Blogia
La Voz de Gran Canaria

Gran Canaria indefensa ante los incendios forestales mientras Tenerife adquiere las últimas tecnologías

Gran Canaria indefensa ante los incendios forestales mientras Tenerife adquiere las últimas tecnologías El Centro Coordinador de Medioambiente informó que el incendio forestal declarado en la zona de Ayacata en Gran Canaria, el pasado día cinco de agosto, tuvo escasas consecuencias. Sin embargo, Gran Canaria -pese a su escasa superficie forestal- sigue teniendo la mayoría de los incendios de Canarias. Por el contrario, Tenerife ha adquirido los mejores medios para la lucha contra el fuego.
..................................................................................................

El fuego en la corona forestal grancanaria se había declarado el pasado día 5 en las cercanías de los Llanos de la Pez, una zona donde abundan los pinos. Una vez recibida la noticia, miembros del Centro Coordinador de Medioambiente se desplazaron hasta el lugar para combatir las llamas. En la labor participaron dos helicópteros y dos camiones del retén contraincendios de la gaurdia forestal de Artenara.

Las mismas fuentes aseguran que el fuego comenzó en una pequeña hoguera de quema de rastrojos y pronto pudo ser controlado. Hace apenas dos semanas, Gran Canaria se vio afectada por varios incendios que se produjeron de forma casi simultánea, por lo que este de Ayacata no es el primer fuego que se declara en el verano de 2005 en la Isla.

El Cabildo de Tenerife adquiere dos nuevos vehículos para combatir los incendios forestales

La angustiosa situación de Gran Canaria, donde apenas se repuebla nada, casi toda la zona sur está convertido ya en un desierto polvoriento y los incendios se suceden uno detrás de otro, contrasta con la provincia de Santa Cruz de Tenerife, donde el Gobierno de Canarias invierte casi todo su presupuesto en material de Medio Ambiente.

Como ejemplo del numeroso personal y medios técnicos que las islas occidentales poseen para la mejora de su arbolado y la lucha contra el fuego está el hecho de que el Cabildo de Tenerife dispone este mes de dos nuevas autobombas forestales que tienen tracción 4x4 y están especialmente diseñadas para intervenciones contra incendios en áreas forestales y rurales y que han tenido un coste superior a los 300.000 euros. Estas dos unidades que se incorporan al parque móvil que dispone la Corporación insular para la lucha contra el fuego forestal disponen de una cisterna de agua de 4.000 litros y una bomba de agua de gran caudal en baja y alta presión.

La principal novedad de estos vehículos consiste en que van equipados con un sistema de barras de protección de la cabina con dispositivo de boquillas rociadoras del entorno como protección ante fuegos de proximidad o para vadear zonas ya quemadas que presenten restos de incendio sin sofocar totalmente. El sistema incorpora diez boquillas pulverizadoras fijas en entorno superior de la cabina y una sobre cada rueda que impulsan agua a través de la bomba contra incendios.

Otra de las características novedosas de estas autobombas forestales se centra en las cabinas. Uno de los vehículos dispone de una cabina doble, con capacidad para siete personas, volteable y que dispone de abatimiento hidráulico con sistema de doble seguridad antidescenso en cilindros y barra de seguridad, para asegurar su posición durante las operaciones de mantenimiento. La cabina del otro es sencilla, para tres personas, y dispone de las mismas características técnicas. Ambas unidades han sido carrozadas por la empresa PARSI, una entidad mercantil que dispone de la norma de calidad ISO 9001.

Los dos nuevos vehículos incorporados por el Cabildo disponen de una cisterna de agua con capacidad de 4.000 litros, construida en acero inoxidable y apta para transporte de agua potable. Está fijada al sobrebastidor a través de puntos elásticos originales para que ninguna deformación del chasis se transmita a la cisterna y, al mismo tiempo, completamente desmontable con sujeciones inferiores que tienen los encajes necesarios para evitar desplazamientos de la carga en cualquier sentido.

Las bombas contra incendios están construidas en bronce marino resistente a la corrosión y a cualquier clase de agua, incluso marina o salobre, compacta y con bombas independientes montadas sobre ejes distintos que permite el funcionamiento en alta presión solamente cuando sea necesario, de forma que una eventual avería en alta no inutiliza la unidad para seguir trabajando en baja presión. Las funciones del circuito hidráulico consisten en lanzar agua aspirando de la cisterna, lanzar agua aspirando del exterior, lanzar agua aspirando del exterior y simultáneamente llenar la cisterna y lanzar agua por cualquier salida de presión, con el vehículo parado o en movimiento.

La incorporación de estas dos autobombas pesadas aumenta a 36 los vehículos que dispone el Cabildo de Tenerife en la lucha contra los incendios forestales. Estas dos unidades se incorporan a las catorce que existían de primer ataque. Además, la Corporación insular cuenta con cuatro nodrizas, trece disuasorios, un vehículo del puesto de mando avanzado y dos especiales de alta movilidad táctica.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres