Blogia
La Voz de Gran Canaria

La Base y el petróleo

La Base y el petróleo ÁNGEL TRISTÁN PIMIENTA

Al final José Carlos Mauricio, otra vez en fase expansiva, le ha dado la razón a Juan José Cardona, primero en exigir Gran Canaria una cantidad igual a la que el Gobierno le entregará
al tranvía Santa Cruz- La Laguna. Ante la subvención para la obra estrella de ATI - que según los malévolos críticos y entendidos del transporte es un proyecto condenado a estrellarse- el todavía presidente del PP insular apostó por reivindicar el mismo dinero
para obras de infraestructuras. Aquella salida del tiesto, pues así se interpretó el giro crítico hacia los socios tinerfeños, le valió un repentino ostracismo y, cuentan los cabildólogos, un serio enfrentamiento con Soria. Portavoces y bocazas de la Casa Palacio filtran que en varias reuniones los gritos y puñetazos en la mesa del líder popular traspasaban las barreras de la insonorización. Y eso que la propuesta era muy razonable
y equilibrada: Los áticos la vienen aplicando desde que estuvieron en condiciones de repartir los presupuestos: cada vez que la Universidad de Las Palmas recibía una asignación para construir el edificio de una facultad, La Laguna ponía la mano pese a que ya tuviese construidos, reconstruidos y acicalados todos sus centros, parques, jardines, alcorques y pérgolas.

La novedad que ha aportado el Consejero de Hacienda es que el Ejecutivo ´puede´ perfectamente hacerse cargo de la construcción de una nueva Base Naval, como contraprestación por el trenecito, para que Defensa abandone el actual Arsenal. La sugerencia es resultado de otra propuesta de quien ha reclamado para sí los méritos de la idea original en su etapa de concejal del Ayuntamiento capitalino: ante el problema suscitado en el Concurso plantea que se trate en su globalidad el Frente Marítimo, desde San
Cristóbal hasta La Isleta. Así, con bloques para todos, se acabarían los conflictos con el COAC.

O sea, que ya tenemos una posibilidad de ´conquistar´ el Arsenal según Mauricio, aunque faltan algunos pasos previos imprescindibles: el primero, que haya disponibilidades presupuestarias, y si uno hace un balance del debe, del haber y del debe de haber lo más
probable es que se encuentre con que los números no cuadran. Hay compromisos ordinarios que atender, hay cada día un tirón más fuerte de la sanidad - contenciosos con Madrid aparte-, no hay fondos para cubrir las necesidades universitarias y las ayudas a la investigación, hay un ´plan de desarrollo´ por financiar, hay declaraciones muy serias de que es preciso apretarse el cinturón... y la deducción lógica es que el disparate es que el Gobierno
regional se endeude innecesariamente en lujos y derroches como el de un tranvía destinado a mejorar la conexión entre dos ciudades que lo que necesitan son sistemas flexibles y no rígidos. Una guagua amarrada a un cable eléctrico y que circula por raíles no tiene capacidad de movimientos, no es la mejor solución en 2004. No es lógico, y difícilmente se entiende, que la Comunidad Autónoma entierre 70 millones de euros en un empeño voluntarista,
que cada ejercicio económico requerirá una subvención.

¿Disponen las arcas regionales de una cantidad equivalente para construir un nuevo Arsenal? Es improbable. Claro, que igual ya se piensa en el petróleo de Fuerteventura y Lanzarote. Otra cosa es que las tres instituciones implicadas (Ayuntamiento, Cabildo y Gobierno autonómico) lleven a cabo operaciones urbanísticas destinadas a lograr compensaciones que permitan sacar adelante la iniciativa sin poner euros sino valorizando terrenos... Y
teniendo en cuenta los antecedentes, ése es un serio peligro. Pero seguramente 10.000 millones de las antiguas monedas no cubran las necesidades de una instalación tan compleja. En 1975 se estimaba que "como mínimo" hacían falta 5.000 millones, antes de que una conjunción de radicales nacionalistas o izquierdistas con sarampión (releer a Lénin si hay dudas) lograra frenar los planes de mudanza al grito de ´que viene la OTAN´. En treinta
años ¿cuál ha sido el IPC acumulado, cuánto vale la peseta constante? Sin embargo es interesante la toma de postura de José Carlos Mauricio, porque por algún lado hay que comenzar la que sin duda es una decisión inexorable. Si en esta misma legislatura el Consejo de Gobierno adopta un acuerdo al respecto, y ya el grupo socialista ha tomado nota y prepara al parecer una propuesta, las otras corporaciones implicadas, Ayuntamiento y Cabildo, han
de hacer lo propio. Estudiar la ubicación alternativa, enfrentarse con los alcaldes y vecinos, preparar los planes territoriales para que la operación tenga encaje, e iniciar en serio las negociaciones con el Ministerio. En el mejor de los casos hay trabajo para
una década.

Ahora la clave del arco de bóveda es el jurado - un jurado cuyo nivel y preparación contrasta con la categoría de los concursantes- y si se inclina por la actual ortodoxia urbana, que es una visión mediocre y mezquina, que tiene su mejor ejemplo en lo abigarrado
y poligonero, o si por el contrario tiene la valentía cambiar el rumbo y apostar por la ruptura con la vulgaridad y con la avaricia peloticorta de lo inmediato.
....................................................................................................
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres