Blogia
La Voz de Gran Canaria

El Ayuntamiento capitalino prefiere 26 dúplex en Tafira a una biblioteca pública para los ciudadanos en el edificio Woermann

El Ayuntamiento capitalino prefiere 26 dúplex en Tafira a una biblioteca pública para los ciudadanos en el edificio Woermann El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha decidido cambiar la bibilioteca pública prevista en el Edificio Woermann por una futura urbanización de lujo en los terrenos del antiguo colegio de educación especial en Tafira Alta. Para ello, la Corporación municipal ya ha suscrito de manera inicial un convenio con la empresa pública Hoteles Escuela de Canarias, SA (Hecansa), actual propietaria de la citada parcela de más de 11.000 metros cuadrados.
..................................................................................................

En virtud de este convenio, el Ayuntamiento de la capital grancanaria se hará con los cerca de 11.000 metros cuadrados urbanos (10.735,30) donde actualmente se ubican las dependencias de Hecansa, en la zona conocida como Cruz del Inglés (Tafira Alta) y que antiguamente sirvió para acoger durante 20 años un colegio de educación especial. La finca, con un total de 16.567,90 metros cuadrados (de los que 5.832,60 son rústicos de protección ambiental), fue tasada en julio de este año en un total de 4.256.301,12 euros.

Las intenciones de la Corporación municipal están claras. De hecho, para poder tomar posesión de los terrenos, el Ayuntamiento se compromete a modificar en un plazo no superior a un año la calificación de la parcela y permitir así el uso residencial -actualmente la finca tiene un uso dotacional educativo-. Este cambio, explica el texto del convenio, “refuerza el objetivo de defender el uso residencial de baja intensidad que caracteriza al ámbito territorial y el Ayuntamiento obtiene, en aplicación de la legislación urbanística vigente, una dotación de carácter público”.

A cambio, Hecansa se compromete a pujar en subasta pública por los locales 3 y 4 del Edificio Woermann, en principio destinados a biblioteca pública y administración local respectivamente, para que la entidad dependiente de la Consejería de Turismo del Gobierno de Canarias ubique en ellos su sede oficial. Según el convenio, la empresa pública deberá cubrir al menos el tipo de licitación, es decir, 3.640.747,80 euros. Si Hecansa resulta ser la adjudicataria, está obligada a acondicionar los dos locales, así como a instalar y poner en funcionamiento el punto de información turística en el edificio. En caso de no ser la adjudicataria, la empresa pública deberá abonar al Ayuntamiento un 10% del valor de la tasación de los terrenos de Tafira.

"Atenuar la rigidez" del uso de los locales

El Ayuntamiento pretende, con la enajenación de los dos locales del Woermann, “atenuar la rigidez del planeamiento vigente en la regulación de los usos posibles a implantar en los citados locales". De este modo, ha decidido que "se ampliarán los usos actuales de biblioteca y administración local, a toda gama de usos culturales y de la administración pública”.

Según justifica el texto del convenio urbanístico, "el interés público municipal" de ambos locales "en tanto que se pretende mantener el destino cultural y de servicio público de los mismos, es perfectamente compatible y armonizable con los objetivos e intereses de la Consejería de Turismo".

26 dúplex tipo "ciudad jardín"

En el expediente, ahora en exposición pública, destaca el informe de tasación encargado por Hecansa a la empresa Tinsa, en el que se aclara que “para determinar el valor del solar [de Tafira] (4.256.301,12 euros) se ha considerado el más que posible cambio de calificación que se realizaría en el caso de materializarse la permuta pasando el uso dotacional educativo actual del solar a residencial sometido a la ordenanza D-500, por ser la ordenanza de la zona”.

Un poco antes, en el apartado de Análisis de Mercado , el informe “plantea la promoción conjunta de 26 viviendas unifamiliares pareadas de dos plantas sobre rasante y de unos 165 metros cuadrados construidos sobre parcelas en torno a 280 metros cuadrados (...)”.

Además, teniendo en cuenta las “características de la oferta y la demanda”, el documento describe la ubicación de los terrenos como una “zona de expansión de la ciudad de Las Palmas con viviendas unifamiliares tipo ciudad jardín con una demanda importante. Por la cercanía al centro de la ciudad y las condiciones que ofrece este tipo de viviendas, la demanda es cada vez mayor para estas zonas de crecimiento”.

Casi dos millones y medio de euros más en nueve años

Los terrenos de Tafira Alta no siempre fueron propiedad de la Consejería de Turismo del Gobierno regional. Hasta noviembre de 1996 pertenecían a la Caja de Canarias, que desde 1982 y durante 20 años tuvo cedida una parte al Instituto Nacional de Educación Especial del Ministerio de Educación y Ciencia. Fue el 12 de noviembre de 1996 cuando La Caja vendió la finca a Hecansa por un total de 1.923.238,73 euros (320 millones de pesetas), poco menos del valor real de los terrenos (1.937.794,25 euros). Esto significa que en tan sólo nueve años, la parcela a la que ahora quiere acceder el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria se ha revalorizado en más de dos millones de euros (2.318.506,87 euros).

LA OPINIÓN DE "LA VOZ DE GRAN CANARIA": Cómo ha sido todo y lo que hay detrás de la negación de la cultura a la ciudadanía palmense

El concejal de Urbanismo de Las Palmas, Felipe Afonso El Jaber, malgastó un comunicado de prensa. Emitió uno que se pudo haber ahorrado, o mejor dicho, que debió haberse ahorrado si su intención era justificar la trapisonda por la cual su Ayuntamiento permutará una biblioteca y unos locales públicos por un solar que recalificará para que alguien haga 26 dúplex estupendos en Tafira Alta. El concejal de Urbanismo de Pepa Luzardo ha hecho todo lo que no debe hacer un responsable público en democracia: mentir, irse por los cerros de Úbeda y solemnizar una operación absolutamente impresantable. Ya tienen información concreta de ese comunicado en la sección correspondiente, pero les rogamos que se fijen en la caradura que produce la impunidad en que se mueven estos sujetos.

El comunicado de Felipe Afonso el Jaber es para enmarcar en las escuelas de manipulación informativa. Lo malo es que es tan burdo que da hasta pena leerlo. De entrada trata de convencer al personal de que se trata de asegurar el uso público del Woermann, sencillamente porque allí se instalarán Hecansa y Promotur, obviando que la biblioteca prevista por convenio urbanístico en ese lugar se va a hacer puñetas. Una biblioteca, por cierto, diseñada inicialmente allí cuando el Ayuntamiento, gobernado por el PP (haga el favor, señora Bolta) dijo que allí habría una porque si no no otorgaba la licencia. En esos esfuerzos por garantizar lo público, se olvida El Jaber que habrá subasta y que es posible que el adjudicatario no sea Turismo, lo que invalida totalmente sus argumentos. Y una subasta es difícilmente amañable, a no ser que prohíba a otros pujar, que también entra dentro de lo posible en este berenjenal en que nos movemos.

Por lo demás, además de falacia tras falacia, el comunicado oficial del Ayuntamiento no ha hecho otra cosa que confirmar lo publicado por este periódico: el Ayuntamiento recalificará la parcela del colegio de educación especial de La Caja para hacer allí 25 chalets dúplex. O más, que ya hay quien hace números con los aprovechamientos urbanísticos. Ya tenemos una somera idea de quién es el promotor que se ocupa en la zona de este tipo de promociones urbanísticas, y todos los datos apuntan a que será el agraciado. El Ayuntamiento, lejos de desmentir una operación tan poco ventajosa para el interés público, no ha hecho otra cosa este jueves que confirmarla. Lo lamentamos por todos nosotros, que pagamos impuestos para estas martingalas.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres