Blogia
La Voz de Gran Canaria

Carmelo Vega, alcalde de Santa Brígida, un ejemplo de mala gestión y manipulación

Carmelo Vega, alcalde de Santa Brígida, un ejemplo de mala gestión y manipulación Carmelo Vega, Alcalde de Santa Brígida, incumple con los objetivos consensuados por la Mancomunidad de Medianías de Gran Canaria. Estos objetivos son, entre otros, el fomento de la agricultura ecológica, la recuperación de las tierras agrícolas abandonadas y su uso en agricultura ecológica. Estos objetivos traen implícitos el abandono en un futuro no muy lejano de los pesticidas.

La Concejala Verde del Ayuntamiento de Santa Brígida, Amalia Bosch, presentó una moción mediante la que se pedía que el Ayuntamiento se implicará en los objetivos de la Mancomunidad en materia agrícola, destacando que Santa Brígida, en concreto, ha perdido más del 57% de tierras de labor, hecho denunciado también por el Plan de Desarrollo Comarcal. A pesar de que la moción, tan solo se hacía eco de los objetivos explícitos e implícitos recogidos en el Plan de Desarrollo Comarcal, el grupo de gobierno en pleno, encabezado por D. Carmelo Vega, votó en contra de esta moción.

Por ello cabe señalar que lo que han hecho es votar en contra de lo que ellos mismos han ratificado en el Plan de Desarrollo Comarcal de la Mancomunidad de Medianías, mostrando así su falta de voluntad política de llevar adelante los objetivos marcados en el Plan de Desarrollo Comarcal

Por otro lado, y con respecto a la convocatoria de oposiciones para cubrir en propiedad dos plazas de Técnico de Administración del Ayuntamiento, estas plazas ya resultaron polémicas en su día, debido a que se impugnaron en el año 2002 por la composición irregular del tribunal examinador.

Obligado el Ayuntamiento por Sentencia 18 de febrero de 2003 a subsanar dichas irregularidades, el Alcalde dictó una Resolución (Núm. 966/04) mediante la que se modificó las bases de la oposición, con el único objetivo de evitar que Dña. Amalia Bosch Benítez, concejal por el Partido de los Verdes, forme parte del tribunal examinador.

En la menciona resolución, que cambia las bases de la oposición, se afirma literalmente que no hay “actualmente concejal alguno que tenga la titulación necesaria para formar parte del tribunal que juzgará estas oposiciones”. Afirmación absolutamente falsa, pues el Sr. Alcalde y toda la Corporación saben que hay una concejala, Amalia Bosch, que posee el título de licenciada, que cumple con las bases que la oposición establece para formar parte del tribunal. Por ello se muestra claramente que esta resolución ha sido dictada por Carmelo Vega debido a qye no cuenta con una persona de su confianza en el tribunal examinador.

Carmelo Vega ha mentido en una resolución relacionada con un proceso de selección de personal, para configurar un tribunal de su confianza, por lo que dicha concejala ha advertido en un escrito al Ayuntamiento de un posible delito de prevaricación, instando al Sr. Alcalde a que deje sin efecto la Resolución núm. 966/04 y la nombre de inmediato miembro del tribunal examinador.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres