Blogia
La Voz de Gran Canaria

El editorialista malabarista se pregunta: ¿Están cambiando realmente las cosas?

El editorialista malabarista se pregunta: ¿Están cambiando realmente las cosas? "G". TAMARÁN*

Tan inocente pregunta, título de la encíclica aparecida en El Día de Santa Cruz de Tenerife el domingo día 17, no tiene otra contestación que la de que, efectivamente, nada ha cambiado ni está cambiando en Canarias. Tenerife continua “chupando” de los dineros regionales mucho más que Gran Canaria y que ninguna otra isla y ahora con más facilidad pues, no en vano, el Gobierno “equilibrado” de D. Adán Martín (tinerfeño) está integrado por una gran mayoría de políticos tinerfeños, algunos enemigos rabiosos de Gran Canaria.

En Las Palmas de Gran Canaria se han oído altas voces protestando por la composición del nuevo Gobierno y por la continua mayor inversión que ha venido y viene recibiendo Tenerife. En Santa Cruz de Tenerife se alega, enérgicamente, lo contrario. ¿Quién tiene la razón?. Solo una transparente exposición de los números del Archipiélago puede aclararlo. Pero no, no hay manera de que los números de los últimos dos o tres años, ni siquiera de los diez anteriores, sean publicitados por el Gobierno.

Los canarios no tenemos derecho a conocer las inversiones realizadas, isla por isla, en los veinticinco años de funcionamiento del régimen autonómico. ¿Por qué la Consejería de Hacienda, con teórica sede en Gran Canaria pero efectiva en Tenerife y casi siempre manejada por tinerfeños, nunca ha querido hacer públicos los números generales del Archipiélago? ¿Por qué una buena parte del presupuesto de Canarias se esconde bajo el título de “innominada”? ¿Cuándo sabremos en qué islas y en qué cuantías ha sido gastado ese “innominado” dinero?

Esto, Sr. editorialista malabarista, es el quid de la cuestión. No vale airear, como hace en su periódico D. Antonio Plasencia, que “Tenerife lleva un atraso de 10 años sobre Gran Canaria en carreteras”, porque, cualquier honesta persona que haya vivido y recorrido estas islas en los últimos cincuenta años no puede negar que Tenerife, con sus autopistas del norte y del sur, se adelantó claramente a Gran Canaria en dicha materia. Para más inri, algunos sabemos que, por los años en que fue establecido el Régimen Autonómico, muchos miles de millones de las antiguas pesetas que estaban destinados a la mejora de las plantas de desalación de agua marina en Gran Canaria, terminaron invertidos en la autopista del sur de Tenerife. Si no se quiere llegar tan lejos por lo menos que se compare la inversión en carreteras en las islas capitalinas desde que se estableció el régimen autonómico hasta la fecha. Así constataría el Sr. Plasencia lo que los demás sabemos…

Resulta curiosa la insistencia senil, plena de odio, del editorialista malabarista, que asegura, equivocadamente, que Gran Canaria es la tercera isla en importancia del Archipièlago, porque, como dice, “lo acreditan hechos incuestionables como la superficie (¿qué tendrá que ver superficie con importancia?) el número de habitantes (cosa “rara”, Tenerife en el año 2000 contaba con 709.365 habitantes y por lo que dicen, el año 2003 subió a 799.889. O sea, que en algo más de dos años la población de Tenerife ha aumentado en 90.524 personas… o mucho han parido las buenas madres tinerfeñas o el expolio a Gran Canaria que significó el traslado a Tenerife del Instituto Canario de Estadística ha dado el resultado apetecido), la fortísima expansión económica de los últimos años (y sin embargo, Gran Canaria en el año 2003 aportó al erario regional 881.895.926,25 Euros contra 765.387.983.93 euros Tenerife…). Ahora, eso si Tenerife, además “alberga en su centro el símbolo por excelencia de Canarias, el más conocido dentro y fuera, desde la antigüedad hasta nuestros días: el Teide” (el majestuoso Teide, el gigante Generalife, el padre de Canarias, ¡ay, si el Teide explotara!… ¡Oh cielos, cuánta cursilería! … ¿Nos reimos del Everest?)

… Lo verdaderamente extraño es que Gran Canaria, pese a su menor “expansión económica”, manejada por el famoso “Sanedrín de Vegueta”, según el editorialista malabarista, se dedica a dilapidar dineros que reparte a tinerfeños traidores a su isla para que impidan el progreso de la misma. El dinero “amarillo” está impidiendo a) que se construya el puerto de Granadilla, b) que se cierre el anillo insular, c) que se haga la segunda pista del aeropuerto Reina Sofía y d) otras majaderías… Pero, para su desgracia, al mendaz editorialista malabarista, el subconsciente, como de costumbre, le juega malas pasadas y así dice “no se olvide que Las Palmas debe gran parte de su progreso, además de a su clase empresarial, a la fuerza de su puerto. Si Tenerife, además de poseer dos aeropuertos logra un segundo puerto, será el vuelco a una situación que ha durado muchos años”… ¿En qué quedamos por fin?...

Es triste tener que asumir que, una vez más, nos quedaremos sin conocer los verdaderos números del archipiélago y su destino, isla por isla, por que los empresarios de Gran Canaria irán perdiendo fuerzas y ganas de espolear a los políticos de la isla. Todos olvidarán, una vez más, que Gran Canaria es la isla que más dinero aporta a la región y sin embargo recibe mucho menos que Tenerife… Los que han gritado serán acallados de una u otra forma para que las aguas vuelvan a su cauce, con lo que en el pueblo grancanario sigue aumentando la sensación de que está mal gobernado, que muchos de los políticos con responsabilidad de administrar aceptan, impasibles, el que Tenerife a base de hacerse con todo aquello que signifique poder, influencia o dinero, reduzca, poco a poco, el enorme atraso que, en todo, la ha separado y continua separando de Gran Canaria… que los tinerfeños persisten en hacer de las suyas actuando, descaradamente, en contra de la idea regional y tratando, por todos los medios, de empobrecer a Gran Canaria, sin que ningún político de esta isla haga lo mas mínimo por intentar impedirlo lo que, entre otras muchas, trae como consecuencia el que aquí salga más caro instalar industrias, importar mercaderías y hasta el que los combustibles se paguen aquí más caros que en Tenerife…

Como ejemplos de la indiferencia y falta de visión de buen número de políticos de Gran Canaria resaltaremos la conferencia y estancia del ex Presidente Clinton, inicialmente programada para Gran Canaria que, finalmente, se llevará a cabo en Tenerife, la creación del Instituto Tricontinental de Canarias, pensado y propuesto para Gran Canaria y que también va a terminar en Tenerife o el asentamiento en Tenerife del NAP para Africa (Punto Neutral de Conexión de Internet), con lo cual han comenzado a “desplumar” a la Casa de Africa antes de que abra sus puertas en su sede oficial en Las Palmas de Gran Canaria…

Todos estos fracasos, de los que son culpables los políticos grancanarios, los pagará la isla más temprano o más tarde, pero… los pagará. Aunque es un verdadero sacrificio, seguiremos comentando las encíclicas dominicales de El Día de Tenerife.

..................................................................................................
(*) El “G” Tamarán es parte integrante del Grupo de Opinión Tamarán y está constituido por diferentes personas. En esta ocasión lo encabeza Nicolás Díaz-Saavedra de Morales.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres