metido en política, han sido los políticos los que intentan influir en los empresarios,. Un ejemplo de ello es la venta de Gascan, donde el Gobierno elige a los que compran, o lo que quieren hacer ahora con Unelco».

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres