Blogia
La Voz de Gran Canaria

Los aborígenes de Gran Canaria basaban su economía en la división de trabajo

Los aborígenes de Gran Canaria basaban su economía en la división de trabajo Un estudio de los dientes de 585 individuos en representación de la población aborigen en Gran Canaria ha reconstruido el modelo dietético y nutricional que tenían y demuestra que había un régimen económico estable, basado en la división del trabajo y en la especialización de algunas mujeres.
....................................................................................................

Durante seis años la arqueóloga Teresa Delgado ha investigado la antropología dental de una amplia serie poblacional prehispánica que fuera representativa de la sociedad con un total de 585 sujetos procedentes sobre todo de los yacimientos de Guayadeque (Agüimes- Ingenio), Acusa (Artenara), Cuevas del Rey (Tejeda), El Agujero (Gáldar) y Santa Lucía (Santa Lucía).

El estudio parte de una muestra de 585 maxilares y 501 mandíbulas del Museo Canario y revela que la antropología dental es, según Delgado, un "fiel reflejo de la complejidad social de esa población que se materializa en las desigualdades de género en el acceso a los alimentos, en la existencia de una división social del trabajo y en la especialización productiva de algunas mujeres".

Delgado explica en una entrevista que "sólo cuatro mujeres sobre el total de los examinados tenían piezas dentarias que mostraban desgastes vinculados al empleo de la boca en actividades no masticatorias relacionadas con el trabajo de fibras vegetales, materias animales blandas y productos elaborados a partir del junco o la piel".

Estos "extraños desgastes" se producían, a su juicio, por el trabajo de un "material de escaso porte y naturaleza flexible, que sería pasado de forma repetida y continua por las superficies de determinados dientes siguiendo una trayectoria lineal" o respondía a "la sujeción con los dientes de un elemento objeto de manipulación", explica.

Los modelos de caries, desgaste o sarro apuntan "inequívocamente hacia unas prácticas substanciales de base agrícola generalizadas para buena parte de la población", según Delgado, quien considera que los resultados son coherentes entre sí y se integran con otras interpretaciones de las fuentes etno-históricas.

Por ello, la investigación en salud oral confirma que el eje central del sistema socio-económico lo constituye la agricultura, en torno a la que se articulan otras actividades como la ganadería, más intensa en las áreas de medianías e interior, y la pesca en el entorno costero, que "complementan el aporte nutricional de los productos cultivados", explica.

Según la arqueóloga, del análisis se desprende que "la variedad bio-geográfica del entorno insular conlleva una territorialidad en la explotación de algunos recursos", pero "no existían dos economías distintas, sino que se trata de asegurar un modelo agrícola capaz de generar un plusproducto para abastecer a la mayoría de la población".

Así, las prácticas económicas garantizaron un regular abastecimiento de nutrientes, por lo que había un "modelo productivo plenamente consolidado, sin que ello signifique que toda la población tuviera acceso a la misma cantidad y calidad de alimentos", afirma.

Delgado subraya que "no hay una determinación ecológica de la dieta, que no está en función de las características del medio ambiente". En este sentido, uno de los interrogantes de los expertos es "cómo es posible que haya una dependencia tan generalizada de la agricultura cuando no toda la isla es igualmente apta para la producción cerialística".

Esto se resuelve, a entender de la arqueóloga, mediante "la materialización de un sistema de distribución supraterritorial que engloba todo el marco insular y que es el responsable de generar una imagen arqueológica homogénea en lo que se refiere al régimen alimenticio de base agrícola".

El modelo de salud dental de la comunidad prehispánica grancanaria "permanece sin grandes variaciones con una fuerte dependencia de los cereales en los distintos estadios de la vida" y las consecuencias en su salud representan "una labor de especial interés porque es el reflejo de la estabilidad de un modelo económico", destaca.

En los últimos años la bio-antropología ha proporcionado un importante volumen de datos, pero "no por ello puede decirse que se trata de una vía agotada para ahondar en algunas de las pautas esenciales que determinaron las formas y condiciones de vida de la población prehispánica canaria", apostilla Teresa Delgado.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres