Blogia
La Voz de Gran Canaria

CC-Gran Canaria advierte de que la corrupción persiste en el Archipiélago

CC-Gran Canaria advierte de que la corrupción persiste en el Archipiélago CC en Gran Canaria advirtió este pasada semana que no aceptará treguas de silencio ni estará "calladita" hasta el Consejo Nacional de diciembre, sino que explicará a la ciudadanía el origen de la crisis de CC, a la que se aferra porque los que deben abandonar son los que la deterioran. Los nacionalistas grancanarios alertan de "una peligrosa connivencia de unos pocos empresarios con unos pocos políticos".
....................................................................................................

Así lo afirmó este sábado el presidente de CC en Gran Canaria, Carmelo Ramírez, quien compareció junto a Román Rodríguez y Antonio Morales para informar del contenido de la Convención Insular de CC celebrada en la capital grancanaria con el apoyo del dirigente lanzaroteño Juan Carlos Becerra.

Los nacionalistas grancanarios aseguraron que no seguirán los pasos del CCN, cuya marcha es una muestra más de la crisis de CC y un elemento de debilitamiento para CC, cuya imagen entre los ciudadanos es "fatal", según aseveró Ramírez, quien consideró que la formación debe seguir pasos progresistas, adaptarse al nuevo escenario político y romper inmediatamente con el PP.

El dirigente nacionalista agregó que las decisiones tomadas este sábado se elevarán a los órganos de dirección de CC y se hablará con "firmeza y tranquilidad" para dar a conocer, entre otras cosas, que "la gente que está sentada en el Gobierno" no representa a la formación en la isla.

Una de las propuestas es que las organizaciones insulares avalen a su representantes en el Gobierno autonómico, y de aceptarse así, "CC en Gran Canaria no se siente representada por José Carlos Mauricio ni María del Mar Julios", como tampoco por el presidente Adán Martín debido al "divorcio" existente entre las decisiones del Ejecutivo y el interés público.

La naturaleza de la crisis nacionalista es de carácter político y las propuestas defendidas este sábado "son superadoras del visceralismo" que lleva a la Dirección de CC a afirmar que "el que discrepa a la calle" o a crear "gestoras porque no se controla alguna organización insular", añadió.

La organización, prosiguió, debe hacer "autocrítica" y es "evidente" que se necesita renovar a las personas, pero lo primero será establecer las "reglas del juego", entre las que destacó respetar la soberanía insular, lo que aseguró no contraviene el principio de defender el Archipiélago como región.

Román Rodríguez se refirió a la reforma del Estatuto de Autonomía y criticó que CC no tenga una postura definida que ofrecer al ciudadano, como sucede con el resto de los partidos españoles, sean nacionalistas o estatales.

Asimismo criticó que el Gobierno canario impulsara la creación de un comité de expertos que "está secuestrando en la práctica el debate" de la reforma, que debe "salir de los despachos" o pasará "sin pena ni gloria", alertó.

El Estatuto es la norma más importante de Canarias y abogó porque su modificación recoja un reordenamiento de la estructura institucional del archipiélago, de manera que el Parlamento canario, al igual que el Gobierno, alterne entre Gran Canaria y Tenerife porque, además, debe acabar la actitud de "lo mío es mío y lo tuyo lo compartimos", subrayó.

Asimismo se refirió a la defensa del interés público y consideró que el antiguo Hospital del Pino, de contar "con la mitad de la diligencia que el istmo, el sábado se abriría", y criticó las decisiones relacionadas con este asunto, el Casino de Gran Canaria o las referentes al Polígono de Arinaga.

Antonio Morales hizo por su parte una llamada a la "transparencia y la honradez" y alertó de la "peligrosa connivencia entre unos pocos empresarios y unos pocos políticos , al margen de ideologías y de compromisos sociales".
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres