Blogia
La Voz de Gran Canaria

Los comercios emblemáticos de Triana mueren ante la ofensiva de las franquicias

Los comercios emblemáticos de Triana mueren ante la ofensiva de las franquicias Durante la última década se ha acelerado el proceso de desaparición de los comercios emblemáticos de la calle mayor de Triana, mientras las franquicias y grandes cadenas crecen como hongos en los locales que dejan vacíos los negocios tradicionales.
....................................................................................................

El Palacio de los Juguetes y Bazar Nueva York han sido los últimos que han cerrado y Calzados Quesada tiene previsto clausurar el negocio dentro de ocho meses. En los dos últimos casos, el cierre se produce por la jubilación del fundador del negocio. Apenas algo más de una decena de comercios tradicionales sobreviven en Triana. Prudencio Lorenzo, presidente de la Federación de Comerciantes de Las Palmas (Fedeco), señala que detrás de la muerte de los viejos comercios se esconden tres causas fundamentales: la actualización de los precios de los arrendamientos de renta antigua, el relevo generacional y, sobre todo, la aparición de las franquicias y grandes cadenas. A todos estos factores hay que añadir el descenso de las ventas que se registra desde hace cuatro años debido al enorme endeudamiento de las familias, un elemento que no ha venido más que a dar la puntilla a los viejos negocios.

Según Lorenzo, los pequeños y medianos comercios no pueden competir con las franquicias y grandes cadenas, que compran a bajo coste grandes volúmenes de genero producido en países asiáticos y africanos donde la mano de obra es muy barata. "Para comprar los grandes volúmenes de productos", explica, "que les exigen en estos países tienen que tener una gran cadena de distribución y eso está generando una gran expansión de estas tiendas. Cada vez hay más cadenas y el pequeño comercio no puede respirar. Pero lo que está pasando en Triana es un fenómeno que se está dando en todas las calles comerciales de Europa".

Beneficios

Los grandes márgenes de beneficio que obtienen las franquicias les permiten pagar altos precios por los arrendamientos de los locales. Y éste es otro factor que está produciendo un alza en los precios de los alquileres. Un metro cuadrado vale 60 euros. Esto supone que por un local mediano de 100 metros cuadrados se lleguen a pagar hasta 6.000 euros, un coste inasumible para un comercio familiar. De hecho, el segundo factor que está incidiendo en el cierre de los comercios tradicionales es la progresiva actualización de los contratos de arrendamiento de renta antigua. "La ley", señala el presidente de Fedeco, "establece que en 2015 vencen todos los contratos. Muchos empresarios han optado por cerrar sus negocios y traspasarlos a las franquicias, porque saben que no podrán hacer frente a los precios de los alquileres". Para Fedeco, el segundo factor más importante en el cierre de los negocios es el relevo generacional. Las nuevas generaciones no están dispuestas a seguir con el comercio. A juicio de Lorenzo, entre el 50% y el 60% de las pequeñas y medianas empresas desaparecen con la segunda generación.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres