Blogia
La Voz de Gran Canaria

¿El fin de la pesca en la Provincia de Las Palmas?

¿El fin de la pesca en la Provincia de Las Palmas?

La pésima política llevada a cabo en las últimas décadas por los sucesivos gobiernos españoles y la política claudicante de estos con respecto a la pesca frente a Marruecos, ha hecho que la rica pesca tradicional canarias -que en sus cuatro quintas partes estaba compuesta por marineros, armadores y buques de Gran Canaria, Lanzarote y Fuerteventura- haya prácticamente desaparecido y el antiguo banco pesquero "canario-sahariano" pueda hoy llamarse banco pesquero "marroquí".
..................................................................................................

La finalización del anterior acuerdo pesquero entre la Unión Europea y Marruecos, que expiró en 2001, no sólo originó la desaparición de buena parte de la flota canaria, sino que posteriormente ha provocado el aumento de la competencia de los productos pesqueros marroquíes, que copan cotas cada vez mayores del mercado canario. Una situación en la que también habría influido la debilidad de una flota poco modernizada, el 58% de los barcos tienen más de treinta años, y el retroceso registrado por la industria de transformación de la producción local.

Estas conclusiones forman parte de un informe preliminar que elabora la consultora Ernst&Young para la Dirección General de Pesca de la Comisión Europea sobre la situación del sector pesquero en las siete regiones ultraperiféricas, con el objetivo de tomar nuevas medidas en el periodo 2007-2013. A este primer avance, seguirá en los próximos meses una segunda parte que servirá para la modificación del Programa de Opciones Específicas por la Lejanía y la Insularidad (Posei) en su apartado pesquero, que expira a finales de 2006, y para analizar la eficacia de las ayudas europeas destinadas al sector durante los últimos cuatro años.

REESTRUCTURACIÓN. Según constata este primer avance, tras la finalización del anterior acuerdo con Marruecos, Canarias se habría visto obligada a reestructurar y a reducir a la mitad su flota cefalopodera, a ceder parte de la flota pelágica -especialmente a armadores marroquíes- y a modificar la flota artesanal dedicada a la pesca del atún. Una situación que habría dejado en el archipiélago una flota anticuada -el 58% de los barcos tendrían más de 30 años y principalmente de madera-,artesanal, y de menos de 12 metros de eslora (el 90% de la flota sería de este tipo).

El informe detecta también "problemas en la calidad de las capturas", una debilidad de "proyectos emergentes en el marco de los nuevos acuerdos de pesca con Marruecos", y el "desarrollo de una flota recreativa que practica una pesca informal difícil de evaluar". Pero, sobre todo, constata la difícil situación de un sector que pierde terreno a medidas que pasan los años ante la coyuntura existente.


La producción local pasó de 90.000 a sólo 19.000 toneladas en una década

La producción pesquera canaria, y especialmente la producción local e industrial, se encontraría "a la baja" desde la finalización del anterior acuerdo entre la UE y Rabat. Tendría que hacer frente a "fuerte competencia de los productos marroquíes", mientras el consumo local estaría ya abastecido en su mayor parte (55%) por productos congelados importados.

Según los datos aportados en el informe, si en 1994 la producción local sumaba un total de 90.000 toneladas, diez años después apenas alcanzaba las 19.000. Una producción "insuficiente" a todas luces para satisfacer el consumo interno que se cifra en 16,7 kilos por habitante y año, ligeramente inferior a los 22 kilos de media que registran las siete regiones ultraperiféricas. Entre los elementos positivos, sin embargo, destaca en el caso de Canarias un aumento de la acuicultura cuya presencia habría pasado de las 500 toneladas en 1998 hasta las 3.000 en 2004.

Pero al margen de debilidades y amenazas, el informe también expone las oportunidades del sector. Así, los expertos reconocen la riqueza de las aguas internacionales cercanas a Canarias, especialmente en materia de túnidos con un alto valor comercial y los proyectos para desarrollar una pesca de aguas profundas. Asimismo, valoran de forma positiva las infraestructuras disponibles en el Archipiélago, tanto para la pesca industrial como artesanal, y el centro portuario de Las Palmas de Gran Canaria como generador de actividades portuarias y logísticas. No obstante, critican la atomización de equipamientos en las siete islas del Archipiélago y las dificultades para organizar y controlar las actividades pesqueras.

Entre los puntos fuertes del sector, el informe técnico apunta también al sistema de seguimiento de las cofradías, el hecho de que el mercado de consumo vaya en aumento gracias al turismo, el dinamismo del sector industrial y de transformación, y el aumento del sector de la acuicultura (13%). En cuanto a la situación de los pescadores, aunque valora los esfuerzos para profesionalizar el sector, lamenta el poco atractivo que supone y la reducción de efectivos en los últimos años. Precisamente, Canarias sería una de las regiones ultraperiféricas con menos empleados en este sector.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres