Blogia
La Voz de Gran Canaria

El editorialista malabarista proclama Tenerife como el destino turístico universal

El editorialista malabarista proclama Tenerife como el destino turístico universal G. TAMARÁN *

El editorial de El Día de Tenerife del pasado domingo, 28 de Agosto, nos informa y avisa que: “Tenerife debe promocionarse en el exterior, en solitario (no hay nada nuevo bajo el sol, así vienen haciendo desde que Tenerife es Tenerife), al margen del resto del archipiélago (y aprovechando también la promoción archipielágica)… la experiencia turística de Tenerife lleva ya dos siglos (más cree saber el editorialista-malabarista de turismo por vetusto que por experto turístico)…es el destino turístico preferido de los peninsulares, de los europeos y de los viajeros del resto de los continentes”. Aquí no va muy desencaminado el equilibrista, el turismo peninsular, que en un principio, cuando era turismo de compras, prefería Las Palmas de Gran Canaria, ahora se decanta clarísimamente por Tenerife.

El pasado año 2004, de aproximadamente dos millones de turistas peninsulares que vinieron a Canarias, la mitad, o sea un millón, se quedó en Tenerife y en Gran Canaria, cuatrocientos mil, menos de la cuarta parte. Hay que advertir que las cifras del turismo peninsular no están muy comprobadas. El principio de este desvío de una isla a otra se puede achacar a las ofertas de camas y precios, muy ventajosas, de los “necesitados” industriales turísticos tinerfeños, en particular los del Puerto de La Cruz, en comparación con cierta resistencia de los grancanarios, no tan necesitados en aquellos momentos. En cambio, con el turismo europeo, aunque Tenerife recibió el pasado año casi tres millones y medio de turistas y Gran Canaria dos millones setecientos mil (un veinte por ciento menos) y estas cifras si son seguras, nos encontramos que, si descontamos los turistas británicos, con nada menos que un millón de turistas más en Tenerife que en esta isla, resulta que Gran Canaria es el destino preferido del resto de Europa, con trescientos mil turistas más que la isla picuda. Con respecto a las preferencias de los marcianos, no tenemos información contrastada. La pregunta es: ¿por qué Gran Bretaña prefiere tan descaradamente Tenerife? y la respuesta es, más de lo mismo, por los precios más bajos.

No podían faltar las provincianísimas fantasmadas de costumbre, que se comentan solas: “La isla no es comparable, por sus bellezas naturales sin igual, por su diversidad, por su clima, por su luz, por sus instalaciones, por su calidad y por la amabilidad de sus gentes, con otros destinos turísticos de la provincia oriental (ni con el resto del sistema planetario). No es una artificial reserva de la biosfera (como Gran Canaria) es naturaleza pura (y dura). Tenerife cuenta con turismo de sol y playa (artificiales, desde luego)…rural, de cruceros… cultural, deportivo…, de ocio, de invierno, de congresos… en fin, la lista sería interminable (el sursuncorda) ¿Por qué entonces caminar de la mano con Lanzarote, G.Canaria o Fuerteventura? (por este orden) muy diferentes en cuanto a servicios, oferta turística y, sobre todo, naturaleza. No es aconsejable…lo único que lograremos será confundir al posible visitante, que acabará creyendo que el Teide se encuentra en el centro de la isla redonda, que es lo que anhelan muchos canariones.”.Infundio que carece de apoyo documental y sin embrago si lo tiene y además tipográfico el que la gran playa de Maspalomas se la hayan adjudicado los chicharreros al deprimente sur turístico de Tenerife. Sin embargo, el posible visitante puede disfrutar de la mejor vista del Teide, que es la que se contempla desde Tejeda, en el centro de Gran Canaria y los grancanarios también, sin necesidad de anhelos que jeringuen el pescuezo. No sabemos si es torpeza del editorialista-malabarista el no comprender que ir cogido de la mano de sus “satélites” orientales bajo un reinado Ati-utonómico, viene a significar, no el auparlos para el tan manido equilibrio, sino para mantenerlos detrás y así impedirles el paso.

Continúa el entendido editorialista-malabarista “…Los entendidos y los que viven del turismo no aceptan el difundir un producto único en el exterior, cuando la realidad es que Canarias son siete identidades propias (ocho con La Granciosa, que no está homologada porque los tinerfeños no lo han decidido y, que dicen cuenta con más de mil camas turísticas ilegales), cada una con su sello particular, a veces con grandes diferencias y poco homogénea si de calidad turística hablamos. Por tanto, aquel que se ha labrado un prestigio y una imagen peculiares está en su derecho de mantener esa línea y obtener unos beneficios justamente ganados con su trabajo (y con el dinero de todos los canarios y más de los grancanarios que, como se sabe, son los que más aportan) con la bendición de una naturaleza pródiga y totalmente distinta a la de las islas orientales.” ¡Viva la solidaridad!

Y para terminar, larga …”En resumen, lo que los tinerfeños persiguen es equilibrio real (¡que baje Dios y lo vea!). Al igual que el nuevo Gabinete de Adán Martín…La Consejería de Turismo se debe empeñar en el mismo equilibrio y este se consigue incrementando las inversiones en Tenerife y su provincia y cortando la de Las Palmas hasta que la balanza se iguale”. En definitiva, megalómanos sueños de una noche de verano del portavoz del Tenerife profundo, el vetusto editorialista-malabarista-equilibrista y “solidario” de El Día de Tenerife.

O sea, lo de siempre. Las cuatro islas de la provincia de Las Palmas (como hemos dicho hay que contar con La Graciosa) que, a través de los años se han mantenido a la cabeza del turismo en Canarias, repetimos, gracias al esfuerzo y al dinero de sus naturales, que han sabido aprovechar sus magníficas y muy superiores condiciones naturales, deben ser penalizadas por la Consejería de Turismo con el corte de inversiones y Tenerife favorecida con dichas inversiones para que, como en todo, los tinerfeños traten de conseguir no solo la paridad, sino la supremacía, no con su esfuerzo y dinero, sino con el dinero de todos los canarios y en especial de los grancanarios, que somos los que más aportamos al erario regional… reiteramos ¡que baje Dios y lo vea!

Como es habitual, al editorialista malabarista le traiciona el subconsciente y se pregunta “Qué ocurre con la capital tinerfeña en verano y en las demás estaciones del año, sobre todo los sábados por la tarde y los domingos?. La verdad es que nos da pena porque está triste, vacía, sin alternativas para los ciudadanos, sin atractivos,. Da sensación de abandono, de tristeza, de desolación…” ¡Por fin el editorialista-malabarista descubre la triste realidad de Santa Cruz de Tenerife!, una aburrida y asfixiante ciudad provinciana, en verano un verdadero horno crematorio, estrecha, abigarrada y dominada por los dañinos y pestilentes efluvios de la Refinería, población que carece de atractivos para el visitante pues no cuenta con museos de importancia o interés (recuérdese que aún no han comenzado la construcción del que va a ser dedicado al Carnaval tinerfeño “el segundo en importancia del Mundo”… (ríase Miguelito…) y que como expansión turística solo ofrece una pequeña playa artificial de sucias arenas y aguas empozadas… ¡que diferencia con Las Palmas de Gran Canaria!, la gran ciudad Capital del Archipiélago, amplia, cruzada por grandes avenidas, plena de grandes parques y plazas, con vistas a la mar y al grandioso puerto de La Luz, con magníficas playas como la internacional de Las Canteras, abundante en Centros Culturales y deportivos en continua actividad, Museos como el Canario, que alberga algunas de las más importantes colecciones del Mundo, las Casas-Museo de Colón y de Galdós, la primera recordatorio de la larga y fructífera estancia en Gran Canaria del Almirante en el viaje del Descubrimiento de América y la segunda de la vida y obra del más grandes de los escritores españoles después de Cervantes, el grancanario Pérez Galdós, así como el Museo dedicado a Néstor el más importante de los pintores nacidos en Canarias…

Gozoso, el editorialista-malabarista se ocupa del convenio firmado por el Cabildo de Tenerife, utilizando excecrables artimañas, como el emplear a su exclusivo beneficio a funcionario del Gobierno de Canarias (en la actualidad realmente de Tenerife) con la yanquee Teremark, para intentar hacerse con el NAP, en descabellada pretensión de “desplumar” a la Casa de Africa que, como es bien sabido tiene su sede oficial en Las Palmas de Gran Canaria. Curándose en salud, el editorialista-malabarista sueña y se ufana “Tenerife se situa en cabeza en cuanto a innovación tecnológica de toda Canarias” y vaticina “Poco tardarán los canariones en subirse al “carro del triunfador” o en intentarnos arrebatar el invento” ¡Mira como lo sabe!… ¡mira como comprende que la sucia maniobra del Cabildo tinerfeño no logrará buen fin!. La Caa …”En resumen, lo que los tinerfeños persiguen es equilibrio real (¡que baje Dios y lo vea!). Al igual que el nuevo Gabinete de Adán Martín…La Consejería de Turismo se debe empeñar en el mismo equilibrio y este se consigue incrementando las inversiones en Tenerife y su provincia y cortando la de Las Palmas hasta que la balanza se iguale”. En definitiva, megalómanos sueños de una noche de verano del portavoz del Tenerife profundo, el vetusto editorialista-malabarista-equilibrista y “solidario” de El Día de Tenerife.

..................................................................................................
* El G. Tamarán es parte integrante del Grupo de Opinión Tamarán y está constituido por diferentes personas. En esta ocasión encabezan, por última vez, el “retén de Agosto” Nicolás Díaz-Saavedra de Morales y Miguel Curbelo Navarro.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres