Blogia
La Voz de Gran Canaria

El norte histórico de Gran Canaria

El norte histórico de Gran Canaria Si piensas que en Canarias no hay cultura estás muy equivocado. En la decimonónica Arucas, además de imponentes casas de piedra labrada, llama la atención la Iglesia de San Juan Bautista, un gigantesco un templo neogótico con torres que alcanzan los 30 metros y se ven desde cualquier punto de la ciudad, incluso a kilómetros de distancia.

La consutrucción de la Iglesia de San Juan Bautista se realizó gracias al dinero que los agricultores obtuvieron con el cultivo del plátano, muy popular en esa zona. El sugerente Jardín de Las Hespérides debe su nombre al gusto con el que se han combinado palmeras de todas partes del mundo, un lago de nenúfares e incluso una seta gigantesca. De aquí procede el popular Ron Arehucas, el más consumido de las islas. ¡No abandones las islas sin probarlo!.

La Virgen del Pino

En Teror se adora la imagen de la Virgen del Pino, Patrona de Canarias. Dice la leyenda que la Virgen se apareció en un pino en este mismo lugar y se le construyó un templo que se remonta al siglo XV, al igual que la talla de la Virgen, de la escuela sevillana. Si pasas un tiempo en Gran Canaria descubrirás que muchas de sus mujeres se llaman Pino. Ahora ya sabes por qué. Además del santuario, las casas con preciosos balcones tallados son una seña de identidad de esta bella población y una de las señas de identidad de la isla. Gáldar fue la antigua capital de los guanartemes, los reyes guanches, antiguos moradores de la isla. Aquí se pueden encontrar un buen número de yacimientos que nos revelan su arquitectura, costumbres y modo de vida. La Cueva Pintada muestra dibujos geométricos de vivos colores y nos adentra en la magia de esta cultura prehispánica.

Las Palmas de Gran Canaria y la panza de burra

La capital de la Isla fue durante años el destino turístico por excelencia hasta que, a finales de los 60, comenzó a desarrollarse el Sur de la isla. En cierto modo esto se debe a que las montañas no dejan pasar las nubes al Sur. Por lo tanto, mientras en el Sur hay sol los 365 días del año, Las Palmas de Gran Canaria (situada en el extremo norte) suele estar cubierta por unas nubes grises conocidas como panza de burra. Así el Sur ha recibido un gran impulso de desarrollo mientras que Las Palmas de Gran Canaria ha comenzado sólo recientemente a despertarse de un prolongado letargo. En los últimos años la ciudad ha experimentado una notable modernización en sus infraestructuras, pero manteniendo su sabor y su tranquilo modo de vida. En Vegueta, la zona histórica, los caserones de estilo colonial, cal y piedra nos hablan de su pasado. La Casa de Colón es un precioso palacete de estilo canario donde vivió de niño el cantante de ópera Alfredo Kraus. Hace años que fue transformado en museo. Nada induce a pensar al ver otro de los típicos caserones de la calle de los balcones de Vegueta, que alberga el Centro Atlántico de Arte Moderno, un modernísimo interior dedicado a sala de exposiciones de vanguardia. El Museo Canario, también en esta zona, alberga la más amplia colección de cráneos cromañón del mundo, momias de los guanches, aborígenes de las islas, y utensilios de su cultura.

Triana y el parque Doramas

Como Las Palmas de Gran Canaria es una ciudad longitudinal, es muy fácil orientarse. El mar siempre te servirá como punto de referencia. Sólo tenemos que avanzar para descubrir los lugares de interés. A continuación de Vegueta está la excelentemente restaurada calle de Triana. Esta popular calle comercial es peatonal y sus edificios de estilo modernista y vivos colores la dotan de un encanto especial. A medio camino hay un pequeño oasis conocido como el Parque Doramas en honor a uno de los mencéis o reyes guanches, y uno de los pocos pulmones verdes de la ciudad. A unos pasos se encuentra el elegante Hotel Santa Catalina que exhibe sus elaborados balcones canarios, y el Pueblo Canario, un lugar ideal para conocer la gastronomía y el folklore de la isla. Aquí se encuentra además el Museo Néstor, que almacena gran parte de la sugerente obra del pintor simbolista canario Néstor de la Torre.

De compras por el Puerto

En la zona del Puerto se extiende la playa de Las Canteras, de casi 3 Km. de largo, repleta de turistas en cualquier época del año, llueva o truene. A unos cuantos metros está la barra, una barrera de lava solidificada que convierte a esta playa en una enorme piscina natural y da cobijo a una curiosa fauna marina. El Puerto, con sus casas de colores chillones, es la zona comercial por excelencia. Las Palmas de Gran Canaria sigue siendo zona franca, por lo que los precios de perfumes, electrónica, óptica y objetos de importación (sobre todo de China e India) tienen precios muy interesantes. El modernísimo Centro Comercial de el Muelle y la Plaza de Santa Catalina son un par de lugares que merece la pena visitar para tomarle el pulso a la ciudad, comprar, relajarse o tomar una copa. Y el Auditorio Alfredo Kraus, diseñado por Oscar Tusquets, es uno de los pocos del mundo que permite disfrutar de un concierto cuyo escenario tiene como telón de fondo el mar.

Definitivamente Gran Canaria es una isla redonda.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

S.A (K)es -

somos las mejores y tenemos k hacer un trabajo de esto muxas gracias por tener esta web vean S.A(K)es es fabuloso.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres