Blogia
La Voz de Gran Canaria

El Gobierno de Canarias debe a los ganaderos grancanarios hasta 12 millones de euros de los últimos cuatro años

El Gobierno de Canarias debe a los ganaderos grancanarios hasta 12 millones de euros de los últimos cuatro años

Paulino Rivero intentó aplacar los ánimos el jueves pasado, cuando se desplazó a Fuerteventura a reunirse con el sector ganadero de la isla, al borde mismo de la ruina por el considerable retraso en el cobro de las ayudas del POSEI, un programa europeo al que también han de contribuir dinerariamente los gobiernos de España y de Canarias. Pero al que no contribuyen desde 2009, según denuncian los afectados.

La reunión fue tensa, pero entre el respeto de los presentes a la figura presidencial y la capacidad de Rivero para cautivar a sus auditorios allí donde va, la sangre no llegó al río. Es verdad que el presidente parecía sincero, especialmente cuando acabó reconociendo, al menos en un círculo restringido, que algo de culpa tiene el sector platanero, que sí cobra sus 120 millones puntualmente (10 veces más de lo que se le debe a los ganaderos) “porque tiene un lobby muy potente” `[y del que se beneficia fundamentalmente Tenerife y La Palma, donde gobiernan Coalición Canaria].

Un lobby ganadero hará falta, se plantearon algunos de los presentes, y es posible que de eso se hable este miércoles en la asamblea de todo el sector que está convocada en Gran Canaria al son de tambores de guerra. Los ganaderos no pueden más. Les adeudan cuatro años de ayudas, que superan los 12 millones de euros, y en algunas conversaciones hasta relatan el caso de un suicidio, el de un majorero que, tras regresar frustrado a casa de sus gestiones en Puerto del Rosario, dejó su sombrero junto a la alberca y se tiró a ella. Murió ahogado.

Los decididos a sobrevivir se endeudan y matan reses porque ya no tienen dinero para comprar pienso, lo que debilita la cabaña insular y amenaza con afectar seriamente a otras actividades aparejadas, como las fábricas de queso.

En Gran Canaria el problema es especialmente acuciante porque al impago de las ayudas se une el cierre de la vieja central lechera (Sialsa por último) decidida por el desastroso José Miguel Soria en su etapa de presidente del Cabildo Insular y de las queserías de La Aldea, lo que ha hecho caer la demanda de leche. Para colmo, los cereales han incrementado sus precios de manera alarmante en todo el planeta. Les contaremos mañana, porque la tensión es máxima.

CanariasAhora.com, 16-4-2013

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres