Blogia
La Voz de Gran Canaria

El balandro Tirma, declarado Bien de Interés Cultural

El balandro <i>Tirma</i>, declarado Bien de Interés Cultural Un símbolo deportivo grancanario, el balandro Tirma, construido por carpinteros de ribera en 1910 en el varadero capitalino de San Telmo, ha sido declarado este martes Bien de Interés Cultural (BIC) por parte del Consejo de Gobierno de Canarias.
..................................................................................................

En el acuerdo se señala que el balandro de Tirma es una de las reliquias náuticas más perfectas del siglo XX en Canarias y se trata de una embarcación en la que confluyen dos líneas, la estética y la artesanal, que lo convierten en una obra singular en su género.

Los planos, diseñados por el ingeniero inglés Mr. Georges, que "asombraron por su belleza y armonía de líneas obedeciendo a los más puros cánones de la construcción naval inglesa de su tiempo, fueron materializados por el carpintero de ribera José González", se señala en el acuerdo.

El Consejo de Gobierno agrega que José González, "a pesar de los rudimentarios medios con los que contaba, hizo una obra perfecta, poniendo a gran altura la arquitectura naval en Gran Canaria".

El Tirma, con sus distintos aparejos para adaptarse a las corrientes de diseño de cada época, causó siempre admiración por su espectacular forma de navegar, convirtiéndose desde su incorporación al Real Club Náutico de Gran Canaria en 1911, en el buque insignia representante de la Sociedad en cuantos pruebas tuvo ocasión de participar.

Al no existir en la isla centros para la enseñanza de la navegación a vela, durante más de medio siglo el Tirma fue el único buque escuela donde varias generaciones de grancanarios aprendieron a navegar, saliendo de su aula flotante los maestros que formaron al "extraordinario plantel" de campeones olímpicos que han puesto a Gran Canaria a la cabeza del deporte español de la vela.

Sin el Tirma, agrega el Consejo de Gobierno, tal vez el más antiguo de Europa entre los barcos de su clase, no se concibe el desarrollo del deporte náutico en Gran Canaria, y su larga historia náutica, que aún permanece viva.

Explica que si a dicha historia se le añaden sus cualidades estéticas y el activo papel que realizó en el reforzamiento de las relaciones interinsulares, el Tirma puede considerarse como una pieza más del patrimonio canario, como soporte de la identidad atlántica e isleña en la que se afianza la condición cosmopolita y la vocación universal del Archipiélago.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres