Blogia
La Voz de Gran Canaria

El Cabildo declara en "ruina inminente" el Estadio Insular por tercera vez en cinco años

El Cabildo declara en "ruina inminente" el Estadio Insular por tercera vez en cinco años El Cabildo de Gran Canaria ha redactado en 24 horas un informe de su departamento de Patrimonio en el que se declara "ruina inminente" el Estadio Insular, que este domingo pretende ser utilizado por las peñas amarillas para seguir a través de una pantalla gigante de televisión el partido entre Universidad y Las Palmas. Es la tercera vez, desde 1999, que el Cabildo advierte del riesgo de desplome inminente del inmueble que está catalogado como edificio protegido.

La redacción del informe del Cabildo fue este miércoles comunicada verbalmente a la Unión Deportiva Las Palmas, después de que el lunes se pidiera al club permiso para una inspección policial, con la justificación de que indigentes e inmigrantes estaban accediendo al recinto, por medio de dependencias que no pertenecen a la UD, de manera ilegal, según confirmaron tanto fuentes de la entidad amarilla como de la corporación insular.

La inspección se realizó el martes, pero en vez de acudir técnicos de servicios sociales o de seguridad, el Cabildo se presentó con un técnico en construcción y obras, para 24 horas después redactar un informe, firmado por un topógrafo, en el cual se declara la "ruina inminente" del inmueble en el que las peñas de la UD Las Palmas han decidido instalar una pantalla gigante para seguir el partido del domingo de su equipo con el Universidad.

Además, la decisión de declarar en ruina el Insular, que es la tercera que se hace desde la Casa Palacio desde 1999, coincide con la intención del grupo de gobierno de José Manuel Soria de cerrar cuanto antes el recinto deportivo para derribarlo y construir sobre su solar un parque urbano con equipamientos comerciales.

Fuentes del Cabildo consultadas por este diario aseguraron a este diario que la declaración de ruina del Insular no debe de coger por sorpresa a nadie, ya que tanto la Unión Deportiva como los propietarios de los locales arrendados en los bajos del estadio "han recibido comunicación del Cabildo desde antes del verano, solicitando su desalojo, porque está previsto construir en ese solar", como ha venido adelantando el propio José Manuel Soria ante la insistencia de la UD Las Palmas de no abandonar la que ha sido su casa desde 1949.

Sin embargo, esta versión del Cabildo se contradice frontalmente con la ofrecida desde la UD Las Palmas y por parte de algunos responsables de los locales comerciales, que admiten haber recibido notificación de desalojo "porque se tiene planeado un proyecto urbanístico nuevo en la zona, pero nunca nos han noificado que debemos abandonar el inmueble porque esté en ruina inminente".

La declaración de ruina coincide en el tiempo tanto con la pretensión de las peñas de utilizar la grada Naciente del Insular como protesta popular ante el acoso institucional que sufre el histórico club de fútbol, como con la intención de la UD Las Palmas de, al dejar el Cabildo en papel mojado el convenio de uso y explotación del estadio de Gran Canaria firmado en 2003, atrincherarse en el Estadio Insular.

Con anterioridad, en 1999 un informe del Cabildo debido a la filtración de aguas desde las gradas a los locales comerciales, concluía que "existen indicios evidentes de que pueda producirse algún siniestro de imprevisibles consecuencias, incluso con peligro para la vida de las personas, determinándose como causa principal el haberse efectuado la fijación de las butacas de la grada Naciente mediante perforaciones sin la debida protección para la filtración de aguas".

En aquel momento se recomendó el cierre parcial o total del Estadio Insular, que se mantuvo abierto, tras la aplicación de una capa impermeable, durante os temporadas consecutivas en Primera División y la primera de las que militó en segunda División tras el descenso de 2002, hasta el traslado al nuevo estadio la temporada pasada.

Además, en 2001, según han asegurado fuentes del Cabildo a este diario, los técnicos insulares emitieron un nuevo informe en el que se declaraba "ruina inminente" al inmueble, "pero ese informe los técnicos aseguran que no llegó a Presidencia del Cabildo", cargo que ocupaba en aquel momento la popular María Eugenia Márquez.

En estos días, el Cabildo ha contratado un nuevo servicio de seguridad privada basada en la mencionada supuesta entrada de indigentes al recinto. Dos agentes de seguridad vigilan unas dependencias anejas situadas en la esquina de la grada naciente con la sur.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres