Blogia
La Voz de Gran Canaria

Tenerife (Infierno) versus Gran Canaria... ¡como siempre!

Tenerife (Infierno) versus Gran Canaria... ¡como siempre!

GRUPO DE OPINIÓN "TAMARÁN"

Nosotros los del Grupo "Tamarán", cuando recusamos las ideas de alguien de Tenerife (Chicharronia) no lo hacemos pensando en la, desgraciadamente exigua, minoría sana del pueblo de la Isla-Infierno, sino en la gran mayoría que es conocida como el Tenerife (Infierno) profundo, esa mayoría que está infecta por el complejo de inferioridad colectivo, consecuencia de la tradicionalmente diaria comprobación de la superioridad de Gran Canaria, en todo. Aceptar esto, que se desprende claramente de los estudios y estadísticas que se publican al cierre de cada ejercicio, es muy superior a sus fuerzas, no lo pueden soportar, cierran los ojos a una realidad que consideran dañina y reaccionan con el rencor que genera el cerril odio a Gran Canario y a los grancanarios.

Ese odio es el que con tanta fruición predica, azuza y saca a relucir, en su senil paranoia, el editorialista-Condestable que, domingo tras domingo, denigra a Gran Canaria a base de maquillar a su gusto la realidad política, tergiversar mendazmente la Historia, e inventar hechos que solo existen en su calenturienta mente. No nos cansaremos de repetirlo para colocar las cosas en su justo lugar: la Historia de las Islas Canarias no comienza en 1812, cuando políticos chicharrones -Tenerife (Infierno) versus Gran Canaria ¡como siempre!-, a base de influencias, lograron arteramente anular el acuerdo de las Cortes de Cádiz por el que se mantenía a la Ciudad Real de Las Palmas como Capital del Archipiélago, dignidad que venía ostentando desde finales del siglo XV, para adjudicarla al pueblo de Santa Cruz. Los grancanarios, encabezados por sus representantes políticos, nunca aceptaron tan ofensivo despojo. Gran Canaria jamás se rindió. Capeó como pudo el temporal que significaba el traslado del poder a Tenerife (Infierno) y los continuos agravios que de ello traían causa - Tenerife (Chicharronia) versus Gran Canaria ¡como siempre!-.

Tal situación duró hasta 1927 año en que la manifiesta y total superioridad de Gran Canaria, incrementada por la puesta en servicio e inmediato imparable auge del Puerto de La Luz, forzó al Gobierno de la Nación a dividir en dos la Provincia única de Canarias, con lo que Las Palmas recuperó, oficialmente, su nunca perdida categoría de Capital y volvió a colocarse a la cabeza del Archipiélago. Esto ha sido y sigue siendo la clave del problema y es origen y caldo de cultivo del complejo de inferioridad colectivo de la mayoría de chicharrones, así como del Pleito insular y es alimento del odio a Gran Canaria y a los grancanarios de ese Tenerife (Infierno) profundo del que es destacado líder el editorialista-Condestable, que actúa, conscientemente, en contra de la construcción de esa región autónoma en que muchos hemos y estamos pensando -Tenerife (Chicharronia) versus Gran Canaria ¡como siempre!--.

Y este es el individuo, ardoroso luchador en contra de una Canarias unida, que con asombrosa unanimidad de todos los partidos políticos, ha sido propuesto por el Cabildo de Tenerife (Infierno) para Premio Canarias. El editorialista-Condestable se atreve a decir "esto que estamos viendo es un nuevo episodio de la lucha de siempre: (Gran) Canaria contra Tenerife. incluso, (Gran) Canaria contra el resto de Canarias. Y la primera consecuencia, de salir la isla redonda vencedora de esta pelea subterránea, será la ruptura del equilibro interinsular, alzándose una sola isla con la hegemonía sobre el resto. El ataque contra Tenerife viene de largo, concretamente de 1927, cuando unos políticos de allá con influencia en Madrid consiguieron que lo que era hasta entonces la Provincia única de Canarias, con capital en Santa Cruz de Tenerife, se convirtiera en una región biprovincial con dos capitales".

Todo esto parece un bello cuento pero, la realidad histórica es que los políticos de Tenerife (Chicharronia), desde la época en que, indebidamente, consiguieron la capitalidad del Archipiélago, intentaron, sin conseguirlo, consolidar a favor de su isla la hegemonía de Canarias, saqueando a todas las demás, especialmente a Gran Canaria, a la que por todos los medios pretendieron desmantelar y decimos sin conseguirlo, porque prueba de ello es que en 1927 la perdieron definitivamente, pese a los intentos de rescatar lo que nunca había correspondido a Santa Cruz y así en 1931, durante los debates previos a la promulgación de la Constitución de la República española, maniobraron burdamente para recuperar la capitalidad única, maniobras que desbarató el Diputado D. Juan Negrín López -Tenerife versus Gran Canaria ¡como siempre!-.

Continúa la pseudo-encíclica del pasado domingo día 24, pontificando "los canariones han descubierto prácticamente sus intenciones de asaltar la Alcaldía de Santa Cruz e, incluso, se atreven con una importante entidad financiera que representa lo más querido de Tenerife y su provincia. Enfangados como están por el caso de Telde pretenden revolcar a los demás en su lodo".

Los delirios paranoicos dan mucho de si. ¿De dónde habrá sacado el editorialista-Condestable que alguien de Gran Canaria pretenda hacerse con la Alcaldía de Santa Cruz?, ¿para qué?, ¿para terminar los "refritos" de la remodelación de la Plaza de España, o de abrir la Ciudad al Puerto, o tantos otros de menor cuantía?, ¿y quién quiere hacerse con esa supuesta entidad financiera?. La realidad es que el "fango" de Telde parece ser cosa de ratoncitos paridos por los montes, comparado con el alud que, supuestamente, se les viene encima a determinados políticos chicharrones. Lo dicho: Tenerife versus Gran Canaria...¡como siempre!.

Información de: El independiente de Canarias, 28-12-2006

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres