Blogia
La Voz de Gran Canaria

El editorialista malabarista atisba reacciones efectivas... pero no olvida

El editorialista malabarista atisba reacciones efectivas... pero no olvida G. TAMARAN*

El domingo, 1 de mayo, nos cuenta el editorialista dominguero: “Parece que reacciona el consejero de Infraestructuras del Gobierno de Canarias, el palmero Antonio Castro Cordobez, quien, además de reconocer que las cosas se han hecho mal… ha manifestado que la administración autonómica va a hacer, sin dilación, y de una forma u otra, las cuatro o cinco grandes carreteras prometidas, entre las que se encuentra el anillo insular… y olvidarse, de momento, de las vías del Norte de G.Canaria y de otros proyectos. Y no es un acto de egoísmo, que esa actitud ya la tienen sobradamente reconocida los canariones, sino de justicia… por los años de retraso que llevamos en Tenerife en relación a G.Canaria en materia de infraestructura y de sanidad”.

La inclusión del “anillo” es noticia vieja, pero el zorrocloco editorialista es una veleta, que a quien ataca una semana a la siguiente ensalza, o a la inversa, como en el caso de Castro Cordobez, y que utiliza, como una de sus técnicas de combate, el asustar a sus políticos con la amenaza de campaña en contra, en su poderosísima (en Tenerife) empresa multimedia El Día, para que en las próximas elecciones que tengan lugar no salgan elegidos. Dudamos que lo consiga con el político palmero, lo que no sabemos es si éste también lo duda.

Puede que Tenerife lleve años de retraso con respecto a Gran Canaria como asegura el taimado editorialista, cuando se utiliza dinero propio, pero no con el de los demás, como en el caso de las carreteras, donde no les falta sino un pizco para terminar el famoso “anillo insular” -que tan vehementemente reclama se haga antes que acondicionar nuestra vía Norte- para unir las magníficas autopistas Norte y Sur. O en sus aeropuertos, transoceánicos e internacionales que tiene, nada menos que dos en la islita y que seguro figura en el libro Guinness de los records, exclusivamente por tal motivo.

Ni en Sanidad, donde Tenerife parte de una mejor situación inicial, con un Hospital Universitario que en Gran Canaria –bastante hemos logrado con tener Universidad- no poseemos. Nuestro Hospital de Gran Canaria Doctor Negrín cuenta con una dotación sanitaria para el cuarenta por ciento de su capacidad; no hay recursos para más.

El persistente y malabarista editorialista continúa con las amenazas a su gente cuando larga lo que sigue: “Hay malestar en Tenerife y sensación de engaño… la muy penosa y perversa Televisión Canaria… sigue al servicio de Las Palmas, con alguna migaja para mortificar más a esos barrios de la capital gcanaria llamados Santa Cruz y Tenerife”. Los tres presidentes tinerfeños perderán su credibilidad y tal vez las urnas si no equilibran la programación… Lo repetimos, la TvC tiene endemoniados a los tinerfeños”.

Pobrecita la TvC. A quién se le ocurre ponerse al servicio de Las Palmas de Gran Canaria y endemoniar, por ello, al noble pueblo tinerfeño que tiene de portavoz al ínclito (se lo cree él) editorialista del periódico “muchísimo” más leído de Tenerife, que por algo será, y, que además, posee dos cadenas de televisión locales en la isla trasera. Ya se sabe, nada es veneno y todo es veneno, depende de la dosis y aquí hay mucha.

Continúa el majadero editorialista con la misma cantinela: “En los últimos años se ha producido un claro desequilibrio –uno más- en las inversiones de carácter cultural entre G.Canaria y Tenerife que aún no se ha corregido… Tenerife está por encima de G.Canaria en numerosos sentidos, casi en todos, y, además, damos votos a los gobernantes. Si no se atiende a la Isla, los tinerfeños retirarán esos votos. Ojo al 2007”.

Será para atender a razones, por lo que la concuñadísima viceconsejera de Cultura, Sra. Pérez López, tinerfeña de pro, está desmantelando media Gran Canaria. Organismos tan importantes y nombrados como Socaem han dejado la “isla tercera” y se han trasladado a la isla trasera. Se acabó el dinero de la Consejería de Cultura y no queda nada, para el WOMAD, para el teatro Pérez Galdós, para el teatro Guiniguada… y sí queda, para el teatro Guimerá, para el teatro Leal de La laguna… Suponemos que para corregir los desequilibrios del editorialista lunático.

En definitiva el, aparentemente senil, taita editorialista hace desternillarse a los grancanarios, con un regusto amargo, pues fustiga, coacciona y humilla a los políticos tinerfeños y trata de envenenar a sus muchos lectores seguidores con un complejo de inferioridad que, entendemos, no les corresponde.

Seguro que seguiremos con el comentario semanal de tan marxistas, de Groucho, editoriales…
....................................................................................................

* El Grupo Tamarán es parte integrante del Grupo de Opinión Tamarán y está constituido por diversas personas. En esta ocasión lo encabeza Miguel Curbelo Navarro.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres