Blogia
La Voz de Gran Canaria

El Rector Manuel Lobo denuncia la discriminación inversora en la ULPGC del Gobierno de Canarias

El Rector Manuel Lobo denuncia la discriminación inversora en la ULPGC del Gobierno de Canarias El rector de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, Manuel Lobo, demandó este martes al Gobierno Autónomo "equidad" en el reparto de fondos entre las dos instituciones de educación superior del Archipiélago, por entender que no podrá exigirse un gasto racional si se paga más a La Laguna.

La petición del rector, formulada en su discurso de inauguración oficial del nuevo año académico, busca, según dijo, "un modelo sustentado en parámetros objetivos y equitativos para el conjunto del sistema universitario canario". "Lo cual -explicó- significa que, a iguales servicios prestados, iguales deben ser los costes financiados por la Administración pública, con independencia del peso que tengan los diferentes capítulos presupuestarios, con independencia de las prioridades que cada universidad se establezca en función de sus apuestas estratégicas". "Cualquier otro planteamiento que no parta de este principio básico de la equidad sería cuestionado, por manifiestamente injusto, tanto por la comunidad universitaria como por la sociedad a la que nos debemos, al tiempo que desacreditaría toda pretensión de introducir racionalidad en el sistema universitario canario", sentenció Lobo, que emplazó al Gobierno a una pronta respuesta.

"Confiamos en que estas cuestiones puedan quedar resueltas en breve, con la programación de la ficha financiera para los presupuestos del año próximo, ya a la vuelta de la esquina, y la culminación de las negociaciones del nuevo contrato programa para el periodo 2005-2008 y del nuevo plan de inversiones que ha de completar las infraestructuras y equipamientos de nuestros campus universitarios", fueron sus palabras.

Unas palabras a las que, al término del acto oficial, respondió el consejero de Educación regional, José Miguel Ruano, presente en la ceremonia, quien rebatió el parecer de Lobo afirmando, frente a él, que "esa equidad se ha producido" aunque él no lo vea así. Apuntó, no obstante, que, "quizá, el rector está hablando del peso de las plantillas, porque, seguramente, las plantillas de la Universidad de La Laguna son más antiguas y con mayor número de catedráticos, y ahí ha habido siempre un gasto superior de capítulo uno, o sea, de personal, en la Universidad de La Laguna". Añadió que como contrapartida, "sin embargo, el capítulo dos, el gasto corriente, ha sido mayor aquí", en Las Palmas de Gran Canaria, y aseguró que en el reparto de fondos de la Comunidad Autónoma entre una y otra universidad "ha habido siempre esa línea".

En alusión a esa cuestión, Ruano recalcó además haber "echado de menos, y -subrayó- quiero apuntarlo, que el rector, a la vez que ha hecho esa valoración, hiciera un balance del contrato programa que está terminando ahora". "Porque ése -declaró- es un contrato programa que suscribimos él y yo hace justamente cuatro años, y es un contrato programa que ha puesto, a la universidad canaria en general y a la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria en concreto, en las mayores cotas de desarrollo y financiación que hay en este momento en el conjunto del Estado". Como conclusión, el consejero dijo creer que será factible "llegar a acuerdos" que finalmente sean satisfactorios para todos, y advirtió de que la discusión sobre el reparto de fondos entre universidades es aún prematura, en tanto que no se ha fijado hasta el momento la asignación presupuestaria regional para Educación.

"Entiendo -dijo- el posicionamiento del rector, entiendo su preocupación, pero todavía no tenemos ni siquiera el escenario financiero para la Comunidad Autónoma el próximo año, que lo presentará el consejero de Economía y Hacienda el próximo martes en Consejo de Gobierno". "Y, consecuentemente, a partir de ahí ya tendremos la posibilidad de hacer números y establecer nuestra programación", finalizó Ruano.

El Rector remarcó sin embargo que pide "la financiación necesaria para que la ULPGC pueda continuar con sus aspiraciones de cara al futuro y la equidad "como un objetivo central a alcanzar en los servicios públicos que prestamos a la sociedad que nos financia". "Los recursos financieros que reclama la ULPGC no son para gastarlos de forma aleatoria y sin planificación, ni al albur de dádivas y presiones, sino que los necesitamos para invertirlos en infraestructuras adecuadas a la naturaleza de nuestras funciones, en equipamientos renovados que permitan disponer de las técnicas y soluciones más recientes y en servicios de creciente demanda que puedan ser atendidos sin estrangulamientos", aseguró.
A pesar de sentirse en ocasiones como miembro de una "orden mendicante ante el punto de desconfianza que observa en los poderes públicos", Manuel Lobo mostró su optimismo en el futuro. Aumentar la calidad de la Universidad y la adaptación al espacio europeo de enseñanza superior son otras de las preocupaciones de la institución puestas de manifiesto por el rector."
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres