Blogia
La Voz de Gran Canaria

José Manuel Soria, cómplice de la discriminación presupuestaria del Gobierno canario con respecto a Gran Canaria

José Manuel Soria, cómplice de la discriminación presupuestaria del Gobierno canario con respecto a Gran Canaria Tanto en su etapa como Alcalde de Las Palmas de Gran Canaria como en la actualidad, en que ejerce el cargo de Presidente del Cabildo Insular de Gran Canaria, José Manuel Soria, diputado regional por Gran Canaria y presidente del Partido Popular en Canarias -socio del Gobierno de Canarias, presidido por ATI-Coalición Canaria-, ha permitido la discriminación de Gran Canaria en los presupuestos elaborados por el ejecutivo regional.

El anterior portavoz del grupo político municipal del PSOE en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Sebastián Franquis, le acusaba en su etapa como alcalde de haber sido “cómplice” en el recorte del presupuesto general de la Comunidad Autónoma de Canarias a la capital, que, según los socialistas, es de 2.100 millones de las antiguas pesetas en un solo año. En su momento también la concejala independiente Rosario Chesa pidió al primer edil que “juegue a defender la ciudad” y reivindique para el municipio parte de los 90.000 millones innominados que prevé el Gobierno autónomo para el año 2000.

Por contra Marino Alduán, portavoz de Coaliciónn Canaria, evitaba criticar los presupuestos asignados por el Gobierno de Canarias a nuestra capital y aseguraba que éstos “atienden a las necesidades de la ciudad”. Sobre el recorte, cifrado en más de 1.000 millones de pesetas si se incluye la prefinanciación a cargo del Ejecutivo de la Variante de Tafira, o de 2.100 millones si se tienen en cuenta las cifras del presupuesto consolidado de la Comunidad Autónoma para 1999, el concejal nacionalista recordó que para el próximo ejercicio han dejado de contabilizarse inversiones de obras importantes ya realizadas, como el hospital General de Gran Canaria "Doctor Negrín" o tres institutos en Tamaraceite, Siete Palmas y San Lázaro, además de la Escuela de Artes Aplicadas.

Pero fue el socialista Sebastián Franquis el más contundente de los tres portavoces de la oposición municipal. El concejal del PSOE asegura que José Manuel Soria es “cómplice de la dejación del Gobierno canario con la ciudad al aceptar estos presupuestos, ya que no sólo no los critica, sino que además participó de ellos como alcalde y como presidente del PP canario, estando más preocupado del reparto de cargos en el Ejecutivo regional que de defender unas partidas presupuestarias dignas, como merece la primera ciudad del Archipiélago”.

Franquis afirma no entender “cómo en una etapa económica en la que el PP afirma que todo va bien el Gobierno regional de CC y PP, con un presupuesto para el año 2000 de 630.967.405.000 pesetas, puede recortar en más de 2.000 millones las inversiones destinadas a nuestra ciudad”, por lo que el portavoz del PSOE se pregunta “si el presidente del PP de Canarias considera que nuestra capital no tiene necesidad de nuevas inversiones o es que carece de nuevos proyectos donde invertir”.

Al mismo tiempo, Sebastián Franquis califica de “preocupante” la gestión de Soria como alcalde en cuanto a inversiones públicas se refiere, ya que “no sólo no es capaz de conseguir financiación europea y estatal, sino que además pierde una suculenta cantidad de dinero por parte de la Comunidad Autónomo, y esto a pesar de haber negociado con CC los presupuestos para el año 2000”.

Los concejales socialistas están dispuestos a pedir, a través de su grupo parlamentario en la Cámara regional, enmiendas al presupuesto autonómico para que se incluyan partidas para proyectos como los parques urbanos de San José del Álamo y de La Música, así como distintos equipamientos sociales.

Rosario Chesa, mientras, profundizó en la circunstancia de que el PP, que preside el propio José Manuel Soria, se encuentre representado en los gobiernos regional, insular y municipal, por lo que “nunca ha tenido mejor situación el Ayuntamiento para obtener recursos externos como ahora”.

La edil independiente pidió públicamente a Soria que “juegue el papel de alcalde que le corresponde y defienda a la ciudad”, reivindicando “parte de los 90.000 millones de pesetas innominados del presupuesto para el municipio”. Chesa acusó a la primera autoridad capitalina de “defender a su partido” y no a la capital; no sólo en el caso de la financiación regional, sino también a través de los fondos europeos y del plan extraordinario de inversiones del Cabildo de Gran Canaria, “que está paralizado”, dijo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres