Blogia
La Voz de Gran Canaria

La música tradicional y Canarias Cultura en Red

La música tradicional y Canarias Cultura en Red

CLEMENTE REYES SANTANA

La empresa pública Canarias Cultura en Red (antes Socaem), célebre por el polémico traslado de su sede en Gran Canaria a Tenerife, convocó en octubre pasado un concurso público de patrocinio a la producción musical en Canarias. Al mismo se presentaron, según datos de la propia empresa, alrededor de cien entidades, sociedades y particulares y fue resuelto a principios de noviembre.

Militamos en un grupo dedicado a la música popular que, ingenuamente, concurrió a dicho concurso por segundo año consecutivo y con un proyecto discográfico sobre música tradicional canaria. Primero a través de Socaem y luego a la entidad que le sucedió, Canarias Cultura en Red (CCR). Dicho proyecto no fue estimado, ni en 2004, ni en la presente edición. Y eso a pesar de haber consultado previamente a CCR acerca del destino de la repetida convocatoria: o sea, si iban a consignar fondos para discos de esta naturaleza o –por el contrario- seguir la línea de años anteriores, dado que las bases no lo aclaraban. La contestación del funcionario fue esperanzadora, pero el resultado igualito que el año anterior. Recordamos que en 2004, sólo la Agrupación Folclórica Estrella y Guía obtuvo una pequeña ayuda para la edición de su disco. En 2005 ha sido la Asociación Folclórica Los Majuelos –de Santa Cruz de Tenerife- la única agraciada con dicho patrocinio.

Si valoramos el indudable nivel musical adquirido por las formaciones folclóricas y de música popular en Canarias, difícilmente entenderemos que la atención prestada por las administraciones públicas se mueva en proporción inversa. Sin embargo, sorprende que la música de la tierra interese tan poco a la Viceconsejería de Cultura, dado que las pocas ayudas existentes van a fomentar músicas foráneas (muy respetables, por supuesto) a costa de dejar a su suerte a la tradicional de Canarias, que si no obtiene apoyo en su tierra difícilmente lo va a conseguir en otras latitudes.

No queríamos considerar la procedencia de los afortunados por tal resolución, pues sería preciso conocer el contenido de sus proyectos, pero resulta chocante que del monto total del patronazgo, unos 128.652 euros, tan sólo 3.000 hayan ido a parar a proyectos de música de raíz. En concreto, al grupo Los Majuelos, de Santa Cruz de Tenerife. Y el resto, o sea 125.652 € se hayan destinado a géneros musicales foráneos y nuevas tendencias.

Siguiendo con las curiosidades de la repetida resolución, encontramos que, salvo tres honrosas excepciones, la masa del concurso se ha ido a Tenerife: 16.372 euros recayeron en entidades de la isla oriental, el resto –112.280 euros- se repartió entre solicitantes tinerfeños. Dicho de otro modo, el 12,63% para Gran Canaria y el 82,27% para Tenerife. Al resto de las Islas que –encima- lo tienen más crudo, recuerdos. Y si de folclore hablamos, Dulce Xerach Pérez López, viceconsejera de Cultura, ha reservado un gigantesco porcentaje, nada menos que el 2,34% de lo ofertado.

Posiblemente nuestra desorientación se base en el desconocimiento de la política personal de la señora viceconsejera. Ello se evidencia en la esclarecedora entrevista –que desconocíamos hasta ahora- concedida a La Opinión de Tenerife el 7 de noviembre y en la que afirmaba cosas como éstas: “nosotros invertimos cero euros en folclore” o “aquí, de la misma manera que la gente sube al monte a comer chuletas, va y monta un grupo folclórico”. Le agradecemos tal sinceridad (aunque no compartamos su opinión en absoluto), pero lamentamos no quedase tan clara en convocatorias públicas como la aludida, más que nada para evitarnos engorrosos trámites totalmente inútiles.

Si la política de la Viceconsejería de Cultura es ésta, probablemente lo seguirá siendo mientras dure el actual gobierno, pero deberían tener la valentía de admitirlo oficialmente porque, paralelamente, habremos de tomar nota de ello todas las agrupaciones y colectivos afectados. Tildarse de nacionalista y despreciar de esta forma las tradiciones del terruño, merecen un acertadísimo calificativo popular.

Por nuestra parte, entendemos claramente el mensaje y nos ocuparemos de difundirlo así, procurando que nuestras sacrificadas agrupaciones tengan clara la postura del Gobierno de Canarias en cuanto a la música de la tierra. Insistiremos en que no pierdan el tiempo en cumplimentar engorrosos formularios y acumular certificados y documentos oficiales y les animaremos a olvidar el rescate de nuestras tradiciones, administrando mejor las innumerables horas que a lo largo del año pierden en tan despreciable tarea. A partir de ahora, habrá que dedicarse a las chuletadas.

Es una pena que en el resto de las Islas no podamos otorgar nuestro incondicional voto a Dulce Xerach Pérez López y a tan dignos defensores de la identidad canaria.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres